Bereshit: Primero que nada…

Donde antes no había nada…ahora hay. De la nada…hay algo. Ese es Bereshit, piedra fundamental de nuestra emuná… y de nuestra ética.

Explica Rabí Shimshon Hirsch, ZT”L, que el término Bereshit denota de manera categórica, el hecho que a la creación de Di´s le antecedió la No Existencia (la nada), y que los cielos y la tierra fueron creados únicamente por Su expresión.

Esta es la verdad que busca la Toráh establecer en nuestros corazones. Pues difiere radicalmente de la creencia que la materia nunca fue creada, base de la fe idólatra hasta nuestros días.


Esta no es únicamente una visión falsa de la realidad, sino peor aun, ya que esta manera de pensar carcome cualquier clase de moral y ética. Pues si asumimos que la materia siempre existió, quien le haya dado forma nunca hubiera podido edificar un mundo objetivamente bueno, sino uno que sea relativamente bueno, de acuerdo a la particularidad de lo existente. Y así, cualquier clase de maldad, a nivel físico y ético, sería producto de la naturaleza de dicha materia. Por ende tampoco esperaríamos ser salvados y redimidos por Su diseñador, al no ser amo y señor de ese elemento.

El hombre tampoco sería libre, ya que cualquier acto bueno, como pecaminoso, sería atribuido a la calidad   de la materia fundamental, descartando la posibilidad de la libre elección (nótese que las desgracias de este error conceptual, llegaron a cobrar un sinnúmero de víctimas a lo largo de la historia, pues así cualquier crimen en contra del género humano, queda justificado por la ley de la conservación del más fuerte o apto)

“Bereshit Bará Elokim” significa que todo lo que pueda ser dicho después de este punto, dependen de estas palabras. Todo; materia y forma de lo existente, es establecido por medio de Un Creador, Libre y Todopoderoso, que aún continúa controlando libremente la materia y sus formas. También reina sobre todas las fuerzas que actúan sobre esa materia y sobre las leyes que rigen dichas fuerzas.

Y así como Dios, con voluntad absoluta, reina sobre todas las cosas, también le otorgó al hombre la decisión total sobre su pequeño mundo…él mismo. Ya que incorporó en él una Chispa Divina para poder interactuar con su entorno, utilizando sus medios físicos, llegando así a la perfección ética, la que Di´s espera que alcancemos algún día.

Si no tenemos certeza y claridad de cómo fue el principio, tampoco entenderemos el objetivo por el cuál fue creado todo y, eventualmente no sabríamos hacia que punto dirigir nuestros esfuerzos.

De este conocimiento surgen la verdadera justicia, la igualdad y la moral perfectas.

Por eso, solo aquel que sabe al 100% como todo comenzó, puede tener principios (éticos).

Y quien tenga auténticos principios… llegar a un final feliz.

Shabat Shalom

Yair Ben Yehuda

 

Comparte en Redes Sociales

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


El tamaño máximo de subida de archivos: 300 MB. Puedes subir: imagen, audio, vídeo, documento, hoja de cálculo, interactivo, texto, archivo, código, otra. Los enlaces a YouTube, Facebook, Twitter y otros servicios insertados en el texto del comentario se incrustarán automáticamente. Suelta el archivo aquí