Es mi afán dejar sentadas algunas pinceladas generales sobre el difícil tema de la aquí en los , para que mis conciudadanos ecuatorianos, en especial santo dominguenos y los lectores del Diario Judio, se interesen sobre este tema muy debatido y que enfrenta a los dos partidos más importantes: demócratas y republicanos, que buscan liderar el espectro político, con proyectos que se cruzan en sus objetivos, pero que circundan todos en buscar la manera de solucionar la vida de más de 11 millones de indocumentados, que es la cifra oficial, sobre la cual nadan las ideas renovadoras y salvadoras. La prensa especializada de este país, indica que todo proyecto que se dirija a reformar las leyes migratorias debe ser exhaustivo; un enfoque parcial ideológico que se centre solo en la seguridad fronteriza, ignorando a los trabajadores migratorios o viceversa, está condenado al fracaso. Las aristas que genera la son multifacéticas, dos de ellas dejan mutis a los entendidos: el crecimiento descomunal de su número anual de inmigrantes, que supera las 700.000 personas; y por otro, las medidas de control impuestas por los gobiernos de turno, todas ellas, incidiendo sobre la dignidad personal y otras implantando descomunales inversiones en muros, que lejos de detener al inmigrante, estimula las ideas de evadirlo, manteniendo en vilo a la sociedad estadounidense. 

 

Por sobre el interés demostrado por el actual presidente Bayden sobre esta agudo tema, asoma a mi juicio, un interesante proyecto, que su autora, la representante republicana por Florida María Elvira Salazar, lo presentará a la cámara baja en la presente semana, proyecto denominado “Dignidad” y que ajustado a este corto espacio disponible, busca ofrecer dignidad y salir de la “sombra” como indica, a los indocumentados, basando su propuesta en 3 aspectos básicos: 1) lograr el cierre total de las fronteras; 2)  

Reformar las leyes de asilo político y 3) Deportar a maleantes, criminales y quienes hayan infringido la ley, reformando la parte legal, que evite o elimine la acción de los jueces. Busca para los Drimer, un estatus legal inmediatamente, otorgando libertad para salir del país o regresar, si así lo deciden; y para el resto de indocumentados, que tengan 5 años de permanencia en el país, que hayan pagado sus impuestos y tenido buen comportamiento, darles permiso de trabajo y garantías para su permanencia. Cumplidos los 10 años en ese estado, estarían en libertad de solicitar residencia, para lo cual deben demostrar saber inglés, cívica e historia, condiciones que lo pasarían a un estado de “Redención”, según su autora.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorUEFA Champions League 2021/2022: el ente europeo planteó cambiar la sede de la final
Artículo siguienteCUJA. «La Municipalidad de Jerusalem asume la responsabilidad por los jóvenes de la Aliá Protegida»
Originario de Zaruma, El Oro, Ecuador, José Manuel es Doctor en Medicina Veterinaria y Zootécnica por la Universidad de Guayaquil. Ha recibido diversos reconocimientos por sus actividades académicas y culturales. Editorialista y colaboradr en diversos diarios como La Hora, El Universo y El Comercio entre otros. Es también autor de varios libros entre los que destaca la novela costumbrista "Relámpago y algunas expresiones escondidas" así como libros técnicos relacionados con su profesión.