Diario Judío México - El número de incidentes antisemitas y xenófobos crecieron casi un 20% respectivamente en  el año pasado, y fueron perpetrados en casi su totalidad por personas seguidoras de la ideología de extrema derecha. De acuerdo con el informe publicado el martes por el Gobierno alemán, la autoría del 90% de los 1.799 ataques registrados en 2018 contra la comunidad judía está vinculada a ultras. Discursos de odio, graffitis antisemitas y la exhibición de signos prohibidos en el país como es la esvástica estaban entra las principales ofensas.

El ministro de Interior alemán, Horst Seehofer, se comprometió a hacer frente “con todos los medios” a este auge, “especialmente en este país”, en alusión al pasado nazi de . “Es un trabajo tanto para la policía como para toda la sociedad”, agregó en la conferencia de prensa de la presentación del informe.

Seehofer se comprometió a hacer frente “con todos los medios” a este auge, “especialmente en este país”

La comunidad judía en está en alerta desde el surgimiento del partido ultraderechista Alternativa para (AfD), cuyos líderes han sido acusados ​​de minimizar los crímenes nazis y de llamar a un monumento nacional a las víctimas del Holocausto un “memorial de vergüenza”.

La AfD –que en septiembre de 2017 consiguió 10 diputados en el Bundestag, la primera vez que la ultraderecha conseguía entrar en el Parlamento alemán desde la Segunda Guerra Mundial– dice que el islam es incompatible con la Constitución alemana, pero ha negado que tenga puntos de vista racistas y ha atribuido el aumento de los ataques contra judíos y empresas judías a los solicitantes de asilo de países mayoritarios musulmanes.

La canciller Angela Merkel, cuya decisión en 2015 de dar la bienvenida a casi un millón de solicitantes de asilo, principalmente de Siria, Irak y Afganistán, contribuyó al aumento de la AfD, prometió luchar contra todas las formas de racismo con toda la fuerza de la ley.

“Tenemos el deber y la responsabilidad de defender nuestros valores y las leyes constitucionales”, señaló la canciller en otro acto. “Este es especialmente el caso cuando debemos luchar contra el racismo, el odio antisemita y la violencia utilizando todos los medios legales disponibles”.

El año pasado  revivió imágenes que creía que no volvería a ver, cuando grupos neonazis marcharon por las calles de la ciudad de Chemnitz, en la Sajonia oriental, y desataron el “acoso xenófobo” tras la muerte de un hombre a manos de dos solicitantes de asilo. Algunos manifestantes ultras fueron fotografiados ofreciendo el saludo nazi.

El informe, al detalle

El informe del Ministerio del Interior señala que los incidentes antisemitas aumentaron un 19,6% a 1.799 de 1.504 en 2017, con 69 clasificados como actos de violencia. Del total, 1.603 fueron cometidos por perpetradores de extrema derecha.

En cuanto a los ataques contra extranjeros, estos incrementaron un 19,7%, a 7.701 casos en medio de un aumento general en los delitos de odio, de 8.113. La extrema derecha fue responsable de 7.064 de los delitos xenófobos y 7.153 de los delitos de odio en general.

A pesar de que los incidentes antisemitas y xenófobos van en aumento, el número total de delitos por motivos políticos disminuyó un 9%. La mayoría, un 39,1%, se clasificaron como delitos de “propaganda”, como el uso de la esvástica y otros símbolos prohibidos.

define los delitos por motivos políticos como aquellos que constituyen una amenaza particular para la democracia del país. Incluyen una amplia gama de delitos, incluidos actos de extremistas políticos y activistas de los derechos de los animales que transmiten su mensaje físicamente.