Diario Judío México - Un hombre vio cuando una serpiente estaba muriendo quemada y decidió sacarla del fuego, pero cuando lo hizo la serpiente lo mordió. Por la reacción del dolor, el hombre la soltó y el animal cayó otra vez en el fuego y se estaba quemando de nuevo. El hombre intentó sacarla y nuevamente la serpiente lo mordió.

Alguien que estaba observando se acercó al hombre y le dijo: “Disculpe, ¡pero usted es terco! ¿No entiende que todas las veces que intente sacarla del fuego va a morderlo?”.

El hombre respondió: “La naturaleza de la serpiente es morder y eso no va a cambiar la mía, que es AYUDAR”. Entonces, con la ayuda de un pedazo de hierro, el hombre sacó a la serpiente del fuego y salvó su vida.

NO CAMBIES tu naturaleza si alguien TE HACE ALGÚN DAÑO. No pierdas tu esencia; sólo toma precauciones.

Algunos persiguen la felicidad. Otros la crean

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorEl legado de los judíos andaluces, en la nueva ‘Ventana de la Ciencia’
Artículo siguienteLa magía de St. Regis Mexico City
Nacido en Abril de 1982, en la ciudad de México. Autor de más de 25 libros de ética y filosofía judía. Entre ellos, La Dieta del Rambam, Consejos de Educacion de los Hijos, El Poder del Habla, Maaser Rafael, La Tefilá, y muchos más. Realizó el gran Juego: El Toratón, que consta de 2,500 preguntas y respuestas de Torá, Halajá (ley judía), Tanaj, Talmud, en forma de juego para los niños, adultos, etc. Conferencista y maestro de ética y filosofía judía. Sus vídeos y audios aparecen en Youtube y en SoundCloud. Dedica tiempo al día, mandando sus clases de Torá, vía mails, Whatsapp y Facebook.