Diario Judío México - El primer ministro, Benjamín Netanayahu, dijo que respeta la decisión estadounidense de retirarse de y advirtió de que el país “se protegerá” ante la nueva situación.

“Esta es, por supuesto, la decisión de . Israel defenderá su seguridad para protegernos a nosotros mismos en este frente”, declaró en un comunicado.

Washington anunció su intención de retirar inmediatamente de a los 2.000 soldados que combaten en ese país contra el grupo terrorista Estado Islámico.

Netanyahu reveló que el lunes habló por teléfono con el presidente de EE.UU., Donald Trump, y el secretario de Estado, Mike Pompeo, sobre esta decisión.

“La Administración estadounidense me informó sobre la intención del presidente de retirar a sus tropas de . Aclararon que tienen otras formas de ejercer su influencia en este escenario”, añadió.

Las tropas estadounidenses lideran desde 2014 la coalición internacional contra el terrorismo jihadista.

“Hemos derrotado al Estado Islámico en , la única razón para estar allí durante la Presidencia Trump”, afirmó el mandatario en su cuenta de Twitter.

Netanyahu aseguró que estudiarán el calendario de retirada, la implementación y las implicaciones que tendrá para Israel, preocupado por la creciente influencia de Irán, aliado del régimen de Damasco, en el país vecino.

Para los analistas israelíes, la retirada estadounidense daría el control total de a las fuerzas del presidente sirio, Bashar Al Assad, a su aliado iraní y al grupo terrorista chií libanes Hezbollah.

“Especialmente los iraníes tendrán poder y se sentirán mucho más fuertes”, valoró el ex director general del Ministerio de Asuntos Estratégicos de Israel, Yossi Kuperwasser.

Hasta ahora, Israel ha mantenido cierta libertad de acción en Siria mediante bombardeos contra objetivos para impedir que Teherán afiance su presencia militar en Siria.