Rosh HaShaná: Fantasía y Realidad

Shofar, selijot, arrepentimiento, la manzana con miel, la cabeza de pescado, las especias, etc. Todos ellos importantísimos para tener un buen principio de año. Sin embargo, podrían generar lo que comúnmente dicen: “De tanto árbol, no se ve el bosque.”

Debemos conocer sobre qué influencia Rosh HaShaná. ¿Cuál es el elemento más representativo en nosotros que debemos modificar para bien?
Rabí Eliahu Dessler, ZT”L, nos revela que el elemento más básico que tenemos, aquel que representa con mayor precisión al ser humano es: La Voluntad.

Éste es tan esencial que prevalece inclusive después de la muerte. Si alguien, durante su vida terrenal, vivía demasiado apegado a los bienes materiales, ese deseo continuará existiendo en él después de los 120. No así aquel, cuyo deseo y voluntad en vida, los dirigía hacia el ámbito espiritual. Pues ese deseo no solamente perdurará, sino, inclusive, se fortalecerá y cobrará grandes dimensiones.


“En Rosh HaShaná los libros de los vivos y de los muertos están abiertos frente al Todopoderoso.”
Así como “los libros de los vivos” se encuentran ahora, en el presente, abiertos, de esa misma forma los libros de los muertos están abiertos de forma presente.

Pues hay quien llena su vida con contenido – esa es una vida auténtica, y una realidad verdadera. Y hay quienes llevan una vida lejana de la realidad, viven en la fantasía y llenan su existencia con vanidades.
Al faltar contenido en sus vidas, son considerados muertos de verdad. Ya que la definición de muerte es la disociación con la realidad, y la adherencia a la fantasía.

Sobre aquellos que se apegan a la vida está escrito: “Para heredar, a los que Me aman, lo existente” Esta existencia no se encuentra sino dentro de ellos mismos. De esta manera se genera una retroalimentación espiritual constante, sin tener que recurrir a elementos externos, los que intentan sacarlos de la realidad. Esto en sí mismo es su esencia, y también su parte en el Mundo Venidero, y por lo tanto gozan y se alegran con su parte.

Los decretos de Rosh HaShaná atañen, principalmente, a lo espiritual, a nuestra parte en el mundo venidero, y la ayuda celestial que recibiremos para poder alcanzarla. De esa misma forma, la abundancia material es decretada en función del objetivo espiritual que es conferido a cada uno de nosotros.”

Pues todos vivimos en el mismo mundo físico, tenemos a la mano prácticamente los mismos elementos para darle sentido a nuestra existencia. La clave está en ubicar correctamente nuestros objetivos, definir las metas y utilizar nuestros más fervientes deseos para alcanzarlos.

No hace mucho leímos en la Toráh aquel eterno consejo: ¡Escoge la vida!
Esta no es una exhortación a evitar el suicidio, sino a llenar nuestra existencia con vida de verdad.
Por lo tanto, para no perder de vista “ni el árbol ni el bosque”, es primordial que en este principio de año nos concentremos en llenar nuestro más preciado recipiente, la voluntad, de lo más valioso que hay en este mundo, y en el mundo por venir: la vida.

Busquemos la vida que prevalece después de la vida. Cualquier placer físico está limitado por el tiempo y el espacio. Mas, placeres como, prestar ayuda al prójimo, acercarnos más al conocimiento de Nuestro Creador, comunicarnos con Él, etc., prevalece y trasciende a través del tiempo y el espacio. Su sabor lo paladearemos en este mundo y en el próximo. ¡A Vivir!

Shabat Shalom
Shaná Tová UMetuká
Yair Ben Yehuda

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


El tamaño máximo de subida de archivos: 300 MB. Puedes subir: imagen, audio, vídeo, documento, hoja de cálculo, interactivo, texto, archivo, código, otra. Los enlaces a YouTube, Facebook, Twitter y otros servicios insertados en el texto del comentario se incrustarán automáticamente. Suelta el archivo aquí