Diario Judío México - Recientemente un tipo de llamado COVID-19 ha tenido brotes en diferentes partes del mundo; sus síntomas son similares a la gripe y se caracteriza por producir neumonía y síndrome de dificultad respiratoria aguda.

A finales de febrero e inicio de marzo del 2020, se registraron los primeros casos de COVID-19 en y actualmente, como medida preventiva, se han ido suspendiendo paulatinamente las actividades en oficinas, eventos masivos y escuelas, haciendo que la dinámica no sólo social sino también familiar cambie de manera drástica.

La preocupación ante esta situación puede generar ansiedad en la familia y, especialmente, en los niños. Ayudarlos a afrontar la ansiedad requiere darles información preventiva precisa y hechos sin causarles alarma de manera innecesaria.

Es importante recordar que los niños buscan en los adultos una guía de cómo reaccionar a los eventos estresantes. Si los padres parecen muy preocupados, la ansiedad de los niños puede aumentar. Los padres deben aclararles, que las autoridades de salud están trabajando para mantener a la población sana y que los cambios en la rutina diaria son parte de esas medidas.

Sin embargo, también necesitan información apropiada a su edad acerca de la seriedad del problema e información concreta de cómo evitar infecciones.

Enseñarles medidas de prevención positivas, hablar con ellos acerca de sus miedos y darles sensación de control sobre el riesgo de infección puede reducir su ansiedad.

Los niños no siempre hablan de sus preocupaciones fácilmente. Tú conoces a tus hijos y podrías identificar cuándo están preocupados por algo y los momentos adecuados para hacerlo. Sé paciente y crea un espacio de confianza y aceptación incondicional para expresarse.

Mantén las explicaciones acordes a la edad.

Los niños más pequeños requieren información breve que balancee las implicaciones reales del COVID-19 con aclaraciones acerca de que sus hogares son lugares seguros y que los adultos están para ayudarlos y mantenerlos a salvo.

Usa lenguaje como “Los adultos están trabajando duro para mantenerte a salvo”. Los niños un poco más grandes pueden ser más activos preguntando si de verdad están seguros y qué pasará si el COVID-19 llega a su comunidad. Puede que necesiten ayuda para distinguir la realidad de los rumores y la fantasía.

Conserva la calma y tranquiliza.

Los niños son sensibles a tu reacciones verbales y no verbales y las van a seguir. Lo que digas y hagas acerca del COVID-19, prevención, riesgos y eventos relacionados pueden aumentar o disminuir su ansiedad.

Dispón de tiempo para ellos.

En estos días necesitarán más atención de ti y tal vez quieran hablar de sus preocupaciones, miedos y dudas. Es importante que sepan que tienen a alguien que los escuche. Diles que los amas y dales mucho afecto.

Evita culpabilizar.

Cuando nos enojamos tendemos a culpar a alguien. Es importante evitar estereotipar a un grupo de personas como responsables de la transmisión del virus.

Monitorea el uso de redes sociales y tiempo frente a la TV.

Limita el tiempo frente a la televisión y el uso de redes sociales. Platica con los niños acerca de cuantas noticias sobre el COVID-19 en internet pueden estar basadas en rumores e información falsa. Desmiente los rumores con hechos e información verídica. Ver constantemente noticias sobre el virus puede aumentar su ansiedad, evítalo. Puedes mantener su mente ocupada en juegos u otras actividades que le interesen.

Mantén la rutina en la medida de lo posible.

Mantén actividades con horarios regulares, esto puede dar un sentido de tranquilidad y promueve la salud física. Es buena idea que los niños continúen haciendo su tarea escolar.

Sé honesto y preciso.

En ausencia de información los niños a menudo imaginan situaciones más catastróficas de lo que realmente son. Explica, por ejemplo, que en este momento las personas contagiadas en el país son muy pocas y que las vías de transmisión del virus se pueden controlar con medidas muy sencillas.

Infórmate.

Acerca de los síntomas y las medidas para prevenir el contagio y transmite esta información a los niños.

Adaptado de https://www.nasponline.org/resources-and-publications/resources-and-podcasts/school-climate-safety-and-crisis/health-crisis-resources/talking-to-children-about-covid-19-(coronavirus)-a-parent-resource

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorCuidado Con Los “Estados De Emergencia”
Artículo siguienteEn el desconcierto de los tiempos
Maayán Hajaim es una Institución que brinda apoyo psicológico a personas de la comunidad judía con necesidades emocionales o en crisis. Nuestro objetivo es orientar a las personas que se encuentran en crisis o simplemente desean mejorar su calidad de vida. Estamos para apoyarte en la línea telefónica: 5292 5131 disponible 24 Hrs. y de forma anónima. Brindamos intervención en crisis, prevención, contención, asesoramiento y apoyo psicológico emocional.