La jefa de Servicios de Salud Pública, dra. Sharon Alroy-Preis, reveló cómo funcionará el procedimiento para viajar a Israel durante la Conferencia anual del Jerusalem post en el Simon Wiesenthal Center, museo de Tolerancia, donde Diariojudio.com, con Silvia Golan estuvo presente.

Alroy-Preis A los turistas vacunados de los Estados Unidos se les permitirá ingresar a Israel con su propia declaración de salud a pesar de no tener un Pase Verde electrónico, dijo la Jefa de Servicios de Salud Pública, la Dra. Sharon Alroy-Preis, en la Conferencia del Jerusalem Post el martes.

"Van a entrar con su propia declaración de vacunación", dijo en conversación con el analista de salud Maayan Hoffman. "Una vez que entran, tienen que presentar su estado de vacunación y sus certificados. Un porcentaje de ellos será inspeccionado".

Los visitantes estarán exentos de aislamiento siempre que cumplan con los criterios de quién se considera inoculado en Israel.

"Si tienen un nuevo refuerzo de vacuna o han pasado menos de seis meses desde su primera vacuna [serie de dos inyecciones], se les permitirá recibir un pase verde en Israel para dar la vuelta, y si no, deben estar en aislamiento durante siete días y luego tomar otra prueba PCR".

La semana pasada, el director general del Ministerio de Salud, el profesor Nachman Ash, dijo que las autoridades tienen la intención de reabrir las fronteras a los ciudadanos extranjeros que están completamente vacunados ya en noviembre.

Para demostrar su estatus, los visitantes deberán presentar un pase verde electrónico, que se utiliza en Israel, así como en varios otros países, incluidos todos los miembros de la Unión Europea, pero no en los Estados Unidos. El mes pasado, Jerusalén se unió al programa de certificados digitales COVID de la UE, asegurando el reconocimiento mutuo de los documentos.

Alroy-Preis dijo que desde una perspectiva de salud, sería más fácil simplemente mantener los cielos cerrados, pero es importante aprender a vivir junto con COVID, y eso incluye tomar algunos riesgos.

Destacó que en comparación con lo que sucedió durante las primeras olas, Israel ahora tiene algunas capas adicionales de protección en su lugar, como las pruebas PCR requeridas a todos antes de abordar un avión y después de aterrizar.

por Jerusalem Post

Coronavirus: Israel está alcanzando la inmunidad de rebaño - Funcionario de salud

Sharon Alroy-Preis, jefa de Servicios de Salud Pública, también dijo que evitar restricciones importantes durante la cuarta ola tenía el precio de 1.400 muertes.

¿Está Israel a punto de abrirse después del segundo confinamiento nacional? (Crédito de la foto: MARC ISRAEL SELLEM/THE JERUSALEM POST)
¿Está Israel a punto de abrirse después del segundo confinamiento nacional?
(Crédito de la foto: MARC ISRAEL SELLEM/THE JERUSALEM POST)

Israel está una vez más cerca de alcanzar la inmunidad colectiva contra el coronavirus, dijo la jefa de Servicios de Salud Pública, la doctora Sharon Alroy-Preis, en la Conferencia del Jerusalem Post el martes.
"Cuando miramos la tercera ola, la dejamos atrás, aunque un tercio de nuestra población, en su mayoría niños, no estaba vacunada", recordó. "En ese momento no lo sabíamos, pero en retrospectiva, nuestros números disminuyeron porque había suficientes personas vacunadas para llegar a la inmunidad colectiva. Esto protegió a los niños".
Después de que la variante Delta se volvió dominante, la situación cambió.
"La infecciosidad de Delta es mayor y, por lo tanto, el nivel necesario para la inmunidad colectiva es más alto", dijo Alroy-Preis. "No sabemos cuál es el número exacto, pero creo que lo que estamos viendo ahora es que Israel está llegando nuevamente a un lugar donde se vacunan o recuperan suficientes personas para alcanzar la inmunidad colectiva".
Durante la cuarta ola, que comenzó a mediados de junio, más de la mitad (55%) de los casos han sido entre niños demasiado pequeños para ser vacunados y los casos de síntomas graves del síndrome post-COVID entre los jóvenes han aumentado.

 La jefa de salud pública de Israel, la Dra. Sharon Alroy-Preis, es vista hablando en la conferencia anual del Jerusalem Post en el Museo de la Tolerancia en Jerusalén, el 12 de octubre de 2021. (crédito: AVSHALOM SASSONI/MAARIV)La jefa de salud pública de Israel, la Dra. Sharon Alroy-Preis, es vista hablando en la conferencia anual del Jerusalem Post en el Museo de la Tolerancia en Jerusalén, el 12 de octubre de 2021. (crédito: AVSHALOM SASSONI/MAARIV)

Alroy-Preis dijo que esta característica de la cuarta ola ha representado el mayor desafío para las autoridades sanitarias.
"Queremos que los niños regresen a la escuela con aprendizaje en persona y vuelvan a sus vidas normales, pero al mismo tiempo son ellos los que no están protegidos", señaló. "Por lo tanto, debemos ser cautelosos y no tomar decisiones sobre aislamientos sin pruebas si esto no aumentaría la infección entre ellos".
El funcionario parecía estar refiriéndose al esquema de la Clase Verde, según el cual los niños que están expuestos a un paciente verificado no están obligados a ponerse en cuarentena, sino a hacerse la prueba todos los días y pueden continuar asistiendo a la escuela siempre que no estén infectados.
Se suponía que el esquema solo se implementaría la próxima semana, después del final de un piloto en un número limitado de escuelas para verificar su seguridad, pero el primer ministro Naftali Bennett presionó a los funcionarios de salud para que comenzara ya el domingo en ciudades con baja morbilidad para reducir el número de niños y padres obligados a quedarse en casa.
"Espero que las cosas que están sucediendo ahora en las escuelas no nos descarrilen [del objetivo de la inmunidad colectiva]", dijo Alroy-Preis. "Creo que realmente lo estamos consiguiendo".
Cuando se le preguntó sobre la gestión de Bennett de la crisis del coronavirus en comparación con la de su predecesor Benjamin Netanyahu, dijo que es responsabilidad de los representantes del gobierno tomar decisiones que tomen en cuenta los diferentes elementos de la gestión de un país, después de escuchar los consejos de los profesionales de la salud.
Sin embargo, Alroy-Preis rechazó la idea de que la cuarta ola se haya quedado atrás sin mayores restricciones y ninguna deficiencia importante.
"Unas 1.400 personas murieron", dijo. "Hay un beneficio en mantener la economía abierta y hay algún costo para ello".
Para prevenir o gestionar una quinta ola, Alroy-Preis señaló que es muy importante mantener la infraestructura construida para combatir el COVID, incluidas las capacidades de pruebas e investigación epidemiológica.
"Tenemos que estar preparados", dijo. "Lo que vimos entre la tercera y la cuarta ola es que el virus se estaba expandiendo exponencialmente, pero nuestras respuestas fueron en realidad muy lentas, por lo que debemos tener esto en cuenta".
Destacó que al contrario de lo que sucede con otros organismos dentro del gobierno -por ejemplo, relacionados con amenazas a la seguridad- el Ministerio de Salud no cuenta con herramientas para tomar decisiones rápidas.
"Creo que otro punto que debemos aprender es vigilar las fronteras", dijo el funcionario de salud. "Sabemos que las fronteras son el lugar del que probablemente vendrá la próxima variante, por lo que debemos controlarlas mejor.
"Por lo tanto, realmente no podemos permitirnos perder la PCR antes de abordar un avión y después de aterrizar", dijo. "En algún momento es posible que tengamos que pedir otra prueba PCR tres o cuatro días después de la llegada. También necesitamos una mejor aplicación del aislamiento: la cuarta ola se extendió principalmente de niños que regresaron de viajar y no se pusieron en cuarentena".

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorGianni Infantino jefe de la FIFA habla en Israel sobre la Copa del Mundo en conferencia con el Jerusalem Post
Artículo siguienteFinding A Place For Oneself Within Oneself