es la segunda ciudad más grande de España.

Su comunidad judía es la más antigua del país, la Comunidad Israelita de Barcelona [CIB] la primera establecida tras la expulsión de los judíos de en 1492.

En 2018 se celebró el centenario de la comunidad.

La CIB es propietaria de la única escuela judía en Barcelona, ​​gestionada ahora por una Fundación independiente, en la que estudian unos 300 estudiantes.

Hay tres cementerios judíos ubicados fuera de la ciudad, un club de campo para actividades deportivas y sociales.

El edificio principal de la CIB alberga una mikvé y la Gran Sinagoga de  llamada “Maimónides”, el mayor filósofo judío, que vivió durante el siglo XII en Córdoba, Al-Ándalus (la península ibérica).

Edificio de la Comunidad Israelita de Barcelona (www.cib.cat)

No hay datos oficiales sobre el número de judíos en Barcelona.

No todo el mundo consta como miembro de la comunidad.

Sin embargo, todo judío puede acceder a los servicios de la comunidad judía principal, sea miembro o no.

Se cree que en Cataluña y en la zona de hay entre 8.000 y 10.000 judíos.

Además, las estadísticas muestran que unos 8.000 israelíes se han trasladado a y Cataluña en los últimos años.

La comunidad está compuesta por diferentes “sabores» judíos, miembros provenientes de América Latina, África del Norte, Israel y también últimamente de Turquía.

Como ejemplo, en la junta directiva de la CIB, que se compone de siete miembros, tan solo dos o tres proceden del mismo origen.

Solo la segunda o la tercera generación está obteniendo más estabilidad con respecto al origen.

Al ser entrevistado por Noam Gaash, el presidente de la CIB explicó los retos a los que se enfrenta su comunidad: «Creo que esta crisis del coronavirus nos muestra que somos una comunidad pequeña pero fuerte, que estamos unidos y sabemos cómo apoyarnos los unos a los otros. Creo que nos han educado y nos han enseñado que si hay dificultades encontraremos la manera de solucionarlas. Como decimos en hebreo «Az Ma». Sabremos cómo hacerlo y al final creo que se demostrará que también vimos la luz y la oportunidad en este período del coronavirus».

El único sufrimiento que padecemos es con las familias, los miembros que conocemos y también los ciudadanos de nuestras ciudades que murieron».

”Somos una comunidad cuyo patrimonio local pertenece a todos los judíos que hay en Barcelona.

Dependemos de nosotros mismos, de nuestra participación voluntaria en tiempo, energía y fondos, tanto para preservar el patrimonio de la Comunidad, como para ayudar a quienes lo necesitan”.

¿Cuál es la situación general de la comunidad judía, en y en general en España?

En como grupo, somos comunidades muy comprometidas y activas pero limitadas en número si comparamos con las comunidades del Reino Unido, Francia u otros países de Europa.                                                                                                                 Somos conscientes de lo que ocurre en todas las comunidades judías de España. 

Por ejemplo, vimos lo que sucedió recientemente en el centro de Madrid con una marcha antisemita de neonazis. 

Al respecto, no hay diferencias entre nosotros, todos estamos unidos contra cualquier acto de en nuestra contra. 

Todo lo que nos ataque, nos encontrará a todos.

Es sorprendente que en Europa, nuestra Europa, donde hace 70 años, que la sociedad más avanzada y moderna de Europa se decidió desarrollar el programa más criminal para exterminar al pueblo judío y otras minorías por su forma de pensar y vivir.

Ahora nos encontramos exactamente igual aquí en Madrid y esto es inaceptable. No hemos aprendido nada.

Somos una comunidad mediana o pequeña, peor ello no significa que no estemos unidos y comprometidos. 

Debemos ser fuertes y estar unidos para luchar contra esto con el apoyo de todos, judíos y no judíos.

La Federación de Comunidades Judías de ha iniciado una acción judicial contra la marcha….

Si. Creo que esto ha sido el acto más extremo que hemos escuchado en Europa en los últimos años.

Hay un debate en toda Europa y también vivimos una crisis.

Esta crisis y los debates políticos crean la base para una mayor expresión de la extrema derecha y la extrema izquierda.

Si empiezas a expresarte contra la tecnología 5G, contra las vacunas, sobre un “masterplan” que viene de nadie sabe de donde del Covid-19, al final siempre encuentran a los judíos.

Sufrimos tal fenómeno en  y nosotros lo hemos denunciado. Se ha iniciado una acción judicial contra todo quien esté promoviendo el antisemitismo.

En este sentido, contamos con el pleno apoyo de las autoridades locales.

Respecto a lo ocurrido en Madrid, la Federación de Comunidades Judías de ha emitido un duro comunicado en nombre de todas las comunidades judías.

La CIB dentro de nuestra comisión contra el antisemitismo, también ha elaborado un texto que fue difundido.

Uno de nuestros proyectos especiales, actualmente y que se inició hace un mes, se llama «Stop Hate».

Ningún caso de lucha contra el odio quedará sin oír nuestra voz y denuncia legal.

¿Cuál es el nivel de cooperación entre las comunidades de Madrid y Barcelona? Sabemos que en el fútbol es bastante difícil…. pero ¿es diferente entre las comunidades judías?

Hay más del 100% de cooperación.

Tenemos el mismo ADN y tenemos las mismas dificultades.

Solo algunos temas no son iguales porque vivimos en sociedades diferentes, no vivimos en el vacío.

Creo que en tiempos de crisis del coronavirus, hay una lección para toda la humanidad, todos debemos cooperar para alcanzar las mejores soluciones.

Por ejemplo, tenemos un grupo whatsapp del equipo de gestion de crisis de la Comunidad de y Madrid.

Si una familia sufre en este período de Covid, es el mismo sufrimiento y son los mismos desafíos ya seas de o en Madrid.

Compartimos el conocimiento, la alegría y el dolor cuando algo sucede.

Me gusta mucho esta pregunta porque me permite compartir el privilegio de compartir todo laque hacemos.

Hace apenas unos días Cataluña acudió a unas elecciones en las que los separatistas consiguieron la mayoría de escaños en el Parlamento catalán. ¿Cómo ve el tema de la independencia a los ojos de los judíos?

Somos una comunidad cultural y religiosa y una institución centenaria.

Nadie ya sea a nivel local o internacional nos impone la misión de nuestra comunidad, desde ninguna perspectiva.

Somos lo que queremos ser democráticamente y nuestro Comité Directivo cambia cada cuatro años.

Por tanto, somos un reflejo de los mismos» olores y sabores» que existen en la sociedad catalana.

Somos modernos, somos integradores.

Ya sabes, disfrutamos del mismo sol y Mar Mediterráneo que en Tel Aviv.

Quiero decir con ello que de la misma manera que hay diferentes «sabores y colores» en Tel Aviv, también tenemos varios «colores y sabores» en Barcelona.

Cualquiera tiene su opinión sobre la situación política, cualquiera puede defender su posición y la comunidad es inclusiva.

No hay duda de que nuestra comunidad es más conservadora, por eso somos más conservadores en cuanto a cambios pero se escuchan todas las voces y estamos abiertos a escuchar todo.

¿Entonces la comunidad no tiene una posición oficial sobre el tema catalán?

En la medida en que todo se haga en un proceso democrático, en la medida en que todos puedan decir su palabra, en la medida en que todo se respete según la ley, todo se acepta.

Tenemos todas las banderas oficiales en nuestro edificio.

Y nuestra escuela es una escuela que sigue el Programa del Departamento de Educación de Cataluña que los orienta.

Sin embargo, todos los niños aprenden en hebreo, inglés, catalán y español.

Conocen la realidad de la sociedad en la que vivimos como ciudadanos de una sociedad abierta y moderna y como judíos, unos más religiosos, otros menos religiosos, más o menos comprometidos con Israel.

¿Suena como una identidad muy complicada para los niños?

No, al contrario, no es nada complicado.

Somos muy internacionales, es muy abierto, sabemos lo que está sucediendo a nivel local e internacional.

Puedes hablar con ellos, se sienten orgullosos de estar tan al tanto de lo que sucede en la escuela y fuera de ella.

La gente se está preparando para ser inteligente, para poder decidir sobre sí misma porque también hay una democracia dentro de la escuela donde se puede encontrar una forma muy abierta y adaptativa de transmitir nuestros valores y educación.

La escuela se está adaptando a cada estudiante.

Lo mismo que en la comunidad donde eres capaz de definir y expresar tu identidad y tus pensamientos.

Somos plurales.

¿Cómo afectó la situación del coronavirus a la comunidad?

La comunidad es como una micro-sociedad. Creo que nos está afectando como afecta en España, Israel o Europa.

Al principio era algo diferente y extraño, nos organizamos en pequeños grupos para dar apoyo y brindar asistencia social y asistencial a los más necesitados.

Ha afectado a nuestra economía, los ingresos que solíamos obtener con donaciones se han reducido drásticamente, la gente no viene.

La vida social se ha trasladado al ámbito digital y nos hemos adaptado a una nueva situación.

Pensamos que sería Pesaj, luego entendimos que también sería Rosh Hashaná y Kipur, ahora entendemos que también será Pesaj.

En definitiva, es un desastre.

Económicamente, no hay vida en el edificio y en las instalaciones.

La gente no puede ser voluntaria como suele hacer en la comunidad y, en paralelo, no estamos obteniendo los ingresos a los que estamos acostumbrados.

Por lo tanto, también estamos sufriendo y luchando económicamente.

Dependemos solo de los judíos de Barcelona.

Además, con la pandemia, muchos judíos de nuestra zona están sufriendo la crisis económica.

La comunidad a su vez necesita adaptarse y venir a apoyarlos.

Hemos visto un aumento de 2.5 veces en el apoyo social y económico que brindamos a nuestros miembros y a también para judíos de que no son miembros de la Comunidad judía principal de Barcelona, lo cual es importante.

Vemos como por un lado hay una disminución de los ingresos, pero lo que más nos preocupa es el hecho de que no estamos pudiendo reunirnos, que está en nuestra tradición, como tener minian para aquellos que murieron por coronavirus. Estamos sufriendo mucho por esto.

Hay una familia, muy conocida y respetada, en una de las comunidades del sur de que ha sido impactada de manera muy dramática por el Covid este mes.

En la misma semana fallecieron varios miembros de la misma familia.

Ha afectado dramáticamente a esa familia, pero también a los judíos del sur de y a toda la comunidad en España.

Lo que le pasa a uno nos afecta a todos. Estamos muy comprometidos el uno al otro.

¿Cuál es su plan para el próximo año?

Básicamente, estamos aprovechando esta oportunidad para encontrar la luz donde no hay luz. Hemos decidido en la CIB aprovechar esta oportunidad que no hay tanta actividad para intentar hacer “Seder”.

Así, tenemos más tiempo para organizar la comunidad, los departamentos mientras todos estamos soñando y preparándonos para el día en que podamos volver a abrir las puertas.

Tenemos Minyan, celebramos cada Shabat pero con mucho control médico para prevenir infecciones.

Paralelamente estamos tratando de hacer tantas actividades digitales como sea posible, por Zoom.

Pero creo que ahora hemos llegado a un punto en el que todo el mundo está cansado de Zooms.

La gente también tiene su vida personal y no puede seguir la gran cantidad de sesiones de Zooms que tenemos.

Nuestro comité también está tratando de encontrar formas de hacer algún tipo de campañas para obtener ayuda internacional, incluso de Israel, pero también internamente seguimos transmitiendo nuestro valor de generosidad y apoyo a la institución, a la la comunidad que pertenece a todos y cada uno de los judíos, quien quiera venir, sin importar de donde vengan.

Algunos de nosotros aportamos como voluntarios tiempo y recursos, filantropía judía para apoyar a los que ahora necesitan mas en estos tiempos especiales y complicados.

La Comunidad Israelita de Barcelona - PearlSandals

¿Tiene alguna iniciativa para la juventud?

Este es nuestro principal centro de actividad, todos estamos trabajando para que nuestros niños y jóvenes puedan tener una educación formal sólida.

El proyecto gestionado por el equipo de la Fundación Hatikva de nuestro colegio, desde su independencia, está haciendo un gran trabajo.

Este trabajo es fundamental para el futuro liderazgo del judaísmo barcelonés.

En nuestra opinión, esta es la joya de la corona.

Esto está claro para nosotros y la CIB está apoyando tanto como puede.

Pedimos a todos los demás judíos locales o internacionales que también lo consideren así.

También tenemos un programa paralelo muy fuerte en educación no formal, nuestro Talmud Torá, nuestra “Sunday-school» para educar a nuestros niños en nuestros valores y tradiciones.
Además, tenemos un movimiento social juvenil muy poderoso llamado “Yahad» donde los jóvenes judíos se reúnen todos los fines de semana para hacer actividades en el edificio, ya sea en la calle o en el club de campo.

Y seguimos ahora, pero digitalmente al no poder cumplir debido a las regulaciones de salud, pero con reuniones en espacios exteriores.

Tenemos un nuevo director de Juventud totalmente comprometido, súper motivado con programas muy innovadores.

El problema es que la pandemia lo detuvo todo, aunque podemos ver toda la actividad en nuestras cuentas de redes sociales y en los informes de actividad, en el boletín que emitimos a toda la comunidad cada semana.

Puedo compartir por ejemplo con ustedes algunas iniciativas que hemos hecho: los jóvenes, de 16 a 23, están ayudando al repartir “Halot” a los los mayores de nuestra Comunidad todos los viernes haciendo las entregas.

Así estamos usando todas las capas de nuestra masa social para mostrar nuestro compromiso y pertenencia.

Lo mismo está sucediendo en Madrid y en otras comunidades de Europa.

Esos son los mismos valores que estamos enseñando.

Respecto a la restricción de la vida judía en Europa con la prohibición de la matanza kosher y Brit Milá en varios países.                                                        ¿Cuál es su reacción a esto? Si eso sucediera en España, ¿Cómo reaccionaría?

Primero, nosotros como comunidad firmamos una carta de apoyo junto a otras comunidades judías.

Nosotros necesitamos poder vivir nuestro judaísmo en Europa y si Europa no nos permite vivir nuestro judaísmo, tenemos que luchar y afirmar que no es aceptable en términos de libertad y democracia y lo hacemos no solo para nosotros sino también para otras minorías.

Realmente creo que este asunto en no logrará progresar, por lo que ni siquiera pensamos qué hacer si esto sucediera.

Creemos que en Barcelona, ​​Madrid y en otras ciudades de España, entienden el fundamento de nuestro judaísmo y nuestras necesidades.

Vivimos y manifestamos nuestro judaísmo dentro de la ley, como hemos podido hacer siempre.

Puedo decirles que he participado en algunas llamadas junto a delegados de la Comisión de de la Unión Europea y se ha escuchado nuestra voz.

Creo que siempre encontraremos la solución adecuada para vivir nuestro judaísmo.

¿Qué pasa con la cooperación con otras organizaciones judías y pro israelíes?

Con la nueva gestión y liderazgo de la comunidad judía en Barcelona, nos estamos enfocando cada vez más en buscar cooperación, cooperando con otras comunidades, a veces más grandes, ya que nos pueden enseñar cómo administrar mejor nuestra organización.

Estamos recibiendo mucha ayuda de Israel, información, programas de formación, material educativo de la Agencia Judía y de diferentes organismos gubernamentales, filantrópicos y educativos que nos están ayudando a compartir otras experiencias que nos pueden ayudar.

Cada vez recibimos más ayuda y apoyo del exterior, lo cual es muy importante.

También estamos muy orientados a Europa ya que al estar más cerca de la frontera, tenemos una visión muy cercana a Comunidades de Europa.

No olvidemos que a diferencia de lo que muchos piensan, no pertenecemos a ninguna institución global, somos una comunidad local, una institución centenaria que para defender nuestro judaísmo y herencia dependemos únicamente de los judíos de Barcelona.

www.cib.cat

FuenteIsrael International

1 COMENTARIO

  1. No dejé de admirar en la lectura la gran claridad, sentido y rumbo que toma la comunidad en Barcelona. B"H espero pronto tengan tranquilidad para continuar y fortalecerse mutuamente. Un abrazo solidario!!!

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorIsrael y los países árabes estudian establecer una "alianza regional de defensa"
Artículo siguienteEl Instituto Cervantes abrirá una extensión en Ramala