Diario Judío México - A todo el mundo le encanta usar expresiones supuestamente intraducibles para expresar ideas complejas, aunque -aparte de ser un síntoma de soberbia-, son una manera de reconocer la falta de una mejor definición de nuestros pensamientos. Aterrorizado en mi infancia por el propio sonido del alemán, me costó bastante admitir “Zeitgeist”, lo que en sí es una muestra de su significado o traducción: “espíritu de una época” (literalmente, también, “fantasma de un tiempo”). Si, como en aquella serie televisiva de esos años, dispusiera de un “Túnel del tiempo” que me teletransportara al presente, con la educación recibida en casa, la escuela, la calle y los medios de comunicación, estaría ahora mismo entre rejas por machista, racista, homófobo y seguidor de ideologías extremistas. En algún lugar todavía conservo la “Antología poética de la violencia”, que reunía textos breves, letras de canciones y fragmentos de discursos de nuestros ídolos de los 70, hoy día prácticamente todos ellos en la lista de representantes del totalitarismo en sus diferentes versiones, desde el abuelito del actual líder norcoreano, al autor del Libro Rojo que nos invitaba a mover las montañas si nos tapaban la visión, hasta el superhéroe que en lugar de capa y antifaz, lucía barba hípster, boina ladeada y una mirada por encima de los mortales, que murió por todos nosotros y cuyo poster reemplazó a las imágenes religiosas en las habitaciones de los adolescentes.

No sólo hacíamos chistes sobre la torpeza de las mujeres y el amaneramiento de los que no demostraban su virilidad que muchas veces los propios aludidos reían: también chistes antisemitas. Porque, al menos desde el 68 (mientras los franceses soñaban con utopías geronticidas -no te fíes de nadie mayor de 30 años-, los checoslovacos veían desvanecerse una nueva primavera de libertad y en Sudamérica ensayábamos la guerrilla urbana), nadie tenía derecho a sentirse ofendido o excluido. Era el tiempo de acabar con los tiempos. Como cuando, una vez leído y debatido en grupo “El Capital” de Marx nos preguntamos: ¿y la secuela? ¿Una vez alcanzado el comunismo como cima de la escala evolutiva social humana, qué viene después? Hay quienes apostaban por la “sociedad de la abundancia” (de hecho, la misma utopía que el liberalismo). Aún recuerdo mis sesudas discusiones sobre si entonces habría Coca-Cola gratis, o deberíamos nuestras futuras caries y descontroles diabéticos a marcas registradas por el estado, libres de estigmas capitalistas.

Esto no es sólo un ejercicio para reírse de mí mismo, sino una seria advertencia para los que ahora tienen claros sus objetivos, luchas y enemigos: no sois (como nosotros no fuimos) más que un subproducto del Zeitgeist que nos toca vivir. Y el viento sigue soplando, espantando unos fantasmas para que otros ocupen su lugar.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorIsrael acusa a Rusia de la pérdida de señal GPS en los aviones que aterrizan en Tel Aviv
Artículo siguienteAgrega Canadá a supremacistas blancos y neonazis en lista de terroristas
En 1989 empieza a desempeñar labores de redacción y traducción (Inglés, Francés y Hebreo a Español) para diversas publicaciones informáticas: PC Magazine Actual, Personal Computing, Amstrad Magazine, Redes, Sistemas, Tribuna Informática, etc.). De 1992 a 1996 es responsable de las secciones de sonido y vanguardias tecnológicas en la revista de nuevas tecnologías OnOff (Editorial Globus). Realiza proyectos de ediciones técnicas también para las editoriales VNU, Infolaser y Tecnipublicaciones. De 1994 a 1998 trabaja como corrector para temas de informática para la Editorial McGraw-Hill. En 1996 realiza traducciones técnicas para KDC y para CT. *  Desde 1995 a 1999 es Jefe de Redacción en la agencia de comunicación Aleph, encargándose de las Notas de Prensa, Comunicados y Columnas para empresas como Lotus, Autodesk, Acer Computer Ibérica, Pinnacle, BEA, etc. Entre 1999 y mayo de 2000 es nombrado Director de Servicios Especiales de la misma empresa, a cargo de los servicios de traducciones (folletos técnicos, de marketing, anuncios, etc.), boletines (LotusClub, ATC Noticias, BEA News, etc.) y clipping. TRAYECTORIA PROFESIONAL (música) Desde 1989 colabora como redactor para revistas de música (Sociedad Española de Musicología, Guitar Player, Keyboard, etc.) y generales (Avalon, Panama Jack, etc.). En 1990 funda y dirige la revista trimestral de nuevas tendencias musicales MUSICA GLOBAL (Mandala Ediciones), que funciona hasta 1995. Se encarga del apartado de música en la versión española de la enciclopedia en CD-ROM Encarta 97 de Microsoft (para Me&Ta Multimedia). De 1996 a 1999 colabora con Marketing Editorial en varios proyectos para el Club Internacional del Libro (redacción de fascículos de la colección Historia de la Música Deutsche Grammophon y fichas de la colección La Gran Música). Desde 1995 participa en el grupo de música antigua de Eduardo Paniagua, como intérprete de cítola (guitarra medieval) y cantante de música judía sefardí, con los que ha actuado en España, Portugal, Marruecos, Francia, Italia, Suiza, Alemania, Bélgica, Dinamarca, Noruega, Canadá, Costa Rica, Panamá, Honduras, Croacia, Bosnia e Israel. Junto al grupo ha editado los discos “Música de las Tres Culturas” (1998), “Moradas del Corazón” (2003) y “Maimónides” (2004, todos en Pneuma Records). En 2006 forma el grupo Klezmer Sefardí (con CD del mismo nombre para Pneuma Records). TRAYECTORIA LABORAL * Desde junio de 2003 colabora desinteresadamente con la web Musicasdelmundo.org en la redacción de artículos sobre música e instrumentos del mundo. * Desde enero de 2004 y hasta marzo de 2005 colabora como redactor y traductor de la revista Musitec Magazine de F&G. * Desde enero de 2004 y hasta enero de 2005 colabora como traductor y redactor para la agencia de comunicación empresarial Aleph Comunicación. * Desde abril de 2001 y hasta marzo de 2005 colabora como redactor y traductor de las revistas DVD Total y Future Music de LarPress * Desde abril de 2001 y hasta mayo de 2003 colabora como redactor de la web de noticias de Nuevas Tecnologías de Tecnipublicaciones. * Desde junio de 2000 trabaja como traductor y redactor freelance para empresas como DyR, Prensatec, Aqua MassMedia, Aabam, Crimson, iTerracom y Premdan. Desde abril de 2007 trabaja en Radio Sefarad como director musical y desde finales del mismo año y hasta septiembre de 2011 como editor, a cargo de la creación y puesta en marcha de nuevas secciones. Desde octubre de 2011 es el director de Radio Sefarad.