16.4 C
Mexico City
lunes, agosto 2, 2021

    Parashot Vaiakel Pekudei

    0
    117

    "Una gran fiesta en exclusiva"

    Las fiestas son sin lugar a dudas el mejor momento para salirse de la rutina y de poder disfrutar algo diferente, de vivir quizás una tranquilidad y para que esto suceda, se necesitan hacer muchos preparativos y nuevamente el Pueblo Judío no se queda atrás, siempre se está preparado para las mejores ocasiones y disfrutarlas.

    Parashá Vaiakel nos habla sobre la importancia de la manera de llegar a este tipo de actividad/festividad y esto en particular le sucede al Pueblo Judío cada semana, y es a la vez una festividad llamada "Shabat".

    Vaiakel por una parte nos habla sobre cómo se fueron elaborando los elementos básicos para la construcción del Mishkan, nos menciona sobre todos los preparativos para que por fin se llegara a la conclusión del Mishkan y es donde Moisés organizó todo el procedimiento donde se menciona la reunión de los materiales principales que conformarían al Mishkan: oro, plata, cobre, lana teñida de colores azul, púrpura y rojo, pelo de cabra, lino, pieles de animales, madera, aceite de oliva, hierbas y piedras preciosas para que el Mishkan por fin abriera sus puertas, esto ya se había mencionado en otras Parashot, sin embargo la Torá nunca se equivoca y por algo los volvió a mencionar, pero por otro lado surge la pregunta ¿Cómo nosotros contribuímos con Hashem? Claro ahora participamos en nuestras actividades tanto económicas como sociales, pero en aquellos tiempos eran otro nivel porque tanto eran físicas como tenían su lado espiritual y por el asunto del Mishkan eran de otro nivel, pero hoy qué hay tantos adelantos tecnológicos y que ya no requerímos de hacer un esfuerzo quizás físico esto nos ayuda a veces, pero nos hace también un poco flojos para el lado espiritual, solamente es algo material pero llegó el momento de contribuir también de una manera espiritual más arduamente y para eso todo el proceso está calculado en la semana para llegar a un lado espiritual y que mejor oportunidad con la festividad de Shabat y también para deslindarnos de la distracción material que hay en la semana, aún estudiando en la semana Torá, pero al llegar a la gran fiesta de Shabat es totalmente otro nivel y el tener la mejor oportunidad de aprovechar un poco más el porcentaje espiritual y así disfrutarlo y claro en la época del Mishkan llegó un momento donde Moisés se vió forzado a pedirles al Pueblo Judío que ya dejaran de traer materiales, pues estaba todo prácticamente listo para esta gran fiesta.

    Por el lado de Pekudei es una revisión exhaustiva, una auditoría de los materiales que se usaron en el Mishkan y por lo mismo también hay existe otra auditoría personal que nos hace Hashem ¡Por supuesto! Cada movimiento de actitud, Hashem tiene un ojo sobre nosotros en todo el tiempo y por lo tanto cuando hacemos acciones para construirnos como personas o para llegar a hacer un proyecto, vamos dando materiales quizás físicos, pero también hay materiales de actitudes y posteriormente viene su auditoría en la que Hashem nos revisa a cada uno, a cada actividad que hacemos y si todo está bien, podemos celebrar así como se dijo anteriormente, hacemos actividades para llegar a un objetivo, para llegar a una celebración y que lo hacemos de forma  legal (Kosher), es decir se llevó a cabo una transparente contabilidad y un análisis de los donativos hechos por el Pueblo Judío para la construcción en el caso del Mishkan y sus utensilios sagrados, pero lo mismo se hace hoy en día con nosotros, cada día que pasa hay una revisión que no la notamos, pero que después se refleja con situaciones, de esta manera Moisés y nosotros como equipo logramos nuestro objetivo para hacernos cada vez más responsables tanto individual como colectivamente y enfocarnos a un objetivo y si lo hacemos correctamente, sin engaños, al final todos ganamos y celebramos con gran orgullo.

    ¡Shabat Shalom!

    SIN COMENTARIOS

    Deja tu Comentario

    A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

    A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.