Balak – ¿Maldiciones?

    0
    10

    Diario Judío México - Esta parashá comienza cuando el malvado rey Balak intenta que el tambien malvado místico Bilaam lance una maldición sobre el pueblo judío.

    Cada vez que Bilaam intentaba maldecir a Israel, Hashem hacía que salieran de su boca bendiciones en lugar de maldiciones. Si Bilaam hubiera tenido éxito en su intento de maldecirnos, el pueblo judío habría sido destruido, Dios no lo permita. Cuando Bilaam vio en la cima de la montaña que los judíos acampaban abajo, quiso maldecirlos (ver Bemidbar 23:28), pero Bilaam fue movido a bendecir al pueblo judío y decir, Ma Tovu Oholeja Israel, ‘Qué buenas son sus tiendas, Oh Israel’, una bendición que se refiere específicamente a nuestras hermosas Bate Knesiot (Casas de oración) y Bate Midrashot (Casas de estudio).

    La Gemara [1] dice que a pesar de que las maldiciones de Bilaam se convirtieron en bendiciones en ese momento, todas finalmente se convirtieron en maldiciones, excepto la bendición de Bate Keneset y Bate Midrash. Aunque las maldiciones de Bilaam eran muchas, todas las demás maldiciones, excepto la de Casas de oración y estudio, finalmente se cumplieron. El Templo fue destruido, e Israel se quedó sin reyes, ni reino. Sin embargo, las casas de oración y estudio siempre están con nosotros.

    El tema de revertir maldiciones es fascinante. El Gaón de Vilna (1720-1797) explica que todas las maldiciones de que la humanidad fue maldecida después que Adán y Eva pecaron serán revertidas al final de los tiempos. La excepcion es la maldición de la serpiente, que representa la fuerza maligna de Amalek y cuya maldición permanecerá intacta hasta su total destrucción.

    La razón de esto es que cuando el Mashíaj vendrá, el mundo volverá a su estado perfecto, tal como estaban las cosas antes del pecado de Adán, por lo que todas las maldiciones deberán revertirse y el mundo volverá a la normalidad.

    Sorprendentemente, vemos que la predicción del Gaon de Vilna se hace realidad en nuestros tiempos, ya que muchas de las maldiciones mencionadas en la Torá han desaparecido.

    Adán fue maldecido: ”Con el sudor de tu frente comerás pan’ (ver Bereshit 3:19), sin embargo, hoy en día la mayoría de las personas ya no deben trabajar y sudar incansablemente solo para comer. Los alimentos se producen en abundancia con máquinas que permiten que solo unas pocas personas puedan operar granjas masivas con facilidad. E incluso las personas que no trabajan en absoluto no necesitan morir de hambre, ya que los bancos de alimentos y las organizaciones benéficas abundan y los gobiernos brindan asistencia social.

    Al mismo tiempo, las maldiciones de Java también parecen haber sido revertidas. Ella fue maldecida con tener dolor durante el embarazo, el parto y la crianza de los hijos (ver Bereshit3: 16), sin embargo, los dolores del embarazo y la maternidad se han aliviado significativamente en nuestros tiempos gracias a la medicina moderna, medicamentos e invenciones como la anestesia epidural.

    Mientras que en el pasado era muy común que las mujeres murieran en el parto, ahora es muy raro en los hospitales modernos. Históricamente, 1 de cada 100 mujeres murieron durante el parto, y en algunos períodos ese número fue tan alto como 4 de cada 10 mujeres. ¡Hoy en dia, el número es 1 en casi 50,000 en muchos países occidentales!

    Otra maldición que parece haber vuelto a la normalidad es la maldición de Noaj sobre su hijo Jam, que dice que sus descendientes (que vivían en África) serán esclavos de los descendientes de Shem y Yafet (que vivían en Europa y Asia) – ver Bereshit 9:25. Vemos que la esclavitud en la era moderna ha sido virtualmente abolida, e incluso la discriminación racial ha disminuido enormemente gracias al movimiento de derechos civiles en todo el mundo.

    Así que vemos que a medida que nos acercamos más y más a la Era Mesiánica, cuando el mundo volverá a un estado perfecto, las maldiciones se revertirán a nuestro alrededor, tal como lo predijo el Gaón de Vilna.

    Pero la Serpiente todavía se está arrastrando sobre su vientre justo como la habían maldecido (ver Bereshit 3:14), y eso no va a cambiar en el corto plazo.



    [1] Sanedrín 105b.

    Le Iluy Nishmat  Eliahu ben Simja, Perla bat Simja,Yitzchak ben Perla, Shlomo Moshe ben Abraham, Elimelej David ben Jaya Bayla, Abraham Meir ben Lea, Gil ben Abraham.
    Zivug agun para Gila bat Mazal Tov, Yehudit bat Malka.

    Refua Shelema de Mazaltov bat Guila, Zahav Reuben ben Keyla, Mattisyahu Yered ben Miriam, Naftali Dovid ben Naomi Tzipora, Yehuda ben Simja, Mazal Tov Rifka bat Yiszjak, Rajel Simja bat Yitzjak, Yitzcjak ben Mazal Tov, Yaacob ben Miriam, Dvir ben Lea, Menajem Jaim ben Malka, Shlomo ben Sara Nejemia, Sender ben Sara y Dovid Yehoshua ben Leba Malka.

    Exito y parnasa tova de Daniel ben Mazal Tov, Debora Leah Bat Henshe Rajel, Shmuel ben Mazal Tov, Jaya Sara Bat Yitzjak, Yosef Matitiahu ben Yitzjak, Yehuda ben Mazal Sara y Yosef ben Sara, Nejemia Efraim ben Beyla Mina.

    SIN COMENTARIOS

    Deja tu Comentario