El canciller argentino, Héctor Timerman, se preguntó si tiene que «cagar a los de la AMIA, porque supuestamente tenga una deuda con Israel», al referirse a las gestiones de ese país que rescataron a su padre, el periodista Jacobo Timerman, quien estuvo secuestrado durante y por la dictadura militar.

Timerman se refirió en esos términos al ser consultado por radio Continental sobre la postura contraria de al acuerdo firmado con el régimen de Mahmud Ahmadinejad para juzgar a los imputados iraníes en el atentado contra la AMIA, cometido en 1994.

«Mi padre estaba preso, desaparecido, y yo tengo que ir a agradecerle. O sea, ¿yo tengo que cambiar la política exterior argentina y cagar a los de la AMIA porque supuestamente tenga una deuda con Israel? Yo no tengo ninguna deuda. Cuando se salva a una persona que está siendo perseguida, ahí no hay deudas», afirmó el canciller.

Además, Timerman preguntó a su interlocutor radial: «¿Qué quiere, que le haga un cheque a por lo que hizo?».

Lejos de terminar con la polémica, el responsable de las relaciones diplomáticas insistió: «¿Por qué no le pregunta a Marcos Weinstein - presidente de la Asociación de Familiares de Desaparecidos Judíos en la Argentina - qué piensa del rol de con la dictadura?».

«No me siento en deuda con nada, con nadie, y con todos al mismo tiempo. Fueron muchos los que ayudaron a mi padre, como fueron muchos a los que mi padre ayudó también», concluyó Timerman.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorAMIA: breves tips para comprender con quien acordó Argentina
Artículo siguienteDrew Barrymore quiere convertirse al Judaísmo