Diario Judío México - El coordinador de asesores y programas especiales de la Dirección General del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Mario Núñez Mariel y el representante de la coordinación nacional del mismo instituto, Diego Martínez Serrano, revelaron que los tres baños ceremoniales o Mikvah que existen en , municipio de , dan origen a ser vestigios de la sinagoga más antigua de Latinoamérica, lo que representa ser el primer asentamiento judío converso desde el siglo XVI para el continente americano.

En tanto, el alcalde de , Marcos Efrén Parra Gómez, informó que el proyecto de recuperación no es nuevo, sino comenzó hace 20 años cuando fue por primera ocasión alcalde.

Durante una visita a esta población para conocer de cerca y físicamente el área en cómo está de acuerdo a las investigaciones que se hicieron desde hace tiempo en esta región, Núñez Mariel confirmó que lo que hay es verdadero.

Ante autoridades de los tres órdenes de gobierno, población de , estudiantes, académicos y un nutrido grupo de personajes de , se efectuó un acto especial para el anuncio por parte de Núñez Mariel, quien confirmó la información.

Aunque expuso que hubo una disposición desde la Secretaría de Turismo federal hace años atrás, para que no se reconocieran a los “baños ceremoniales como algo verdadero, como algo legítimo que sí pertenecía al siglo XVI”. Dijo que ante situación se tuvo que hacer una intervención para que se reconocieran los baños como verdaderos e independientemente de las investigaciones posteriores, lo “más importante es que se sepa que ya es el primer asentamiento de judíos conversos de este continente americano, después de la llegada de los españoles”.

Mencionó que tuvo un encuentro con la comunidad de Israel en México, la que está interesada en conocer la población, que sean los judíos los que vengan como turistas a reconocer su pasado y parte de su herencia en .

Después confirmó Martínez Serrano, quien es parte de la dirección de de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), que los vestigios existentes, tres baños sagrados: uno para mujeres, otro para hombres y un último para el ritual del lavado de utensilios en las ceremonias, son del siglo XVI.

Hubo una visita al lugar y surgieron proyectos para avanzar en la investigación de esta primera región judía, que se asentó en esta comunidad hoy llamada hace más de 400 años, y que fue parte de la explotación de oro, plata y zinc, con la llegada de los españoles.