Diarios saudíes publican transcripción completa de la entrevista realizada al príncipe heredero a la corona saudita Bin Salman con El Atlantic: El islam wahabí no es sinónimo de Arabia Saudita; las reformas sociales y culturales sirven a nuestros intereses; nos oponemos a un acuerdo nuclear débil con Irán; Israel no es enemigo

Por:
- - Visto 8 veces

El 3 de marzo del presente año 2022, la revista estadounidense El Atlantic publicó un extenso artículo de Graeme Wood sobre Arabia Saudita, que incluyó extractos de dos entrevistas que sostuvo con el príncipe heredero a la corona de Arabia Saudita Muhammad bin Salman. Una transcripción completa de las entrevistas publicadas en los diarios sauditas revela que El Atlantic informó solo una pequeña parte de las declaraciones hechas por bin Salman en las entrevistas, sin mencionar en lo absoluto sus comentarios sobre varios otros temas. Entre estos temas estaban el lugar del islam Wahabí en Arabia Saudita; la postura del reino sobre Irán y el acuerdo nuclear con este y las relaciones de Arabia Saudita con Israel.

Hablando sobre su idea de promover una forma más indulgente y abierta de islam en el reino, bin Salman enfatizó que no estaba promoviendo un nuevo tipo de islam «moderado», sino más bien estaba restaurando la forma pura y original del islam, tal como se practicaba en el reino en tiempos del profeta. En la época más temprana de la sociedad islámica, dijo bin Salman, musulmanes, judíos y cristianos vivían en armonía uno junto al otro, ya que el profeta y los primeros califas enseñaron a respetar todas las religiones y todas las culturas. El extremismo, aclaró, no es endémico del islam, sino que fue creado por individuos que «secuestraron» la fe y la distorsionaron con el propósito de promover sus propios fines. El ente principal de estos elementos es la Hermandad Musulmana, de la que también provienen los líderes de Al-Qaeda y el EIIS, afirmó.

En cuanto al wahabismo, la rama conservadora del islam con la que se le identifica a Arabia Saudita, el príncipe heredero a la corona dijo que su fundador Muhammad Ibn ‘Abd al-Wahhab, no era ni profeta ni ángel, sino simplemente un estudioso como muchos otros. Sus escritos han sido utilizados por muchos extremistas para servir sus propias agendas, pero si este estuviese vivo hoy, seguramente hubiese estado entre los primeros en oponerse y combatir contra los extremistas, dijo bin Salman. Este agregó que «Ibn ‘Abd al-Wahhab no es Arabia Saudita». El reino incluye a sunitas de varias escuelas, así como también chiitas y hoy ninguno de ellos puede monopolizar el islam en el país.


El príncipe heredero a la corona enfatizó que la modernización y reforma cultural son requisito previo para atraer turistas e inversiones extranjeras y así impulsar la economía y reducir el desempleo, que se encuentran entre sus principales objetivos. Parte de ello aclaró, es la promoción de la música y el entretenimiento en el reino y si a los islamistas no les gusta esto, es problema de ellos, especialmente porque no existe una prohibición religiosa inequívoca contra el tocar música.

Sobre el tema de la condición de la mujer, bin Salman aclaró que su idea de promover los derechos de la mujer no estaba motivada por un deseo de aprobación por parte de Occidente, sino que se basaba en los propios valores e intereses de Arabia Saudita. Si uno aprueba lo que estamos haciendo, se lo agradecemos mucho, pero si no lo aprueba, no nos importa, dijo.

El príncipe heredero a la corona también se refirió a las relaciones de Arabia Saudita con otros países de la región. Respecto a Irán, este señaló que, dado que este país es vecino de Arabia Saudita, los dos países deben encontrar la manera de coexistir y han mantenido conversaciones para llegar a un entendimiento. Al mismo tiempo, subrayó que se opone a las armas nucleares en cualquier parte del mundo, incluso en Irán y que Arabia Saudita está en contra de «un acuerdo nuclear débil» con este país. En cuanto a las relaciones entre Arabia Saudita y Qatar, aclaró que la crisis entre los países fue «una pelea entre hermanos» y que ahora habían dejado atrás el pasado e iban a ser «buenos, muy buenos amigos».

Al abordar el tema de Israel, este dijo que Arabia Saudita no lo considera enemigo sino un aliado potencial, “con muchos intereses que podemos perseguir juntos”. Bin Salman agregó, sin embargo, que primero se deben resolver algunos problemas, insinuando el conflicto palestino.

A continuación se puede leer el texto completo de las entrevistas, tal como fueron publicadas el 3 de marzo del presente año 2022 en el diario en inglés Saudi Gazette.

El príncipe heredero a la corona saudita Muhammad bin Salman (Fuente: Saudi Gazette, Arabia Saudita)
El príncipe heredero a la corona saudita Muhammad bin Salman (Fuente: Saudi Gazette, Arabia Saudita)

El Atlantic

He venido a este lugar desde el año 2019. Cada vez se presenta más diferente, más moderno, más avanzado, el año 2030 se acerca y se parece un poco más a Dubái, incluso un poco más a los Estados Unidos. ¿Cree usted que Arabia Saudita se volverá menos saudita y más como el resto del mundo?

El príncipe heredero a la corona

No estamos tratando de ser como Dubái o como los Estados Unidos. Tratamos de evolucionar basándonos en lo que tenemos, activos económicos y utilizar el potencial del pueblo saudita, la cultura de Arabia Saudita, nuestros antecedentes y tratamos de evolucionar de esta manera.

Queremos agregarle algo nuevo al mundo. Muchos de nuestros proyectos son únicos. Es Arabia Saudita. Así que, por ejemplo, si uno observa a Al-Ula, es exclusivamente saudita. No existe otro modelo como este. Si nos fijamos, por ejemplo, en el proyecto Dir’iyyah, siendo este uno de los mayores proyectos culturales en el mundo, es único. Es un proyecto del patrimonio cultural temático de Nejdi. Si observa, por ejemplo, el casco antiguo de Jeda y el desarrollo que le rodea, este tiene como base la tradición Hijazi. Así que eso es único. Eso es Arabia Saudita. Y si observa, por ejemplo, a Neom y La Linea, la ciudad principal de Neom, eso es único, creado y hecho por Arabia Saudita. No es una copia de nada en otro lugar. Está evolucionando y creando soluciones que nadie había creado antes. Y si ve, por ejemplo, a Qiddiya Riad, uno de los mayores proyectos de entretenimiento/cultura/deporte del mundo, con un tamaño de unos 300 kilómetros cuadrados, eso es más grande que el tamaño de algunos países pequeños… Y uno tiene proyectos enormes, de parques temáticos, elementos culturales y deportivos, bienes y raíces y todo eso se ha sincronizado de una manera como nunca se ha hecho en Orlando, por ejemplo, o en cualquier parte del mundo. Así que no estamos copiando nada, estamos tratando de ser innovadores. Estamos tratando de utilizar el capital que tenemos en PIF, el capital que tenemos en el presupuesto del gobierno, de una manera innovadora, basados en nuestra cultura o en la innovación saudita.

El Atlantic

Pero —

El príncipe heredero a la corona

¡Solo deme un ejemplo! ¿Este proyecto es una copia de qué? De nada.

El Atlantic

¿Puede usted modernizarse al punto en que el carácter islámico de Arabia Saudita se debilite?

El príncipe heredero a la corona

Todos los países del mundo están cimentados sobre un conjunto de puntos de vista y creencias. Por ejemplo, Estados Unidos tiene como base puntos de vista y creencias: democracia, libertad, economía libre, etc., etc., etc. Y la población está unida en base a eso. Pero ¿son todas las democracias buenas? ¿Funcionan bien todas las democracias? Definitivamente que no.

Nuestro país tiene como pilares un conjunto de puntos de vista y creencias basados en el islam, en la cultura tribal, la cultura árabe y los atributos únicos de la cultura y las creencias saudíes. Esa es nuestra alma. Si nos deshacemos de ello, significa que el país colapsará.

La pregunta para nosotros es, ¿cómo podemos colocar a Arabia Saudita en el camino correcto de desarrollo y modernización y no en el camino equivocado? La misma pregunta confronta a los Estados Unidos: ¿Cómo puede uno colocar la democracia, los mercados libres y la libertad en el camino correcto? Porque pudiera ir por el camino errado. Así que no estamos menospreciando ninguna de nuestras creencias, porque esa es nuestra alma. Las mezquitas sagradas están en Arabia Saudita y nadie las puede quitar. Tenemos responsabilidad hacia las mezquitas sagradas para siempre y queremos poner a nuestro país en el camino correcto por el bien de nuestro pueblo saudita, por el bien de la región y por el bien del mundo en su totalidad basándonos en nuestra creencia en la paz y convivencia y la necesidad de que le añadamos valor al resto del mundo

El Atlantic

Pero creo que usted también estaría de acuerdo en que la forma en que el islam moderado es promovido en este momento es muy, muy diferente a lo que hubiésemos visto si hubiéramos tenido una conversación con alguien con su misma postura en 1983.

El príncipe heredero a la corona

Yo no usaría el término «islam moderado», porque este término haría felices a los extremistas y terroristas.

El Atlantic

Piensan que eso es un insulto.

El príncipe heredero a la corona

Es buena noticia para ellos si usamos ese término. Si decimos «islam moderado», la sugerencia es que nosotros en Arabia Saudita y en otros países musulmanes estamos transformando el islam en algo nuevo, lo cual no es cierto.

Estamos retornando a las verdaderas enseñanzas del islam, la forma en que vivieron el profeta y los cuatro califas justamente guiados, las cuales eran sociedades abiertas y pacíficas. Estas tenían población de cristianos y judíos viviendo bajo su dominio. Nos enseñaron a respetar todas las culturas, todas las religiones, independientemente. Estas enseñanzas del profeta y de los cuatro califas eran perfectas. Estamos volviendo a la raíz, a lo real. Lo que sucedió fue que los extremistas secuestraron y cambiaron nuestra religión en algo nuevo para sus propios intereses.

Están tratando de hacer que la población vea el islam a su manera. Y el problema era que no había nadie discutiendo con ellos y nadie que peleara contra ellos seriamente. Entonces tuvieron la oportunidad de difundir todas estas opiniones extremistas, lo que condujo a la creación de los grupos terroristas más extremistas, tanto en el mundo sunita como en el chiita.

El Atlantic

La gente en la institución religiosa aquí dijo que este extremismo fue en gran parte el resultado de la influencia de la Hermandad Musulmana en los años 60 y 70. Pero también parece claro que hubo mucha influencia saudí, el conservadurismo saudita es algo muy real.

El Atlantic

Wahabismo.

El Atlantic

Así que si usted dice que nos vamos a deshacer de esta influencia externa de la Hermandad Musulmana, eso es una cosa. Pero, ¿cómo confronta usted el componente saudita del extremismo?

El príncipe heredero a la corona

La Hermandad Musulmana, el Ikhwan, desempeñó un papel muy importante en la creación de todo este extremismo. Ellos fueron el puente que llevó a otros al extremismo. Cuando usted habla con ellos, no le parecerán extremistas, pero lo llevan al extremismo. Osama bin Laden, fue miembro de la Hermandad Musulmana; al-Zawahiri, solía ser miembro de la Hermandad Musulmana; el líder del EIIS, solía ser miembro de la Hermandad Musulmana. Así que la Hermandad es un camino. Ha sido un elemento muy fuerte en la creación de grupos extremistas en las últimas décadas. Pero no todo es la Hermandad Musulmana. Es una mezcla de muchas cosas y muchos eventos, no solo del mundo musulmán, sino también de los Estados Unidos, por ejemplo, la invasión a Irak, que les dio a los extremistas la oportunidad de propagar su mensaje y reunir seguidores. También es cierto que algunos extremistas en Arabia Saudita y no los extremistas de la Hermandad Musulmana, jugaron un papel en esta área, especialmente después de la revolución del año de 1979 en Irán y el secuestro de la sagrada mezquita en Meca.

Respecto al wahabismo, yo diría que Muhammad Ibn ‘Abd al-Wahhab no es profeta, no es ángel tampoco. Fue solo un estudioso como muchos otros estudiosos que vivieron durante el primer estado saudita, entre muchos líderes políticos y líderes militares. El problema para ese momento en la Península Arábiga fue que los estudiantes de Ibn ‘Abd al-Wahhab eran los únicos que sabían leer y escribir y la historia se escribía desde su propia perspectiva. Los escritos de Ibn ‘Abd al-Wahhab han sido utilizados por muchos extremistas para sus propias agendas. Pero yo estoy seguro de que si Ibn ‘Abd al-Wahhab, bin Baz y otros estuviesen vivos hoy, estarían entre los primeros en combatir contra estas ideas extremistas y contra estos grupos terroristas. El tema es que el EIIS no utiliza como ejemplo a ninguna figura religiosa saudita viva. Cuando mueren, comienzan a utilizar sus palabras y torcer sus puntos de vista.

Ibn ‘Abd al-Wahhab no es Arabia Saudita. Arabia Saudita tiene sunitas y chiitas y entre los sunitas, existen cuatro escuelas y los chiitas poseen diferentes escuelas y todas ellas están representadas en un número de juntas religiosas. Hoy día, nadie puede impulsar una de las opiniones de las escuelas para que esta sea la única forma de ver la religión en Arabia Saudita. Tal vez eso sucedió en algunas partes de nuestra historia debido a los eventos que ya les hablé, especialmente en los años 80, 90 y a principios de los años 2000. Pero hoy, estamos de regreso al camino correcto, tal como dije. Estamos volviendo a las raíces, al islam puro, para así estar seguros de que el alma de Arabia Saudita, con base en el islam, nuestra cultura, ya sea tribal o urbana, le esté sirviendo a la nación, le sirva al pueblo, le sirva a la región, al mundo entero y nos conduzca al crecimiento económico. Y eso es lo que sucedió en los últimos cinco años. Así que hoy, no estoy diciendo que pudiéramos hacer esto. Tal vez si estuviésemos realizando una entrevista en el año 2016, yo diría que estoy asumiendo posturas y que este es solo el análisis del príncipe heredero a la corona de Arabia Saudita. Pero lo hicimos. Lo ve usted ahora con sus propios ojos en Arabia Saudita. Solo venga y compruébelo y vea los videos de Arabia Saudita de hace seis o siete años. Hicimos mucho y todavía quedan algunas cosas por hacer. Y trabajaremos para que se hagan realidad.

El Atlantic

En Washington, cuando nos conocimos, hablábamos sobre las leyes tutelares y el ritmo del cambio y usted me mostró un video en su teléfono de un grupo de individuos disparando sus armas en una boda. No sé si usted se acuerda.

El príncipe heredero a la corona

Si lo recuerdo.

El Atlantic

Y dijo: “Ve, tengo que ir a la velocidad correcta. No puedo ir demasiado rápido. Porque estos individuos quieren ir a cierta velocidad». Así que, mi pregunta es tres años después, ¿siente usted que va más rápido ahora? ¿Siente que tiene enorme oposición por parte de los líderes tribales y religiosos?

El príncipe heredero a la corona

Creo que le mostré ese video porque usted me pregunto sobre la democracia en Arabia Saudita.

El Atlantic

Si.

El príncipe heredero a la corona

Arabia Saudita es una monarquía, basada y fundada sobre ese modelo. Y les dije que debajo de la monarquía existe una estructura compleja de sistema monárquico tribal y urbano tales como jefes tribales y líderes urbanos. Así que le estaba tratando de dar un ejemplo de cómo es la monarquía semi-tribal en Arabia Saudita.

El Atlantic

Está usted diciendo que no puede ir demasiado rápido.

El príncipe heredero a la corona

No, digo que no puedo cambiar a Arabia Saudita de una monarquía a otro tipo de sistema, porque esta se ha basado en una monarquía durante trescientos años y esta estructura monárquica compleja, de miles de sistemas tribales y urbanos ha sido parte de cómo vivía la gente en el pasado y es parte de una Arabia Saudita hoy y su continuación como monarquía. Entre la familia real saudí, uno tiene más de 5000 miembros de la realeza de la Casa Al Saud. Los miembros del consejo de lealtad entre ellos me eligieron para proteger los intereses de la monarquía que dirige esta compleja estructura basada en miles de líderes tribales y semi-tribales. Cambiar este sistema es como traicionar a Al Saud, traicionar a estos miles de líderes tribales y líderes semi-tribales en Arabia Saudita. Pero todos esos líderes ayudan a hacer los cambios en Arabia Saudita. Así que no creo que sean ellos los que están haciendo más lento el cambio. Ellos son los que me ayudan a hacer más.

El Atlantic

La última vez nos contó el cómo usted escuchaba al pueblo saudita, averiguando cuál era su apetito, cuáles eran sus intereses en el cambio. Así que pareciera que no ha llegado a su meta. Usted no ha logrado realizar todos los cambios que desea hacer. ¿Qué tan cerca está? ¿Y qué tan diferente es la meta de lo que usted planeó hacer?

El príncipe heredero a la corona

Si le dijera que veo la meta, significa que soy un líder terrible y detestable. La meta es algo lejana. Usted simplemente sigue corriendo y sigue corriendo más rápido. Y sigue creando más metas y sigue corriendo. Nuestro objetivo es ser más rápido que el resto y lograr más que el resto.

El Atlantic

¿Pero existe un límite? ¿Podré hacer aquí las mismas cosas que puedo hacer legalmente en los Estados Unidos? ¿O existe algún punto donde parar porque es un país islámico?

El príncipe heredero a la corona

¿Socialmente?

El Atlantic

Si. Por ejemplo.

El príncipe heredero a la corona

En el islam, algunas cosas están prohibidas para los musulmanes y Alá especificó un castigo por ello y para algunas otras cosas Alá no especificó ningún castigo, eso significa que el juicio es entre el pueblo y Alá.

Pero si eres extranjero, las enseñanzas islámicas no se le pueden aplicar. Entonces, si usted es un extranjero que vive o viaja en Arabia Saudita, tiene todo el derecho de hacer lo que desee, según sus creencias, independientemente de cuáles sean, siempre que estén en concordancia con las leyes del país.

Eso es lo que sucedió en la época del profeta y el período de los cuatro califas justamente guiados. No aplicaron las reglas sociales a los no-musulmánes, independientemente de si eran ciudadanos o simplemente viajaban por su país.

El Atlantic

La fluidez con la que habla sobre la ley islámica es realmente única entre los gobernantes de Arabia Saudita. La postura que usted está tomando es una postura muy moderna, pero también es muy poco común entre los estudiosos islámicos. Entonces, ¿debemos esperar a futuro que los gobernantes de Arabia Saudita se interesen personalmente en los temas de la ley islámica? En el pasado, los estudiosos religiosos tenían el control de esta área.

El príncipe heredero a la corona

En la ley islámica, el jefe de la institución islámica es wali al-`amr, el gobernante. Así que la decisión final no es del muftí. El fatua final es del rey. Así que el muftí y la junta del fatwa son como asesores del rey, a fin de darle lo que estos le aconsejan. Pero en las enseñanzas islámicas el gobernante posee el último fatua, posee el bay’a. La palabra final es del rey de Arabia Saudita. Ellos saben que pueden argumentar – tienen que argumentar, tienen que explicarse, tienen que utilizar evidencias, con base en la jurisprudencia islámica, con base en la época del profeta, con base en la época del califa, tienen que observar dentro del Corán, tienen que discutir el hadith, hasta que expongan su punto de vista. Y luego tienen que asegurarse de que el pueblo esté preparado para ello y crea en ello. Y luego el rey toma esa decisión. Pero solo si utilizas el poder como rey y tomas la decisión, sin pasar por todo el proceso, esto pudiera crear conmoción en la calle y conmocionar a la población.

El Atlantic

Yo le escuché hablar sobre la importancia del mutawatir en el hadith, por ejemplo y este nivel de discusión de la ley islámica no es algo que solemos escuchar de un príncipe heredero a la corona o de un rey.

El príncipe heredero a la corona

Esa es la principal fuente de división en el mundo musulmán, entre musulmanes extremistas y pacíficos. Uno posee decenas de miles de hadices. Y, usted ya sabe, la gran mayoría, no están probados y están siendo utilizados por muchos como forma de justificar lo que están haciendo. Por ejemplo, los seguidores de Qaeda, los seguidores del EIIS, están utilizando hadices muy débiles, no probados como verdaderos hadices, con el propósito de propagar su ideología.

Así que, en pocas palabras: Alá y el Corán nos dicen que sigamos las enseñanzas del profeta. Y en la época del profeta, la gente escribía el Corán y escribía las enseñanzas del profeta, por lo que el profeta ordenó que sus enseñanzas no se escribieran para asegurarse de que la base principal de todo siga siendo el Corán, por lo que cuando nos dirigimos a las enseñanzas del profeta, tenemos que ser muy cuidadosos. Y estas se agrupan en tres categorías.

Primero, lo que se denomina mutawatir. Eso significa que varias personas lo escucharon directamente del profeta, algunos lo escucharon de esas mismas pocas personas, algunos lo escucharon de esas pocas personas. Y eso ha sido documentado. Esas son casi súper fuertes y nosotros tenemos que seguirlas. Son pocas en número alrededor de 100 hadices.

La segunda categoría es lo que llamamos el hadith individual. Así que, una persona lo escuchó directamente del profeta y otra lo escuchó de esa persona, hasta el que lo documentó. O algunos lo escucharon del profeta, algunos pocos lo escucharon del profeta y una persona lo escuchó de esos pocos. Así que, si existe un vínculo unipersonal en el linaje del hadith, lo llamamos hadith unipersonal. Así que a ese lo llamamos ahad. Y deberían estudiar si es verdad, si va de acuerdo a las enseñanzas del Corán, si va de acuerdo a las enseñanzas del mutawatir y si es del interés de la población. Y en base a ello, lo utilizas o no.

El tercero se llamó khabar. Alguien lo escuchó del profeta, etc., etc. y entre los enlaces hay algunos que son desconocidos. Esos son las decenas de miles de hadith y que no deberían utilizar en lo absoluto, excepto en un caso: si tienen dos opciones, y ambas son muy buenas. Y uno puede utilizar dicho hadith khabar en ese caso, siempre que sea en interés del pueblo.

Así que eso es lo que estamos tratando de identificar y publicar, para educar al mundo musulmán sobre el cómo utilizar los hadith. Y creo que eso hará gran diferencia. Se necesita de tiempo. Estamos en las etapas finales, creo que podemos sacarlo y tal vez dentro de dos años. Es solo el hadith documentado de la manera correcta. Porque la gente cuando lee libros diferentes, no tienen la mentalidad o el cerebro o el conocimiento para investigar el linaje del hadith y diferenciar entre ellos. Simplemente lo ponemos: Esto está de hecho comprobado.

El Atlantic

Mi pregunta entonces es, ya que pueden hablar de esto con tanta fluidez y conocimiento, ¿por qué necesitan de un muftí? Ustedes pueden hacerlo por sí mismos.

El príncipe heredero a la corona

Porque el trabajo del muftí es responder a aquellos que hacen preguntas del día a día, preguntas de interés diario. Entonces, por ejemplo, si alguien comió en Ramadán y quiere saber qué debería hacer, si pecó o no y luego desea llamar a alguien para que le dé una respuesta, eso debería regularse. Por lo que nadie puede simplemente decir: «Yo sé cómo hacerlo» y puede responder a su pregunta. Tiene que ser regulado. Tienen que tener certificados del gobierno. Así que la junta directiva de ifta’ y todos aquellos que trabajan en esa área, ese es su objetivo: responder las preguntas de la gente sobre sus necesidades.

El Atlantic

¿Puedo volver a algo que dijo antes? Usted contó una historia en el que el propio profeta fue muy tolerante y volteaba la mirada. Depende de Alá juzgar los pecados de una persona. Pero Arabia Saudita utiliza la pena de muerte con mucha frecuencia y es muy criticado por utilizar frecuentemente la pena de muerte y ustedes tienen el castigo de la amputación y otros castigos dictados por la ley islámica. ¿Significa todo esto que usted desea deshacerse de estos castigos físicos pata los pecados del pueblo?

El príncipe heredero a la corona

Bueno, en referencia a la pena de muerte, nos deshicimos de ella, excepto en una categoría y esta está escrita en el Corán y no podemos hacer nada al respecto, incluso si deseáramos hacer algo, porque es una enseñanza clara en el Corán. Si alguien asesinó a alguien, otra persona, la familia de esa persona tiene derecho, luego de ir a la corte, de aplicar la pena capital, a menos que lo perdonen. O si alguien amenaza la vida de muchas personas, eso significa que tiene que ser castigado con la pena de muerte. Esa es una enseñanza en el Corán. Independientemente de si me guste o no, yo no tengo el poder de modificarlo.

El Atlantic

Pero usted puede establecer un tono diferente para alentar más perdón.

El príncipe heredero a la corona

Estamos haciendo eso. Entonces, si usted tiene tiempo, podemos llevarlo a todas las gobernaciones y si va a la sede, existe un departamento que solo está trabajando sobre ese tema. Y si existe la pena de muerte, esta no es ejecutada inmediatamente. Esta será llevada a cabo después de seis meses o incluso un año, para darle tiempo a la familia de la víctima a que se calme, se detenga y piense. Y un alto porcentaje de las ejecuciones son canceladas en base a este tipo de acuerdos. Así que estamos haciendo nuestro mejor esfuerzo en esa área. Pero vamos a hacer más al respecto. La pena de flagelación está siendo cancelada por completo en Arabia Saudita. No existe. Ha sido cancelada en su totalidad. El único tema en el que estamos trabajando que usted esté tratando de cerrar es asegurarse de que no haya sanción sin ley. Y estamos trabajando en ello. Así que, hay algunas sanciones que quedan a discreción del juez. Y ahora estamos tratando de asegurarnos de que no haya penalización en Arabia Saudita sin leyes. Estamos hablando de eso y estamos tratando de detenerlo en los próximos dos o tres años.

El Atlantic

Un tema a colación. La CIA, como sabe, dice que, basándose en sus creencias y su estudio de la situación, usted ordenó el asesinato o la captura de Khashoggi. ¿Cuál es su respuesta a tal conclusión?

El príncipe heredero a la corona

Bueno, antes que nada, es doloroso ver que una persona sea asesinada sin razón alguna. Así que, incluso si una persona merece la pena de muerte, todavía tendría que pasar por el sistema legal y tener derecho a defenderse, etc. Así que lo que pasó fue doloroso. Y deseamos que no le pase a ningún ciudadano saudí, ni a nadie en el mundo. Eso fue un gran error en el sistema. E hicimos todo lo posible para enmendar el sistema y asegurarnos de que esto no vuelva a suceder. También tomamos medidas que cualquier gobierno legítimo hubiese tomado, conduciendo a que dichas personas sean investigadas y llevadas a los tribunales. Y luego el tribunal decidió diferentes castigos para esas personas y estos están cumpliendo estos castigos. Y eso es lo que sucedió cuando los estadounidenses cometieron errores en Irak, Afganistán o Guantánamo. Ustedes tomaron los pasos correctos y nosotros también.

El Atlantic

Pero usted dice que no tuvo nada que ver con ello.

El príncipe heredero a la corona

¿Por qué razón lo haría? Eso es obvio.

El Atlantic

Hemos hablado de esto antes. Usted dijo algo sobre todo este incidente, toda la controversia, que realmente le perjudicó.

El príncipe heredero a la corona

Definitivamente, me dolió mucho. Me dolió a mí y le dolió a Arabia Saudita, desde una perspectiva de «sentimientos».

El Atlantic

¿Desde una perspectiva de “sentimientos”?

El príncipe heredero a la corona

Nos han culpado. Entiendo el enfado, especialmente entre los periodistas. Respeto sus sentimientos. Pero también nosotros tenemos sentimientos aquí, dolor aquí. Sentimos que no somos tratados de manera justa. Yo mismo siento que la ley de derechos humanos no se me aplicó. El artículo 11 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos establece que toda persona es inocente hasta que se compruebe su culpabilidad. Yo no lo entendí bien. Entonces, ¿cómo puede usted hablarme sobre los derechos humanos sin tratarme de acuerdo a mis derechos humanos del Artículo 11? Eso no tiene sentido. Así que es un sentimiento doloroso saber que hemos sido tratados de esta manera. Pero al mismo tiempo, entendemos los sentimientos. Pero la pregunta más importante para mí es esta: ese mismo año, casi 70 periodistas fueron asesinados en todo el mundo. ¿Puede usted nombrármelos? ¿No? Así que muchas gracias. ¿Es este realmente un sentimiento hacia un compañero periodista? ¿O está esto diseñado en contra nuestra y contra mía? Si es realmente un sentimiento por un compañero periodista, nómbreme los 70 periodistas que fueron asesinados ese año.

El Atlantic

Entonces, ¿por qué cree usted que este caso llamó tanto la atención?

El príncipe heredero a la corona

Porque hay mucha gente que quiere estar segura de que nuestro proyecto, el proyecto actual de Arabia Saudita, Vision 2030, fracase. Pero no pueden tocarlo. Nunca fracasará. Nadie en el mundo tiene el poder de hacerlo fracasar. Pueden hacer que marche más lento, digamos, en un 5%. Eso es lo máximo que pueden hacer. Pero más que eso, nadie puede hacer nada. Hay algunos grupos, no quiero señalar con el dedo, pero cualquier persona con buenos conocimientos puede establecer el vínculo entre los grupos de Occidente y los grupos del Medio Oriente, que tienen interés en vernos fracasar.

El Atlantic

¿Cree usted que el mismo Khashoggi argumentaba con alguna premisa de la Hermandad Musulmana en contra de sus planes?

El príncipe heredero a la corona

Nunca leí un artículo completo de Khashoggi en mi vida. Ya sea en un diario saudita o en algún diario estadounidense. Lo que leo es mi resumen diario. Y si hay algo importante en los medios locales, regionales, globales, este surge.

El Atlantic

Entonces, ¿nunca le molestó?

El príncipe heredero

Nunca leí un artículo completo suyo.

El Atlantic

¿Confía usted en que nada de eso volverá a suceder? Es decir –

El príncipe heredero a la corona

Bueno, estoy haciendo todo lo posible para asegurarme de que tengamos gobernabilidad, el proceso y los procedimientos correctos para asegurarnos de que cosas como esa no vuelvan a suceder. Ese es mi compromiso. Pero –

El Atlantic

Si, por ejemplo, se encuentra otro escuadrón, ¿debemos preocuparnos por su control? –

El príncipe heredero a la corona

Ojalá no. Así que estoy tratando de hacer lo mejor que puedo en eso. Ya sabe, hemos sufrido. No quiero que vuelva a suceder. Fue un gran error. Así que no queremos que eso vuelva a suceder. Queremos estar seguros de que nuestro sistema es realmente maduro y nada de eso pueda volver a suceder.

El Atlantic

Me reuní con Khashoggi una vez, solo unas semanas antes de que lo asesinaran y le pregunté: ‘¿Qué es lo que usted verdaderamente quiere? ¿Desea usted el derrocamiento de la Casa Saud?» Y su respuesta para conmigo fue: «No, creo que la Casa Saud debería gobernar Arabia Saudita por siempre». Y me conmocionó cuando lo asesinaron, que alguien que está a favor de que continúe el gobierno de la Casa Saud, se le considere como enemigo, deben haber muchas otras personas que también se les consideren de enemigos. Parece existir una atmósfera de miedo en este país.

El príncipe heredero a la corona

No, no creo eso. En cualquier caso, si así hiciéramos las cosas, Khashoggi ni siquiera estaría entre las mil primeras personas de la lista. Si asumimos por el bien de argumentar que realizaríamos una operación como esa, hubiese sido muy profesional y con alguien importante en el tope de la lista.

Entonces, ¿por qué Khashoggi? Eso fue realmente un gran error. Y nosotros no creemos en ese tipo de operaciones. No creemos en ninguna operación que esté fuera de la ley. Creemos que si hay alguien que cometió un delito, o alguien que es peligroso para Arabia Saudita, o cometió un delito en Arabia Saudita, o es peligroso para el resto del mundo, nosotros tomaremos medidas en base a la ley saudí, en base a las leyes internacionales y en base a las leyes de otros países. Y ese es el procedimiento que hicimos en el pasado y eso es lo que haremos en el futuro.

El Atlantic

Entre otras cosas, este asesinato de Khashoggi dañó las relaciones con Estados Unidos. ¿Qué quiere usted que Joe Biden sepa sobre su persona que no sepa hasta ahora? Porque este incidente tiene –

El príncipe heredero a la corona

Simplemente –

El Atlantic

¿Sí?

El príncipe heredero a la corona

No me importa.

El Atlantic

¿Qué quiere usted decir?

El príncipe heredero a la corona

Depende de él pensar en el intereses de los Estados Unidos.

El Atlantic

¿Cuáles son los intereses de Estados Unidos en Arabia Saudita?

El príncipe heredero a la corona

Bueno, no soy estadounidense, así que no sé si tengo derecho a hablar sobre los intereses estadounidenses o no, pero creo que cualquier país del mundo tiene pilares fundamentales de interés: intereses económicos, e intereses políticos y de seguridad. Así que esa es la base principal de la política exterior de cualquier país. ¿Cómo puedo impulsar yo mi economía? ¿Y cómo puedo mantener mi seguridad? Y cómo puedo impulsar mis lazos económicos y políticos, para estar seguro de que mi país está seguro, y estar seguro de que mi país está creciendo y teniendo más acceso a la inversión y al comercio, etc. Así que creo que ese es el interés de Estados Unidos, hacer eso.

Arabia Saudita es un país que pertenece al G20’. Pueden ver nuestra postura hace cinco años, era casi el numero 20. Hoy, somos casi 17 entre los países del G20. Y nuestro objetivo es llegar a un lugar más avanzado que 15 para el año 2030. «Por ejemplo, en el 2021 apuntamos en tener un crecimiento del PIB del 5,9%», «creemos que alcanzamos el 5,6 para el año 2021». Y ese es definitivamente uno de los principales países de más rápido crecimiento en el mundo. El próximo año, toda la economía crecerá casi un 7%. Y Arabia Saudita no es un país pequeño, es un país del G20 que crece rápidamente. Entonces, ¿dónde está el potencial en el mundo de hoy día? Está en Arabia Saudita. Y si se le quiere perder. Creo que otras personas en el Oriente estarán muy felices de ver —

El Atlantic

¿A qué personas se refiere usted?

El príncipe heredero a la corona

Al mismo tiempo, está tratando de hacerlos retroceder. Así que no entiendo eso.

El Atlantic

¿Qué quiere usted decir con «hacerlos retroceder»?

El príncipe heredero a la corona

Bueno, tómelo tal como es.

El Atlantic

No, pero quédese en ese tema. Me refiero, ¿se siente usted cómodo con China de una manera en la que no se ha sentido cómodo en el pasado?

El príncipe heredero a la corona

Poseemos una larga e histórica relación con los Estados Unidos. Para nosotros en Arabia Saudita, nuestro objetivo es mantenerla y fortalecerla. Tenemos un interés político, tenemos intereses económicos, tenemos un interés de seguridad, tenemos intereses de defensa, tenemos intereses comerciales, tenemos muchos intereses. Es enorme. Y tenemos una gran oportunidad de impulsar todas estas cosas. Y también existe gran posibilidad de que se reduzca en muchas áreas. Si le preguntas a Arabia Saudita, queremos potenciarla en todas los áreas.

Usted no tiene ningún derecho a interferir en nuestros asuntos internos. Se trata de nosotros, los saudíes y nadie puede hacer nada al respecto. Si usted cree que tiene los valores correctos ante las opiniones sociales y si son sólidas, obtendrá una victoria sin presionarnos. Déjeme darle un ejemplo. No nos deshicimos de la esclavitud hace 60 o 70 años porque estuviésemos bajo presión. Pero teníamos buenas influencias de países extranjeros. Los saudíes estudiaron en el extranjero y empresas estadounidenses, empresas europeas, diferentes empresas, vinieron y trabajaron en Arabia Saudita. Y su influencia fue fuerte. Nos dimos cuenta de que eso está muy mal y no puede continuar y cambiamos con el tiempo y nos deshicimos de ello.

La presión no funciona. A lo largo de la historia, nunca ha funcionado con nosotros. Si usted tiene la idea correcta, la forma correcta de pensar, siga haciéndolo. La gente lo seguirá si es lo correcto. Si es algo incorrecto, entonces la gente seguirá su propia forma de pensar. Y tiene que aceptarlo. Entonces, por ejemplo, en Arabia Saudita, respetamos su cultura en los Estados Unidos, respetamos su forma de pensar, respetamos todo en su país, porque depende de usted. Deseamos que nos traten por igual. No estamos de acuerdo con muchas cosas en las que ustedes creen, pero lo respetamos.

No tenemos derecho a sermonearlo en los Estados Unidos, sin importar si estamos de acuerdo o no con usted. Lo mismo ocurre al revés. Dicho esto, no creo que nosotros, como Arabia Saudita, hayamos alcanzado el estándar social al que aspiramos. Aún así, vamos a las áreas en las que creemos que nosotros, como saudíes, confiamos, según nuestra cultura y nuestras creencias en Arabia Saudita.

Para leer el resto de la entrevista de El Atlantic con el príncipe heredero a la corona de Arabia Saudita en inglés copie por favor el siguiente enlace en su ordenador: https://www.memri.org/reports/saudi-dailies-publish-full-transcript-saudi-crown-prince-bin-salmans-interview-atlantic

 

The post Diarios saudíes publican transcripción completa de la entrevista realizada al príncipe heredero a la corona saudita Bin Salman con El Atlantic: El islam wahabí no es sinónimo de Arabia Saudita; las reformas sociales y culturales sirven a nuestros intereses; nos oponemos a un acuerdo nuclear débil con Irán; Israel no es enemigo first appeared on MEMRI Español.

Acerca de MEMRI

El Instituto de Investigación de Medios de Información en Medio Oriente (MEMRI) explora el Medio Oriente a través de los medios informativos de la región.

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


El tamaño máximo de subida de archivos: 300 MB. Puedes subir: imagen, audio, vídeo, documento, hoja de cálculo, interactivo, texto, archivo, código, otra. Los enlaces a YouTube, Facebook, Twitter y otros servicios insertados en el texto del comentario se incrustarán automáticamente. Suelta el archivo aquí

Artículos Relacionados: