Bloomberg reporta que Ralph Janvey, Síndico de las empresas de “Sir” Allen Stanford, solicitó a un Juez que ordene el desalojo de la esposa y la hija de Stanford del apartamento que ocupan, para usar el producto de la venta para pagar a los acreedores de Stanford. Janvey le dijo al Juez de Distrito David Godbey en los documentos presentados en el Tribunal en Dallas que Randi Stanford debía ser declarada en desacato a la orden del Tribunal y desalojada de apartamento por negarse a cooperar en las gestiones para la venta del inmueble.

Diario Judío México - “La Sra. Stanford no sólo ha negado a cooperar con el Síndico, sino que también sostiene que el Síndico no tiene derecho a vender su apartamento pues éste fue un regalo que le hizo su padre”, dijo Kevin Sadler, un abogado de Janvey, en el escrito.

Randi Stanford, de 26 años, y su madre, Susan Stanford, quien se encuentra en proceso de divorcio de su marido, comparten el apartamento de 260 metros cuadrados en un edificio residencial en el vecindario de River Oaks en Houston. El apartamento de de dos dormitorios está valorado en USD 1.3 millones y ha sido la residencia principal de la mayor de las hijas de Stanford por varios años. Susan Stanford se mudó al apartamento de su hija en este año después de que reventara el escándalo financiero de las empresas de su marido, lo que le hizo difícil seguir viviendo en una mansión de Houston que le fue otorgada mediante una orden judicial temporal en medio del proceso de divorcio.

Janvey señaló en el juicio el apartamento y la casa de Susan Stanford como bienes de propiedad de Stanford, susceptibles de ser vendidos para pagar las deudas de su grupo financiero.

Fuente: http://venepiramides.blogspot.com/2009/07/el-sindico-janvey-quiere-desalojar-la.html