Diario Judío México - Documentos encontrados en la contabilidad de Stanford International Bank (SIB) prueban que el valor de sus activos estaba totalmente sobreestimado, quedando sólo una fracción de su valor para el pago de sus pasivos, afirmó el Síndico Americano Ralph Janvey en un documento introducido en el Tribunal el día Jueves 23 de Abril, según reportó Reuters.

En un caso el Síndico se encontró con que terrenos en Antigua con una extensión de 1.587 acres (642 hectáreas) que fueron comprados por USD 63.5 millones en el 2008 fueron revaluados a USD 3.200 millones meses más tarde en los libros del banco, de acuerdo al documento. En una entrevista el Lunes, “Sir” Allen Stanford afirmó que no tenía control directo de las inversiones del banco (y suponemos que asegurará que esta “pequeña” revaluación de activos se hizo a sus espaldas), según reportara VenePirámides.
Janvey informó a la Corte en su reporte de avance que “Sir” Allen Stanford no era cliente ni mantenía CD’s personales en SIB (pero tenía confianza absoluta en la solidez del banco).

“Pareciera que el valor total de los activos del banco será sólo una fracción del monto total requerido para pagar todos los CD’s pendientes de pago y los demás pasivos de la empresa”, aseguró Janvey en el escrito.

Por su parte, Bloomberg reporta que el escrito introducido por Janvey en el Tribunal en Dallas el Jueves señala que “pareciera que muy poca gente tenía acceso a suficiente información para entender la totalidad de las operaciones…la estructura del Grupo Stanford pareciera haber sido diseñada con el propósito de ocultar las propiedades y las transferencias de efectivo y otros activos”. Agrega Janvey que “una cantidad sustancial de dinero, tanto como USD 1.000 millones, recibida por Stanford International Bank (Antigua), no tiene respaldo en la contabilidad ni sabemos dónde fue a parar”.

Fuente: http://venepiramides.blogspot.com/2009/04/la-alquimia-de-stanford-convertir-635.html


SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.