El periódico Hayom ha publicado una entrevista con el ministro de Asuntos Exteriores de Azerbaiyán, Jeyhun Bayramov.

En una entrevista exclusiva con Hayom, habla de la relación especial de su país con Israel, su gratitud a Jerusalén por su ayuda durante y después del conflicto de Nagorno-Karabaj, su aprecio por el primer ministro Benjamin Netanyahu, y también toca la posibilidad de que Bakú medie entre Jerusalén y Teherán.

" e gozan de sólidas relaciones bilaterales y de una buena amistad. fue uno de los primeros países que reconoció la independencia de Azerbaiyán, y lo apreciamos mucho. Nuestra cooperación es estrecha y mutuamente beneficiosa, y abarca los ámbitos político, económico, militar y otros", afirmó Jeyhun Bayramov.

"La asociación entre e es fuerte, amplia y multidimensional. Estamos satisfechos con el nivel de desarrollo de las relaciones entre nuestros países. Para impulsar nuestra cooperación ya hemos firmado más de 10 acuerdos, mientras que se están estudiando otros 20 proyectos diversos. Estos documentos constituyen un buen marco para el desarrollo de nuestras relaciones".

"Las relaciones personales entre los líderes de nuestras naciones desempeñan un papel importante en el desarrollo de la asociación interestatal. El primer ministro Benjamin Netanyahu visitó por última vez a finales de 2016. Esta visita fue muy productiva. En esta ocasión se firmaron importantes documentos. Incluyeron, entre otros, un acuerdo para establecer una comisión económica conjunta."

"Durante la guerra patriótica de 2020, disfrutó de un sincero apoyo de la sociedad israelí. Apreciamos mucho la ayuda humanitaria [proporcionada] por a las víctimas de los bárbaros ataques con misiles de Armenia a la ciudad de Ganja, situada lejos de la zona de guerra, que se cobró la vida de 33 civiles azerbaiyanos", señaló.

"Los israelíes de ascendencia azerbaiyana organizaron concentraciones para manifestar su protesta contra la agresión de Armenia y expresar su solidaridad con Azerbaiyán.

El hábil uso por parte de las Fuerzas Armadas de de armas de alta tecnología y alta precisión, incluidas las producidas en Israel, en particular los drones, desempeñó un importante papel en la consecución de la victoria militar. Estoy seguro de que nuestros lazos bilaterales se fortalecerán y profundizarán aún más en varios campos después de la Guerra Patria."

"Tras la restauración de nuestra integridad territorial, hemos entrado en la era de la posguerra. Ahora las principales prioridades son la rehabilitación y reconstrucción de los territorios liberados y el retorno de los desplazados internos a su patria.

"Damos la bienvenida a la participación de países amigos y socios en el proceso de rehabilitación. Por supuesto, las empresas israelíes también pueden participar. La carga de trabajo es enorme. Incluye, entre otras cosas, el desminado, la construcción de infraestructuras y el establecimiento de ciudades y pueblos inteligentes."

"Es difícil describir el grado de destrucción en los territorios liberados de Azerbaiyán, que incluyen cientos de ciudades y pueblos", señaló Bayramov.

"Casi todos los monumentos culturales y lugares religiosos, hospitales, escuelas y edificios residenciales fueron saqueados y luego arrasados. Lugares en los que la población azerbaiyana se contaba por decenas de miles, se convirtieron en pueblos fantasmas.

"En muchos casos, no ha quedado ni un solo edificio sobre el que se pueda izar una bandera. Todas las zonas liberadas están muy contaminadas con minas y municiones sin explotar. También se infligieron grandes daños al medio ambiente. Hasta el 20% de los bosques fueron exterminados deliberadamente", continuó.

"Durante décadas de ocupación, Armenia hizo todo lo posible para impedir el regreso de cientos de miles de desplazados internos azerbaiyanos a sus hogares originales. Pero estamos decididos a reconstruir y rehabilitar estos territorios. La vida pacífica volverá a las zonas liberadas con toda su fuerza".

"Durante y después de la guerra, siempre ha observado estrictamente las normas y los principios del derecho internacional humanitario, incluidos los Convenios de Ginebra de 1949", subrayó el máximo diplomático de Bakú.

"Desde el primer día de las hostilidades, el mando militar azerbaiyano emitió instrucciones especiales para el personal militar sobre la necesidad de respetar los Convenios de Ginebra. Nuestro ejército nunca ha atacado deliberadamente a los civiles, a los que consideramos nuestros ciudadanos. Además, nuestro ejército está equipado con armas de alta precisión, incluidas las de fabricación israelí, que nos permiten reducir significativamente los llamados "daños colaterales"".

"Mientras tanto, el enemigo desplegó a menudo sistemas de artillería pesada y cohetes en zonas residenciales. Las fuerzas armenias utilizaron activamente estas armas para bombardear zonas azerbaiyanas densamente pobladas. La ciudad azerbaiyana de Tartar sufrió una destrucción especialmente intensa e incluso fue bautizada como "Stalingrado" por periodistas extranjeros".

"Los comandantes armenios utilizaban a menudo escuelas y jardines de infancia como cuarteles militares. Todos estos hechos fueron registrados por periodistas extranjeros que informaban desde el lado armenio. Cabe señalar que 101 civiles azerbaiyanos murieron y unos 500 resultaron heridos en los ataques con misiles y artillería de las fuerzas armadas de Armenia. Cada caso de muerte de civiles está documentado en los informes del Defensor del Pueblo de con todos los detalles y circunstancias.

"Por supuesto, lamentamos la pérdida de cada vida humana, ya sea azerbaiyana o armenia, pero hay que destacar que incluso según los datos oficiales presentados por Armenia, el número de víctimas civiles armenias es dos veces menor que el número de civiles azerbaiyanos que perdieron la vida durante las hostilidades."

" está reconocido como uno de los centros internacionales del multiculturalismo", comentó el ministro.

"Durante siglos, judíos y azerbaiyanos han vivido aquí en paz y amistad. Estamos orgullosos de continuar esta buena tradición hoy en día. La judía es una parte muy activa de nuestra sociedad.

"Hay siete sinagogas en Azerbaiyán, cinco de ellas en Bakú. También tenemos escuelas y centros culturales judíos. Las estrechas relaciones entre nuestras naciones y los activos contactos entre personas son una parte importante de nuestros vínculos bilaterales. La judía de y la diáspora azerbaiyana en Israel, formada principalmente por judíos de Azerbaiyán, desempeñan un papel muy activo en el desarrollo de nuestras relaciones."

"Seguimos con atención los acontecimientos en la región de Oriente Medio. Siempre abogamos por el establecimiento de la paz y la seguridad. Creemos firmemente que esto contribuirá al desarrollo y la prosperidad de toda la región. Siempre estamos dispuestos a contribuir a la seguridad y la cooperación a nivel regional y mundial."