Diario Judío México - Corona multiplica en estos días no sólo el número de afectados y muertos en los principales países del Medio Oriente, con excepción de la estrecha franja de Gaza. A pesar de que la densidad demográfica es aquí la segunda más alta del mundo, su aislamiento relativo sustancialmente le favorece. No es el caso de , Egipto, El Líbano y Siria donde con porcentajes desiguales de afectados y muertos el covid-19 revela un filo particular sin llegar de momento a los índices que se conocen en Estados Unidos y en algunos países de Europa y América Latina.

Su afiebrada presencia afecta en particular a los círculos que en estos días elevan oraciones al Ser que modela sus vidas sin perdonar la muerte. Por ejemplo, en los barrios religiosos judíos localizado en Jerusalén, Benei Brak  y otras localidades el virus agrede en particular y obliga al gobierno a suspender tanto las visitas a las tumbas de los soldados caídos en los repetidos duelos militares como los festejos – otrora bulliciosos y masivos – por los 72 años de independencia nacional.

También la amplia minoría árabe – un quinto de la población israelí – ha renunciado a las prácticas del Ramadán. Para asegurar esta conducta la policía debe desempeñar una ingrata tarea considerando que nunca ha gozado de simpatía alguna entre ellos. No es improbable que actos de violencia se multiplicarán en el curso de los próximos días.

Un escenario que se repite desde Beirut a El Cairo sumando expresiones de airada protesta debido a la parálisis de los mercados y la amarga indiferencia de las autoridades. Covid-19 acentúa y pone plenamente en descubierto las crónicas debilidades de los servicios de salud en estos países y erige las bases para una protesta masiva que al cabo llegará. Pero de momento, las oraciones a Allah deberán esperar.

En estas circunstancias tal vez está ocurriendo lo que algunos rabinos sugirieron para explicar el Holocausto: deprimido por la criminal insensatez humana, Dios habría resuelto en aquel momento esconderse y callar.

Si corona continuará multiplicando víctimas en los inquietos espacios del Medio Oriente  no pocos Le preguntarán: ¿ Hasta cuándo ?  

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.