Diario Judío México - El 29 de julio de 1945, se celebró una boda judía en la sinagoga Rykestrasse de , la primera desde la liberación de la ciudad, ocurrida casi tres meses antes. Los nombres de la novia y el novio se perdieron en la historia, pero no el del rabino que la presidió: Martin Riesenburger.

Las medidas antijudías en habían comenzado casi inmediatamente después de la elección del partido nazi en 1933. Pero no fue hasta junio de 1943 que el régimen declaró la capital de “libre de judíos”. No obstante, se estima que unos siete mil judíos sobrevivieron al Holocausto en . Este conteo incluye no sólo a los escondidos, sino también los judíos de ascendencia mixta y a hombres judíos casados con mujeres que los exentaron de la deportación. Ese fue el caso de Martin Riesenburger.

Riesenburger, nacido en la ciudad en 1896, no fue un rabino ordenado, sino más bien un predicador. En la década de 1920, se había casado con Lucie Klara Linke, convertida al judaísmo.

Desde el punto de vista del régimen, seguía siendo un aria, una que salvó a ella y a su marido de ser asesinados, y les permitió permanecer en .

Riesenburger comenzó a supervisar el cementerio de Weissensee, el mayor cementerio judío en , en el este de la ciudad. Sorprendentemente, durante gran parte de la guerra, Riesenburger realizó entierros judíos, con un acuerdo tácito de las autoridades.

A principios de 1945, después de que su propio departamento fuera destruido en un ataque aéreo aliado, Riesenburger y su esposa se instalaron en el edificio de la administración del cementerio.

Pronto, comenzó los principales servicios de shabat en el sótano del edificio de la administración.

No hay evidencia de que Riesenburger escondiera judíos o fuera directamente responsable de salvar vidas.

Al final de la guerra, la Rykestrasse, que había sido salvada de la destrucción de la Kristallnacht, en noviembre de 1938, fue la única sinagoga aún en pie en .

El 13 de julio de 1945, la sinagoga reabrió para dar su servicio de shabat, pero no en su edificio principal, sino en una estructura más pequeña que había servido como escuela. Dos semanas después, Martin Riesenburger ofició una primera boda allí.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.