Casi la mitad de los sitios judíos en y un cuarto de los sitios en Irak han sido destruidos, según un proyecto de investigación.

En Irak, al menos 68 de los 297 sitios del patrimonio judío se han deteriorado hasta el punto de no poderse reparar, dijo la Iniciativa del Patrimonio Cultural Judío con sede en Londres en su informe, publicado a principios de esta semana.

En Siria, al menos 32 de 71 de esos sitios han cruzado el punto de no retorno, según el informe.

Las estructuras datan de la segunda mitad del primer milenio AEC hasta el día de hoy. La mayoría de los sitios fueron construidos en los siglos XIX o XX.

No se conoce el estado de muchos sitios a pesar de los esfuerzos del equipo de investigación. En Irak, hay incertidumbre sobre dos tercios de los sitios. Sólo el 11% de los 297 sitios iraquíes siguen en pie. De ellos, la mayoría están en malas o muy malas condiciones.

En Siria, el destino de sólo el 8% de los sitios judíos no está claro, pero el 45% de ellos han sido destruidos. A los que quedan les ha ido mejor que a los iraquíes, y la mayoría se mantiene en buenas condiciones, según el informe.

Entre las estructuras más amenazadas están la Sinagoga Bandara en Alepo, Siria, y la Sinagoga del Profeta Elías en Damasco, según los investigadores.

En Irak, la mayor parte de la destrucción se produjo durante la segunda mitad del siglo XX como resultado del abandono, la reutilización para diferentes fines -talleres, reparación de automóviles, etc.- y la destrucción para la reurbanización tras la emigración de la comunidad judía y la incautación de bienes judíos, dijo Michael Mail, el director ejecutivo de la Fundación para el Patrimonio Judío, a la Agencia Telegráfica Judía.

“El patrimonio judío en Mosul se vio afectado por la batalla para liberar a la ciudad del ISIS, pero ya estaba en avanzado estado de decadencia antes de que el grupo se apoderara de la ciudad en 2014”, dijo.

Mail dijo que el Santuario del Profeta Ezequiel en al-Kifl es ahora la mezquita chiíta de Al-Nukhailah. Inscripciones en y otros rastros de la naturaleza judía del santuario permanecen en la habitación que alberga la tumba de Ezequiel, dijo.

En Siria, la tasa de deterioro y destrucción ha aumentado en las últimas décadas, “aunque la violencia y la confiscación de propiedades judías ocurrieron antes”, agregó Mail, incluyendo “los graves daños causados a la Sinagoga Bandara de Alepo durante los disturbios antijudíos de 1947”.

Las sinagogas de allí están en las mejores condiciones entre los sitios del patrimonio judío.

La sinagoga del profeta Elías en Jobar, un suburbio de Damasco, ha sido “destruida en gran parte” y el estado y la ubicación de su archivo no están claros como consecuencia de la guerra civil siria, dijo Mail.

Sólo en Bagdad había más de 120.000 judíos antes de que una serie de pogromos y persecuciones los hicieran salir.

FuenteNoticias de Israel

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anterior8 de junio de 1912: Carl Laemmle funda Universal Films
Artículo siguienteComunicado Colegio Hebreo Sefaradí