Las autoridades de  aclararon hoy que el choque múltiple que causó una gran explosión ante un hospital y dejó al menos 20 muertosen El Cairo, en realidad se trató de un coche bomba que iba a ser detonado en otro lugar con fines terroristas.

Diario Judío México - Otras 47 personas resultaron heridas en el choque y la explosión, según el Ministerio de Salud.

Algunos de los heridos sufrieron quemaduras y huesos rotos, aunque en un primer momento no estaba claro si alguno había sufrido sus lesiones cuando estaba dentro del hospital.

El Ministerio del Interior dijo que un grupo islamista radical llamado Hasm, vinculado a la Hermandad Musulmana, llevaba el vehículo por la calle Corniche con la intención de detonar la bomba en otro lugar, y que el choque detonó los explosivos.

Agregó que el vehículo fue robado hace varios meses en Menufiya y que se dirigía a su objetivo en el momento de la explosión, según el diario local Al Ahram.

El presidente Abdel Fatah al Sisi calificó la explosión de “ataque terrorista”.

Sisi presentó en las redes sociales sus condolencias “al pueblo egipcio y a las familias de los mártires muertos en el cobarde incidente de origen terrorista”.

Al menos 78 pacientes fueron evacuados a otros hospitales, mientras los servicios de emergencia controlaban las llamas.

La explosión dañó la puerta principal del Instituto Nacional de Cáncer, así como varias salas comunes y habitaciones de pacientes, según un comunicado de la Universidad de El Cairo. Su facultad de medicina emplea el Instituto como centro docente.

Las televisoras mostraron el lunes imágenes de ventanas y puertas reventadas.

El Ministerio de Sanidad no detalló si entre las víctimas había personal o pacientes del hospital.

El fiscal jefe del país ordenó una pesquisa sobre el suceso, según la agencia estatal de noticias MENA.

El lunes se veía a trabajadores de defensa civil retirando escombros mientras otros agentes vigilaban, inspeccionaban el hospital o la extensión de los daños en el edificio.