Hace unos días, Facebook y Twitter anunciaron la eliminación de las publicaciones que niegan el Holocausto. Facebook transformó la anterior postura de Mark Zuckerberg, quien en un tiempo defendió estas expresiones que promueven animosidades, pese a no estar de acuerdo con sus contenidos, como parte de la protección a la libertad de expresión. La vicepresidenta de políticas de contenido de Facebook, Monika Bickert, explicó: “Nuestra decisión está respaldada por el documentado aumento del a nivel mundial y el nivel de ignorancia sobre el Holocausto, especialmente entre los jóvenes”. Pero, advirtió que su aplicación llevará tiempo, pues deben “ajustar los sistemas y entrenar a los revisores”.

Por su parte, en un comunicado, Twitter afirmó: “Condenamos el e instigación al que no tienen cabida en nuestro servicio. Contamos con una sólida política en contra de la ‘glorificación de la violencia’ y actuamos contra el contenido que elogia los actos históricos de genocidio, incluido el Holocausto”.

La revisión de los millones de mensajes en las se realiza a través de secuencias de algoritmos y tal vez, tras esas programaciones, la selección final sea vista por verificadores. Hasta el presente, la experiencia con Facebook ha sido negativa; ante serios reclamos, la empresa reiteró que ninguno de esos mensajes vulnera sus normas. En ocasiones, Facebook ha bloqueado las cuentas de personas que combaten el antisemitismo, pero no inhabilitan las cuentas de los odiadores.

Con Twitter la situación no es mejor; en muchas oportunidades nos informan que la investigación de la cuenta denunciada “incumple las reglas que prohíben las conductas de incitación al odio”, no obstante, no son sancionadas. Y permite cuentas con seudónimo que usan el apellido Hitler, símbolos nazis o el caso de las cuentas en diferentes idiomas de Ali Jamenei de Irán, quien abiertamente llama a la destrucción de Israel, hace comentarios en contra de los judíos y no tiene ni una llamada de atención.

Esperamos que los encargados de las tomen consciencia del peligro que constituye el estímulo a la violencia y sean vigilantes ante los mensajes de odio, la promoción de estereotipos demonizadores antisemitas y de cualquier naturaleza.

FuenteEl Universal

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorPara evadir controles policiales, judíos ultraortodoxsos en Israel celebran boda en localidad árabe
Artículo siguiente24 de octubre de 1935: Asesinan al famoso criminal Dutch Schultz