Diario Judío México -

La historia de la defensa de “Sir” Allen Stanford sigue poniéndose más y más extraña.

Mientras el mundo financiero espera por la acusación penal del banquero texano, éste cambia de abogados con la misma velocidad con que cambiaba de novia. La semana pasada cambió su equipo de abogados civiles con un grupo de abogados de un pequeño bufete de Washington DC, llamado el “Gulf Law Group “, según reportó Reuters . Esta firma se publicita como un escritorio de abogados que abarca todas las especialidades de la práctica legal, pero pareciera especializarse en derecho marítimo y naviero (y también salvataje de buques?). En su página web los símbolos predominantes son fotografías de un faro, un buque de carga y una plataforma de perforación petrolera. Las leyes del mercado de valores y bancarias no parecieran ser una de las áreas de especialidad de la firma. Sin embargo, eso es lo que “Sir” Allen pareciera necesitar luego de ser acusado de operar una estafa piramidal de USD 8 mil millones a través de la venta de Certificados de Depósito (CD’s).

Ruth Schuster, una de las socias de la firma “Gulf Law Group”, recientemente suscribió un escrito introducido en el Tribunal en representación de Stanford, oponiéndose a la solicitud de USD 20 millones en honorarios del Síndico Ralph Janvey. Otro abogado de la firma se está comunicando con ex – empleados de Standord para averiguar si están dispuestos a proveer testimonio respaldando a su otrora jefe.

Pero tal vez la selección de la firma “Gulf Law Group” no es tan extraña como podría parecer a primera vista. Algunos especialistas del área legal piensan que la selección de la firma indica que su defensa se centrará en la falta de jurisdicción de las autoridades americanas para intervenir los activos de un banco domiciliado en Antigua & Barbuda. Otros piensan que la especialidad en derecho naviero podría ayudar a reflotar el barco hundido.

Fuente: http://venepiramides.blogspot.com/2009/06/los-nuevos-abogados-de-sir-allen.html

FuenteVenePiramides.blogspot.com
Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorBulgaria’s Jews
Artículo siguienteStanford bank treasures now grace Broward warehouse