Diario Judío México - Casi 50 años después de que el fallecido rabino Ovadia Yosef dictaminó que el estado judío de los judíos etíopes no debía ser cuestionado, en noviembre pasado, el Consejo del Gran Rabinato aceptó su decisión y reconoció que los israelíes etíopes son judíos.

Los judíos etíopes en son inmigrantes y descendientes de los inmigrantes de las comunidades Beta en que ahora residen en y tienen la ciudadanía israelí. La comunidad judía etíope en también está compuesta por Falash Mura, una comunidad de Beta que se había convertido al cristianismo en los últimos 200 años, principalmente bajo la presión del gobierno y sus vecinos, pero se les permitió emigrar a condicionado a su conversión al judaísmo ortodoxo.

Según trascendió en las últimas horas, funcionarios rabínicos dijeron que la decisión eliminó un antiguo documento de la década de 1980 que cuestionaba la judeidad de todos los olim etíopes y exigió varias acciones para confirmar su judaísmo, incluido Giur L’chumra.

El rabino Sharon Shalom, decano de estudios etíopes de la judería en el Colegio Académico de la ONU, dijo a la radio Reshet Bet que «es una decisión sin sentido», y agregó que «esto no es un feriado, el rabinato todavía nos está golpeando». «Es como pedirle a Guatemala que reconozca el Estado de : ya lo hemos establecido, ya no es relevante», sostuvo.

El rabino Shalom recordó amargamente un evento cuando él y otros hombres de su familia y sus vecinos habían recibido la orden de una noche en una mikva, donde se les dijo que se desnudaran y se pusieran en fila mientras un mensajero del Gran Rabinato les hacía una sangría, en lugar de una circuncisión. Esto no era una humillación que olvidaría fácilmente.

El Kes (sacerdote etíope) de Kiryat Malachi, Andaleh Maharat, dijo que estaba satisfecho con la decisión del rabinato, y esperaba que los rabinos ortodoxos Ashkenazi lo aceptaran también. “La Torá se abraza, no se rechaza. No le da a ningún grupo étnico un monopolio”, argumentó.

Kes Maharat dijo a Reshet Bet: «Hemos hecho sacrificios para mantener nuestro judaísmo. Para que vengamos a solo para que nos digan que es dudoso que seamos judíos, no hay nada más humillante que eso”.

El rabino jefe de los judíos etíopes, el rabino Reuven Wabashat, expresó optimismo sobre las implicaciones de la decisión del rabinato. «En los últimos años, han sucedido todo tipo de cosas en el sistema de servicios religiosos, y algunos lo han justificado diciendo: ‘El Gran Rabinato aún no ha reconocido a los judíos de «. Ahora, aquellos que se oponen a nuestro estatus judío no tendrán más recursos», afirmó.

FuenteItongadol
Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorLa masacre de Damour (Líbano)
Artículo siguienteLa Alianza para el Recuerdo del Holocausto expresó su preocupación por aumento del antisemitismo
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.