Diario Judío México - La principal organización judía de , Mazsihisz, protestó hoy contra el proyecto de un equipo israelí de buscar en el río Danubio restos de víctimas del y pidió a las autoridades magiares y de Israel suspender la acción.

“Perturbar el lugar de descanso de los muertos es un asunto complejo y delicado”, indica Mazsihisz en un comunicado publicado en su página web.

La organización israelí Zaka (Unidad de Rescate, Recuperación e Identificación de Israel), especializada en recoger los restos humanos de las víctimas de atentados suicidas, quiere recuperar los huesos de miles de judíos asesinados a orillas del Danubio cerca de Budapest a finales de 1944, para sepultarlos en Israel.

El permiso correspondiente fue concedido el pasado lunes por el ministro húngaro del Interior, Sandor Pintor, tras reunirse en Budapest con su homólogo israelí, Arie Deri, informó la citada organización en un comunicado en su página web.

Esta noticia “ha sacudido nuestra comunidad”, afirma Mazsihisz, que pide a las autoridades “detener de inmediato” la acción por considerar que “viola la paz y la dignidad de los muertos judíos y no judíos”, por lo que atenta contra la Halajá (ley religiosa judía).

La misión corre a cargo de un equipo de voluntarios especializados de Zaka que, según los medios húngaros, ha comenzado ya su actividad de rastrear los restos de las víctimas con exploraciones de submarinistas y analizando imágenes de un sonar, pero aparentemente sin hallar huesos hasta el momento.