Diario Judío México - Ha estado su apellido a acaparar inmediatamente mi interés, me evoco el recuerdo de  mi amado abuelo italiano aquél que escribía el trinomio de sus apellidos, poco usual en este país Italia, en voz alta lo pronuncié como evocando su recuerdo Rudellat, así llegó la historia de nuestra heroína que vivió durante la segunda guerra mundial, ella fue Yvonne Claire Rudellat, apellido adoptado por su matrimonio con Alex Rudellat, ciudadano Británico, nacido en Italia.

Nacida en Cerneau (Francia) con el nombre Yvonne Claire Vialliot el 11 Enero 1897.

Es así que mi atención fue llevada entre fantasmas, conquistada aún más al momento en que me iba introduciendo en la historia valerosa de Yvonne Claire Rudellat, correo en la sección francesa del servicio secreto británico, bajo cobertura usando el alias de Jacqueline Gauthier, hago el alcance de no saber si pertenezco a la rama de su marido Alex Rudellat, pero algo me hizo sentirme ligada a su existencia, será ese fuerte desafió de mujer luchadora por la dignidad y el derecho del ser humano. Ella, una atípica señora con una trayectoria de protagonista en fechas bélicas. Fue reconocida como la primera mujer enviada en misión militar secreta desde Inglaterra a Francia en 1942 cuando ya tenia 45 años, aquellos que le habían creado obstáculos hasta ese momento para poder ingresar al servicio. Se separó de Rudellat, conservando buenas relaciones con él (militar e integrante del Servicio Secreto británico) del cual tuvo una hija. Su corazón fue conquistado posteriormente por el francés Pierre Culioli, colega y  pareja más tarde  de ella (prisionero, más tarde acusado de traidor, procesado y declarado inocente).

Yvonne formó parte del SOE, el Ejecutivo de Operaciones Especiales, organización militar británica creada por orden de Winston Churchill el 19 de Julio 1940. En 1941 pasará el SOE bajo el comando del coronel Maurice Buckmaster.

Cuando los Estados Unidos entran en la II Guerra Mundial, vieron la necesidad de crear una institución como esta, así  fue, en manos del general Donovan, que dará el  nacimiento al OSS (tomando de ejemplo el SOE Británico), más tarde será la CÍA.

El SOE en su sección femenina SH9, pasará hacer un grupo de mujeres presentes, invisibles pero aptas para ejecutar acciones de servicio secreto de la resistencia inglesa,  en misiones de sabotaje en Francia a las fuerzas de Hitler. Mujeres enroladas especialmente por sus dotes en los idiomas, destrezas militares, fáciles de mimetizar en el  ambiente cotidiano sin tirar ninguna sospecha del ejercito alemán hacia este personal adiestrado, en su cuello el sello, su capsula de cianuro para salvaguardar su integridad personal e información secreta , en  la posibilidad de un posible suicidio antes de ser tomadas prisioneras, o  torturadas. Esta abuela  estuvo dispuesta a luchar por la libertad de su familia y de los demás, se dice que llego a Antibes en Francia, ocultando una pistola aferrada a su pierna. Después de varias misión entre ellas el sabotaje al tren en Le Mans acciones de resistencia. Muere el 23 Abril 1945 en Bergen Belsen, a los 48 años. Fue herida, junto a Piere, hecha prisionera, bajo interrogatorio fue enviada a Ravensbruck y posteriormente  enviada a Bergen Belsen muere en este último de tifo. No revelará jamás su verdadera identidad. Sus restos yacen como miles de infortunados en una fosa común. Será homenajeada y honorada, pero no se le otorgará el Premio Cruz de Guerra que fue destinado solo a hombres (nombre cobertura Jacqueline Gauthier). El final de la guerra llegará a dos semanas más tarde de su muerte, sin poder lograr, abrazar a sus nietos, y gozar de su triunfo de mujer militar y de abuela.

blnk

 
placa-Rudellat

Su ficha, glorioso recuerdo de una Mujer en el Servicio Secreto Británico.

HS9 special operations executive: personnel files (pf series). Yvonne Claire Rudellat, nee Cerneau, aka Jacqueline Vialliot-born 11.01.1897. collection: records of special operations executive date range: 01 january 1939 – 31 december 1946 reference: HS 9/1289/7 subjects: intelligence HS 9/1289/7 referencia en el national archives kew.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anterior¿Dónde está Dios?
Artículo siguienteSe solicitan donadores de sangre para la Sra. Deborah Osowiecki
Nací en un país que muchos dicen el fin del mundo, por su ubicación geográfica, pero para mi quizás ¿puede ser el comienzo del mundo? Ese país es "Chile un País de Amar ". Estudié en la Universidad de Chile, Diseño Gráfico y Publicitario. El arte, la creatividad, el paisaje, el ser humano, todo es parte de la comunicación del individuo. Mi madre de origen italiano, me hizo amar el Arte, y la Cultura de la hermosa Italia. He vivido en Londres, pero ya de años resido en Roma. Regresando al estudio, lo retomé en Arqueología, específicamente Griega y Romana en la Universidad de Roma. Grandes satisfacciones las obtuve como profesora de Diseño Gráfico, y posteriormente trabajando tantas años en la técnica de la Caligrafía Ornamentada Antigua, lo que me transportó aún más al fascinante e interesante mundo antiguo. Escribo artículos de personajes validos, justos, luchadores de la verdad y de los valores, casi desaparecidos, individuos que no se olvidaron del ser humano. Personas que aman el "Valor a la Vida y a la Existencia", y que luchan por protegerla.