Nació en Lodz, Polonia en 1918, y comenzó su educación artística en la Academia de Arte de Varsovia. Llegó a Israel siendo muy joven y se fue a vivir a un kibutz siendo uno de los fundadores del Grupo de Artistas del Kibutz Artzi. Salió de Israel en varias ocasiones para continuar sus estudios y pasó temporadas largas en Francia, Italia y Alemania.

Fue uno de los fundadores de la colonia de artistas en Safed, donde fue su hogar y siempre hay obra permanente de él.

Su primera exhibición individual en Tel-Aviv, fue en 1936 donde presentó caricaturas que muestran la influencia de su primer maestro, el miniaturista Arthur Szyk. Después se dedicó a ornamentar algunos libros como la Hagadá de Pésaj con ilustraciones a color.

Desde entonces participó en infinidad de exposiciones individuales y colectivas de las que podemos mencionar las siguientes:

1953 en París, Francia.
1954 en Zurich, Suiza.
1961 en Nueva York, Boston y Filadelfia.
1962 en Toronto, Canadá.
1965 en Baltimore y Washington
1966 en Nueva York, Miami y New Haven.

Además participó en muchas exhibiciones en Europa y Sudamérica.

Desde luego su gran amor es Israel y se dedica con gran cariño a plasmar el paisaje donde sus pensamientos y sentimientos están imbuidos del espíritu y del ambiente que lo rodea.

Livni tiene un temperamento poderoso y su maestría para dar sombras y matices a su obra es gracias a su talento y capacidad artística que muestran su vitalidad y reflejan la atmósfera que rodea el paisaje.

1 COMENTARIO

  1. Hola Jaco:
    Me parece que la página de Foro es una forma de aumentar el número de lectores a la revista sobre todo con artículos interesantes e informativos así que yo creo que vas por buen camino. Mucha suerte y saludos
    Sara Zaidman

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorEl mandato británico en Palestina (2da. Parte)
Artículo siguienteEl Islam en Latinoamérica y España