Diario Judío México - El líder supremo de , Alí Khameneí, declaró que forzaron a “retroceder al enemigo” durante los recientes disturbios en el país -contra la subida del precio de la gasolina y su racionamiento- que, subrayó, no fueron llevados a cabo por el pueblo.

“Hemos hecho retroceder al enemigo en varios frentes y, con la ayuda de Alá, también haremos retroceder firmemente al enemigo en la guerra económica”, aseveró en un discurso, publicado este miércoles en su página oficial.

Khameneí señaló que ha logrado repeler al enemigo en varias áreas, citando la “militar, política y de seguridad”, durante una reunión con emprendedores y actores económicos del país.

Sobre los últimos disturbios, el líder iraní insistió en que tuvieron “una naturaleza de seguridad y no popular”, aludiendo a que no participó en su opinión gente común.

Las protestas por la subida en al menos un 50 % del precio de la gasolina y su racionamiento estallaron el pasado viernes y derivaron pronto en una escalada violenta en numerosas ciudades del país.

Durante estos días, han sido incendiados sucursales bancarias, comercios y mezquitas, y se han producido enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas de seguridad.

Las protestas han tomado también un cariz político, con frecuentes lemas contra el sistema islámico del país y su líder Khameneí, que insiste en acusar a grupos opositores fuera del país de instigar los disturbios.

Las autoridades iraníes no han revelado una cifra global de víctimas mortales, centrándose por ahora en informar de la muerte de cuatro miembros de las fuerzas de seguridad en distintos incidentes.

Sin embargo, (AI) alertó de que al menos 106 manifestantes han muerto en 21 ciudades iraníes, basando sus datos en imágenes de vídeo “verificadas”, testimonios de testigos sobre el terreno y datos recabados por activistas.

Su investigación revela “un desgarrador patrón de asesinatos ilegales por parte de los cuerpos de seguridad iraníes, que han utilizado una fuerza excesiva y letal para aplastar protestas que eran en gran medida pacíficas”, indicó AI en un comunicado.