“LA TARDE ANUNCIA LLUVIA SIN CESAR”

Tuve que salir de nuestra tierra, para darme cuenta de su importancia y del infinito deseo de vivir a su lado, dando cuenta de todo lo que nos rodea, pero que lamentablemente, cuando estamos cerca se nos olvida y lejos se reactiva la memoria, valorando lo que en verdad tiene valor y rescatando los espacios, donde la vida, se viste de gala para regalarnos su cotidianidad, donde la amistad y el profesionalismo cobra suma importancia. Siempre me impresiono la riqueza de nuestro agro y la forma como mis colegas veterinarios se sumergen en ella para rescatar y prolongar la vida de los animales que son útiles al hombre, principio y fin de nuestro objetivo profesional; en este deambular de ideas, me decido a viajar una tarde solitaria por la ruta de la “Aventura” rumbo al Rancho “San Jorge” de mi colega Jorge Delgado Tello, ubicada a un lado del pueblo San Gabriel del Baba, justo cuando un gran chubasco se acerca y un viento huracanado amenaza con arrancar los árboles que miran impávidos nuestro vacilante paso por sus dominios, opacando sin éxito, el ruido ensordecedor de las ranas, que sumergidas en el día, sienten con los ojos cerrados el movimiento de la naturaleza y con su garganta dan golpes de asombro al vacío, formado parte de un hermoso concierto de Vivaldi.

Camino a su casa, este colega es consultado por el presidente de la comuna y varios ganaderos vecinos nos paran para saludarlo y de paso, pedirle alguna receta para sus animalitos, dándoles a cada uno solicita respuesta. La naturaleza precisa de la ciencia y el ganadero más; nada es posible sin el conocimiento del profesional, a ninguna meta se llega sin la fuerza del saber, y ahí están los veterinarios, casi invisibles, tienen en sus manos una parte esencial de la creación de riqueza que otorga el agro. Ya en su casa, Mary, su esposa, nos espera con una amplia sonrisa y nos invita a servirnos un apetitoso café, donde el pan hecho en casa coquetea con varias barras de queso fresco, que sirven de motivación a la conversación, que fluye como la leche que las voluminosas ubres de las vacas entregan a la máquina de ordenar ubicada en un continuo corral. La estampa bucólica del ganado de leche me apasiona, pastando en medio de la tormenta lo hacen sin percibir los relámpagos y truenos ensordecedores, mientras los terneros aislados de sus madres corretean en un amplio cobertizo, haciendo gala de sus fuerzas incontroladas y dando círculos se pierden al final del corral, atraídos por la sal, melaza y pasto cortado que se encuentra disponible. Que hermoso cuadro rural que no puedo arrancarlo de mi memoria, ahora busco en otras tierras nuevos horizontes.

 

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorCIDiCSeF presenta los descendientes de los judíos de China junto al Rabino Dario Feiguin
Artículo siguienteEl Museo de Arte de Tel Aviv presenta una exposición colectiva NFT única en su tipo en Israel del  6.7.22 al 3.12.22
Originario de Zaruma, El Oro, Ecuador, José Manuel es Doctor en Medicina Veterinaria y Zootécnica por la Universidad de Guayaquil. Ha recibido diversos reconocimientos por sus actividades académicas y culturales. Editorialista y colaboradr en diversos diarios como La Hora, El Universo y El Comercio entre otros. Es también autor de varios libros entre los que destaca la novela costumbrista "Relámpago y algunas expresiones escondidas" así como libros técnicos relacionados con su profesión.