Diario Judío México - La ciudad centroeuropea de Graz, en prohibió el jueves el espacio público y el apoyo institucional a la campaña contra el boicot, la desinversión y las sanciones (BDS) contra Israel, así como contra el político.

Según la legislación revisada por The  Post, el ayuntamiento de Graz anunció que “los servicios municipales no están autorizados a apoyar eventos de grupo que persigan o promuevan los objetivos del movimiento BDS (Boicot, Desinversión, Sanciones) y el político”.

La ley agregó que “el espacio y las instituciones que están bajo la administración de la ciudad no deben estar disponibles para las organizaciones que se expresan en términos antisemitas o que cuestionan el derecho de Israel a existir”.

La medida fue aprobada con los votos de una amplia gama de partidos políticos, incluidos los conservadores, los Verdes y los socialdemócratas. La facción comunista del ayuntamiento votó en contra de la ley anti-BDS.

La ley anti-BDS en Graz es importante porque la ciudad es el segundo municipio más grande después de Viena. Graz es la capital del Estado de Estiria, con una población de casi 300.000 habitantes. Elie Rosen, el jefe de la comunidad judía de Graz, dio la bienvenida a la acción del ayuntamiento para prohibir el BDS. El alcalde de Graz, Siegfried Nagl, apoyó la medida contra el BDS.

La ley dice que la ciudad de Graz “condena toda forma de y antisionismo”. La capital de , Viena, aprobó una resolución contra el BDS, que prohibía unánimemente la organización como antisemita y prohibía el apoyo a los “eventos que hacen publicidad para el BDS”.

En septiembre, el Post informó que importantes legisladores austriacos se comprometieron a declarar antisemita la campaña de BDS contra Israel durante la próxima sesión legislativa. aún no ha formado un nuevo gobierno.

“Esperamos que las palabras vayan seguidas de hechos y que… pronto haya una resolución parlamentaria”, escribió la organización Estudiantes Judeo-Austriacos, que acogió a los políticos en su evento en Viena a principios de este mes.

En respuesta a una pregunta del estudiante universitario Noah Scheer, quien preguntó si el parlamento austriaco replicará la decisión del Bundestag alemán de mayo de clasificar al BDS como antisemita, los diputados se comprometieron a hacerlo.

Sibylle Hamann, del Partido Verde, comparó a BDS con la campaña “No comprar a los judíos” de la época nazi. Dijo que el eslogan nazi “resuena” con la campaña de BDS.