Diario Judío México - El primer ministro, Biniamín Netanyahu, está considerando designar al ex presidente del Banco Central de Argentina, Mario Blejer, para encabezar el Banco de . Blejer, de 65 años, nació en Córdoba, Argentina, e inmigró al país a los 20 años (en 1968). Obtuvo en la Universidad Hebrea de Jerusalén un titulo de licenciatura (Bachelor of Arts) en economía e historia judía y luego una maestría antes de alcanzar el doctorado en economía en la Universidad de Chicago, en la misma escuela que estudiaron los candidatos anteriores que renunciaron – Jacob Frenkel y Leonardo Leiderman -.

Blejer enseñó varios años en la Universidad Hebrea, en la década de los ochenta. En 2002, se desempeñó durante seis meses como presidente del Banco Central de Argentina, pero renunció por desavenencias con el gobierno. Luego pasó a desempeñarse como asesor del Banco de Inglaterra.

El economista es el tercer cordobés cuyo nombre se escucha como eventual candidato para presidir el Banco de , tras la renuncia anticipada de Stanley Fisher y la declinación a la candidatura de Frenkel – tras descubrirse que fue acusado por el hurto de un porta trajes en el Duty Free del aeropuerto de Hong Kong en 2006 -. Los otros dos fueron Leo Leiderman y Manuel Trajtemberg. Leideraman fue nombrado oficialmente, con bombos y platillos, por Netanyahu y su ministro de Finanzas, Yair Lapid, pero renunció antes de que su designación pasara por la comisión que veta los nombramientos, luego que se difundiera que era asesorado asiduamente por un astrólogo y que había mantenido conductas inapropiadas cuando trabajó para el Deutsche Bank.

Los otros tres candidatos son Zvi Eckstein, que encabeza la Escuela de Economía del Centro Interdisciplinario de Herzlía y fue vicepresidente del Banco de desde 2006 a 2011; Michal Abadi-Boiangiu contadora general del Ministerio de Finanzas, y Víctor Medina, de 74 años, quien fue director del Ministerio de Finanzas y presidente ejecutivo del Banco Mizrahi Tefahot.

Los candidatos a presidir el Banco de son designados por el primer ministro y el ministro de Finanzas; pero luego deben ser aprobados por una comisión encargada de revisar los nombramientos de los empleados públicos de alto rango, que actualmente está encabezada por el ex juez de la Corte Suprema, Jacob Turkel