Diario Judío México - Un grupo de activistas pidió disculpas el miércoles a las indignadas organizaciones judías por una urna colocada fuera del parlamento alemán que, según los activistas, contiene los restos de las .

The Center for Political Beauty dijo que no tenía la intención de herir los sentimientos de los sobrevivientes del y sus descendientes cuando colocó la urna frente al edificio del Reichstag el lunes. Dijo que su intención era destacar los peligros del extremismo derechista mostrando los restos que, según afirma, encontró cerca de los antiguos campos de exterminio nazis.

El jueves por la mañana, la urna transparente, del tamaño de un bidón de aceite, estaba cubierta con un plástico negro.

Grupos judíos como el Comité Internacional de y el Consejo Central de judíos de Alemania expresaron su indignación, diciendo que la instalación perturbó la paz de los muertos.

“Los sobrevivientes de están horrorizados ante esta instalación, que hiere sus sentimientos y la paz eterna de los muertos de sus familiares asesinados”, dijo el Comité Internacional de .

The Center for Political Beauty, conocido por sus provocadoras maniobras, dijo que la urna contenía restos de víctimas que había desenterrado de 23 lugares cercanos a campos de concentración y muerte nazis en Alemania, Polonia y Ucrania. El suelo que el grupo dijo que contenía los restos se podía ver en la urna naranja transparente, del tamaño de un bidón de aceite, colocada encima de un pilar metálico.

El grupo, cuyos miembros se consideran a sí mismos artistas políticos, dijo que sus acciones pretenden mostrar que en Alemania “el legado del se ve anulado por la apatía política, el rechazo de los refugiados y la cobardía”.

La urna sirve como advertencia en tiempos de creciente extremismo derechista de cómo las fuerzas conservadoras en Alemania ayudaron a allanar el camino para que los fascistas de Adolf Hitler llegaran al poder en 1933, dijo el grupo.

Seis millones de judíos europeos fueron asesinados por los nazis, muchos de ellos transportados desde toda Europa para ser asesinados en los campos de exterminio como , Sobibor y Treblinka que los alemanes establecieron en la Polonia ocupada.

“Algunos de los sobrevivientes me dijeron: ‘Mis queridos familiares fueron llevados por toda Europa durante las deportaciones, ¿por qué no se les puede dejar en paz ahora?’” Según Christoph Heubner del Comité de a The Associated Press.

El rabino principal de Polonia, Michael Schudrich, dijo que el traslado de los restos de los muertos está prohibido de acuerdo con la ley judía.

“Los restos humanos de las son especialmente sagrados y requieren el mayor cuidado y sensibilidad”, dijo Schudrich a AP. “Según la tradición judía, deben permanecer en su tumba original y ciertamente no deben ser usados para ningún otro propósito, incluso un propósito que algunos puedan pensar que es digno”.

El principal grupo judío de Alemania, el Consejo Central de judíos, dijo que si bien acogió con beneplácito la acción política contra el extremismo derechista, incluso de manera provocativa, la última maniobra de The Center for Political Beauty fue “problemática”.

No es la primera vez que los activistas irritan a grupos judíos con sus instalaciones. Hace dos años, erigieron un monumento al frente a la casa de un político nacionalista que sugirió a Alemania que pusiera fin a la tradición de décadas de reconocer y expiar su pasado nazi. Los críticos dijeron que el memorial era sobre el activismo político y no sobre las .


SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.