Diario Judío México - Uno de los conceptos más polémicos del psicoanálisis, tal como lo planteó su creador Sigmund Freud para explicar la sexualidad femenina, es el llamado “envidia del pene”. Por su parte, Karen Horney denunció la influencia de los factores culturales en la construcción de la teoría psicoanalítica que evitaban que la mujer se expandiera y desarrollara sus posibilidades personales y sexuales, llegando a plantear la hipótesis opuesta, la de la “envidia del útero” que sentirían los hombres hacia las mujeres. Lejos de querer adentrarme en los terrenos de la sexualidad y la psique, lo que queda claro es que no hay límite a la desdicha por no poseer lo que tiene el otro. Y eso llega al paroxismo en lo político e ideológico.

Son muchos los colectivos que han dado muestras de una evidente envidia de la de persecuciones que los judíos hemos sufrido a lo largo de los siglos. Por ejemplo, hace unas décadas los barrios afroamericanos deprimidos empezaron a llamarse “guetos”, aunque no existía -como en el caso de los judíos medievales y luego bajo dominio nazi- la prohibición de habitar fuera de ellos. La envidia más flagrante, no obstante, es la de los palestinos que se atribuyen desde la “nacionalidad” de Jesús al propio uso del término “” para describir el trato de hacia ellos. Se trataría de una muy particular masacre humana ya que su población crece exponencialmente en lugar de medrar: de 700 mil que se convirtieron en refugiados en 1948 a más de cinco millones actualmente.

No es imprescindible odiar a o a los judíos para envidiar su e intentar convertirla en la propia. En 1944 el jurista polaco Lemkin acuñó el término “genocidio” para definir el tipo de crimen de lesa humanidad cometido por el nazismo para que sus responsables fueran juzgados. Su definición en Naciones Unidas sufrió un importante recorte por parte de la Unión Soviética para que no incluyera referencias a grupos políticos represaliados. Por la misma época, algunos historiadores rescataron el término “” que ya se había utilizado a finales del siglo XIX para hablar de la masacre de cristianos armenios a manos de musulmanes otomanos. Pero dicho término también fue manipulado para hablar de casi cualquier crimen colectivo y hasta de situaciones catastróficas accidentales, como un nuclear. Los judíos tuvimos que recuperar un término prácticamente no usado hasta entonces, “shoá”, para definir el asesinato sistemático de un tercio de nuestra comunidad.

Sentirse envidiado puede ser motivo de orgullo cuando se habla de cualidades positivas, pero intentar atribuirse situaciones análogas a la maldad que se ejerció sobre nosotros por parte de los nazis y la indiferencia e inacción de las naciones que los combatían no es ético. Es una suplantación de identidad, una careta al servicio de fines que, por el mero mecanismo de su falsedad, se acercan más a la psicología del perpetrador que a la de la víctima.

Shabat shalom

Jorge Rozemblum

Director de Radio Sefarad

www.radiosefarad.com

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorLos pilares del jasidismo
Artículo siguienteCamiseta para apoyar a Israel y a los ciudadanos del Sur.
En 1989 empieza a desempeñar labores de redacción y traducción (Inglés, Francés y Hebreo a Español) para diversas publicaciones informáticas: PC Magazine Actual, Personal Computing, Amstrad Magazine, Redes, Sistemas, Tribuna Informática, etc.). De 1992 a 1996 es responsable de las secciones de sonido y vanguardias tecnológicas en la revista de nuevas tecnologías OnOff (Editorial Globus). Realiza proyectos de ediciones técnicas también para las editoriales VNU, Infolaser y Tecnipublicaciones. De 1994 a 1998 trabaja como corrector para temas de informática para la Editorial McGraw-Hill. En 1996 realiza traducciones técnicas para KDC y para CT. *  Desde 1995 a 1999 es Jefe de Redacción en la agencia de comunicación Aleph, encargándose de las Notas de Prensa, Comunicados y Columnas para empresas como Lotus, Autodesk, Acer Computer Ibérica, Pinnacle, BEA, etc. Entre 1999 y mayo de 2000 es nombrado Director de Servicios Especiales de la misma empresa, a cargo de los servicios de traducciones (folletos técnicos, de marketing, anuncios, etc.), boletines (LotusClub, ATC Noticias, BEA News, etc.) y clipping. TRAYECTORIA PROFESIONAL (música) Desde 1989 colabora como redactor para revistas de música (Sociedad Española de Musicología, Guitar Player, Keyboard, etc.) y generales (Avalon, Panama Jack, etc.). En 1990 funda y dirige la revista trimestral de nuevas tendencias musicales MUSICA GLOBAL (Mandala Ediciones), que funciona hasta 1995. Se encarga del apartado de música en la versión española de la enciclopedia en CD-ROM Encarta 97 de Microsoft (para Me&Ta Multimedia). De 1996 a 1999 colabora con Marketing Editorial en varios proyectos para el Club Internacional del Libro (redacción de fascículos de la colección Historia de la Música Deutsche Grammophon y fichas de la colección La Gran Música). Desde 1995 participa en el grupo de música antigua de Eduardo Paniagua, como intérprete de cítola (guitarra medieval) y cantante de música judía sefardí, con los que ha actuado en España, Portugal, Marruecos, Francia, Italia, Suiza, Alemania, Bélgica, Dinamarca, Noruega, Canadá, Costa Rica, Panamá, Honduras, Croacia, Bosnia e Israel. Junto al grupo ha editado los discos “Música de las Tres Culturas” (1998), “Moradas del Corazón” (2003) y “Maimónides” (2004, todos en Pneuma Records). En 2006 forma el grupo Klezmer Sefardí (con CD del mismo nombre para Pneuma Records). TRAYECTORIA LABORAL * Desde junio de 2003 colabora desinteresadamente con la web Musicasdelmundo.org en la redacción de artículos sobre música e instrumentos del mundo. * Desde enero de 2004 y hasta marzo de 2005 colabora como redactor y traductor de la revista Musitec Magazine de F&G. * Desde enero de 2004 y hasta enero de 2005 colabora como traductor y redactor para la agencia de comunicación empresarial Aleph Comunicación. * Desde abril de 2001 y hasta marzo de 2005 colabora como redactor y traductor de las revistas DVD Total y Future Music de LarPress * Desde abril de 2001 y hasta mayo de 2003 colabora como redactor de la web de noticias de Nuevas Tecnologías de Tecnipublicaciones. * Desde junio de 2000 trabaja como traductor y redactor freelance para empresas como DyR, Prensatec, Aqua MassMedia, Aabam, Crimson, iTerracom y Premdan. Desde abril de 2007 trabaja en Radio Sefarad como director musical y desde finales del mismo año y hasta septiembre de 2011 como editor, a cargo de la creación y puesta en marcha de nuevas secciones. Desde octubre de 2011 es el director de Radio Sefarad.