El Ajuntament de Palma celebró este jueves un acto en memoria de los judíos mallorquines víctimas de la inquisición hace 330 años.

El concejal de Educació i Política Lingüística, Llorenç Carrió, presidió el acto celebrado en la plaza Gomila, el lugar exacto en el que el 6 de mayo de 1691 fueron asesinados (quemados en la hoguerra) Caterina Tarongí, Rafel Valls y Rafel Tarongí, "culpables exclusivamente de tener una fe que no era la regía las instituciones en aquel momento, de ser judíos», como recuerda la placa colocada en el centro de la plaza.

Carrió recordó que estos hecho, conocidos popularmente como 'sa Cremadissa', «fueron la aplicación más cruel de los últimos actos de fe de fruto de la intolerancia religiosa». Estas tres personas, dijo, «fueron víctimas del odio y la ignorancia, hechos como aquellos no se pueden producir nunca má, en ningún sitio, contra nadie».

La historiadora Laura Miró fue tajante al afirmar que «el olvido no es una opción» por lo que destacó el valor de «conmemorar una efeméride impresindible en la historia de Mallorca».

Recordó que aquellos hechos que atentaron contra la libertad religiosa «supusieron además la persecución de 37 criptojudíos (judíos convertidos al cristianismo pero que continuaban siguiedo el a escondidas)». "Todo este odio -afirmó la historiadora- persiguió también a sus descendientes y portadores de quince apellidos: Aguiló, Bonnín, Cortès, Forteza, Fuster, Martí, Miró, Picó, Pinya, Pomar, Segura, Tarongí, Valentí, Valleriola y Valls, aquellos que se han considerado xuetes".

A patir de aquí, añadió, comenzó una historia represiva que caló en la población. «La manipulación de la sociedad provocó la difusión de toda una serie de mitos que señalaron y estigmatizaron a los xuetes, una historia de odio, menosprecio, intoleancia y marginación, tan propia de que no encuentra parangón». Por eso, Miró reivindicó la necesidad de «la investigación y la dignificacióna de la cuestión xueta, pues quedan muchos vacíos, muchos archivos por abrir, mucha informacion por plasmar y difundir, aún persisten muchos mitos».

También participaron representantes de Jewish Mallorca, Comunidad Judía de Baleares, Limud, Memòria de Carrer, Institut de Relacions Culturals Balears-Israel y Arca Llegat Jueu.

El acto finalizó con la interpretación en flauta de 'El Cant dels ocells" a cargo de Llorenç Bonet.

FuenteUltima Hora

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorLet's Tech 04 - Daniela Talamantes
Artículo siguienteEnfrentamientos entre Palestinos y miembros de Otzma en Jerusalem