Diario Judío México - La grave crisis política y social que ya suma tres semanas en tomó un rumbo inusitado y sorpresivo este domingo: luego del llamado explícito realizado por las Fuerzas Armadas, renunció a su puesto como Presidente de la República.

“Estoy renunciando justamente para que hermanos y hermanas, dirigentes y autoridades, no sigan hostigados, perseguidos, amenazados. Duele mucho que bolivianos estén enfrentados. Lamento mucho este golpe cívico”, dijo Morales en cadena nacional.

La drástica determinación llega poco después de que los Altos Mandos de las FF.AA. le “sugirieran” dejar el cargo, para pacificar un país que ya lleva 21 días agitado y con serios hechos de violencia. A juicio de Morales, dicha maniobra no tuvo otro objetivo que “atentar contra la democracia, contra la paz social, con amedrentamiento hacia el pueblo boliviano”.

Si bien el ahora ex Mandatario trató de calmar los ánimos durante la mañana haciendo un llamado a celebrar nuevos comicios, el informe de la Organización de Estados Americanos (OEA), que detectó graves irregularidades durante las elecciones generales del 20 de octubre, lo empujó hacia un precipicio del cual no tuvo retorno.

“Hermanas y hermanos, la lucha no termina acá. Los humildes, los pobres, vamos a continuar con esta lucha por la igualdad, por la paz y en este momento es importante decirle al pueblo que es mi obligación como primer Presidente indígena y de todos los bolivianos buscar esta pacificación”, señaló.

Según reportan los medios bolivianos, tras su anuncio Morales abandonó La Paz en el avión presidencial y se trasladó hacia el sector de El Chapare, en Cochabamba, uno de sus bastiones cocaleros en los que aún cuenta con apoyo ciudadano. Se espera para saber si continuará o si va a abandonar el país.

“Nuestro gran deseo es que vuelva la paz social, la tranquilidad. Le he pedido con mucho respeto a todos los bolivianos y al mundo entero que sepan cómo grupos oligárquicos conspiran contra la democracia. Es histórico, es inédito, conocemos nuestra historia, sin embargo tengo la obligación de buscar esta paz”, acusó, junto con condenar los ataques incendiarios que sufrió la casa de su hermana y del gobernador de Oruro, Víctor Vásquez.

Morales deja así un cargo que ocupó por 13 años, en tres períodos consecutivos, siendo su cuarto intento el que terminó por tumbarlo. Sin embargo, el ambiente en las calles se encontraba polarizado desde hace más de dos años, cuando el plebiscito al que convocó rechazó la opción de que volviera a presentarse a la presidencia.

FuenteEmol Noticias
Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anterior“Dress for Success”, una nueva iniciativa de WIZO
Artículo siguienteCambios en la presión arterial de pacientes que reciben quiropráctica