16.4 C
Mexico City
jueves, diciembre 1, 2022
Inicio Etiquetas Literatura

Etiqueta: Literatura

Más de Amorita

0
"Cuando Amorita descubre las infidelidades de su marido, sus hijos varones, Amadis y Orlando, estaban en plena adolescencia y no hay jueces más duros que los chicos de esa edad. Y si a ello agregamos la insidia de la madre predisponiéndolos contra el padre y que éste, además de dominante es injusto, tramposo y mentiroso con sus hijos, hasta en los juegos más inocentes, podrás imaginar la dimensión del odio filial hacia su progenitor. En cuanto a Irene, la hija mayor, siempre amó al padre y culpó a la madre de los traspiés dados por él. El resultado de ello: la hija soltera en Nueva York, dirigiendo una empresa de moda, o algo por el estilo, y los hijos viviendo en un yate en Montecarlo, después de haber fracasado en sus matrimonios, pues la madre, acostumbrada a dirigir todo, también lo quiso hacer con sus vidas, con sus nueras y nietos y, cuando la primera nuera se negó a seguir fielmente sus lineamientos, Amorita decidió que ella No... era lo conveniente para su hijo, e hizo todo lo posible por hundir su matrimonio, hasta que lo logró. Y, cuando la segunda nuera se rebeló, no tardó en torpedearla hasta lograr la separación. El resultado de todo ello fue que Amorita, representando el papel de víctima, traicionada por el marido y después ignorada y ofendida por nueras y consuegras quedó, como el gigante egoísta del cuento dueña absoluta del castillo, pero sola, (que es lo que estuvo deseando siempre, quizás).

Atardecer de un Gigante (Tercera y última parte)

1

Después de despedirse de Rajel, su enfermera, y habiendo recorrido una veintena de metros hacia el comedor del kibutz, los llamados de su ayudante Shmuel detuvieron su lento caminar y casi al instante se dispuso a retornar a casa. En esta ocasión estaba seguro que se le estaba avisando la tan ansiada llamada telefónica de Amos -su hijo. Efectivamente su presentimiento y el conocer la puntualidad de su hijo, quedaron plenamente confirmados cuando tomó el auricular y con voz ansiosa preguntó: - ¿Eres tú Amos?

Nuevo Libro de Eduardo L. Feher

En el Instituto Cultural México Israel, el pasado 2 de marzo, ante un numeroso público, el siempre ingenioso hombre de letras y abogado, persentó su último libro en donde se adentra en el espíritu de diversos personajes famosos; con acierto y no sin cierto ánimo lúdico, pone el autor en sus bocas argumentos, sensaciones y visiones que transfiere magistralmente a nuestros tiempos.

Jaim Najmán Bialik

1

Los principales poetas inmigrantes que emergieron cuando empezaba a cobrar impulso el movimiento sionista que llamaba a la restauración de la vida nacional judía en la Tierra de Israel, fueron Jaim Najmán Bialik y Shaúl Tchernichovsky. Jaim Najmán Bialik, es considerado el poeta nacional de Israel, así como el más influyente escritor en el renacimiento de la lengua hebrea. Nació el 30 de diciembre de 1873 en Rady, pequeña aldea de Wolhynia en Rusia. A los seis años, su familia se estableció en Zitomir y su padre abrió una taberna junto al camino de la localidad. Como carecía de experiencia comercial, le fue imposible mantener a su esposa y a sus siete hijos, y para mayor desgracia, murió joven dejando a su familia en la miseria. Con la muerte de su padre, el joven Bialik fue llevado a la casa de su abuelo paterno en las afueras de Zitomir. Su abuelo, que vivía una vida del todo consagrada a las prácticas piadosas, proporcionó a su nieto una densa formación espiritual.

El mandato británico en Palestina

0
Antes de que finalizara la Primera Guerra Mundial, la región de Palestina formaba parte del Imperio Otomano. Los británicos, bajo el mando del general Allenby, derrotaron al ejército turco en 1917 y ocuparon Siria y Palestina. Este territorio fue administrado por los británicos hasta que terminó la guerra. La administración militar británica acabó con el tifus y el cólera, mejoró el suministro de agua a Jerusalén y redujo la corrupción subiendo los salarios de los jueces árabes y judíos. Las comunicaciones también se mejoraron gracias al tren y el telégrafo.

Atardecer de un gigante (Segunda Parte)

0
Intensos Momentos Ben Gurión y su ayudante continuaron con sus respectivas labores, en un día que para ellos había empezado muy temprano y que sin saberlo, les deparaba varias sorpresas, recuerdos y emociones. Portando un overol...

La señora presidenta XIV

0
He encontrado otra carta de Barbalila y, para no aburrir con preámbulos, copio sin más lo que me parece interesante: Doña Greta Granaya me ha puesto al tanto de algunas cosas que sucedían en La...

El sionismo y Bashevis Singer

0
Bashevis fue testigo del nacimiento del Sionismo, o sea del movimiento de retorno a Sión, a la Tierra Prometida recordada una y mil veces, durante centurias en las plegarias diarias. El judío del exilio, envuelto en un torbellino de incertidumbre, y con el agua hasta el cuello, buscó -y encontró- diferentes alternativas para sobrevivir.

Atardecer de un gigante (Primera Parte)

0
Dorado Amanecer La noche fue corta para Ben Gurión, y sus escasas horas de sueño confirmaban en parte, el apodo de "viejo" con que cariñosamente hacían referencia algunos periodistas en la prensa y en las...

Cuentos e historias de mujeres

0

Cuentos e historias de mujeres es un sueño convertido en realidad gracias a 2LÎNEAS, la editorial comandada por Hildebrando Cota y Marú Luna. Y surge a la vida gracias a la imaginación y oído atento de Sara quien recrea la voz, el coro de voces variopinto, de mujeres con voz y anhelo de ser escuchadas.