La por COVID-19 dio un impulso tremendo a la industria de y pagos digitales, acelerando la evolución de los servicios financieros para el gran público en general que tiene acceso a internet. Hoy en día tenemos grandes “marketplaces” (o mercados digitales que conectan inversionistas con proyectos de inversión) que son capaces de procesar miles de transacciones de manera electrónica con un altísimo grado de eficiencia y seguridad.

Este ecosistema se ve además reforzado por la Ley Fintech, promulgada en México durante 2018 para regular a las Instituciones de Tecnología Financiera (ITF) en cuanto a su organización, operación y funcionamiento a través de páginas web, apps y redes sociales para conectar inversionistas con proyectos de inversión en capital, deuda o regalías.

De acuerdo con el Finnovista Fintech Radar, el ecosistema fintech en México ha identificado 441 startups en el sector.

Dentro de las empresas de tecnología financiera, encontramos un especial atractivo en aquellas relacionadas al Crowfunding (fondeo colectivo) Inmobiliario, mismas que están dedicadas a conectar inversionistas con solicitantes de crédito que tengan un proyecto relacionado al desarrollo de bienes inmuebles, transacción que garantiza de una mejor manera la inversión al tener un respaldo concreto que se puede “ver y tocar”.

Las en el sector inmobiliario a través de internet tienen las siguientes ventajas:

  • Invierte en activos seguros no especulativos: Invertir en internet puede ser seguro y concreto. Hoy podemos transferir dinero en línea a un sector sólido y real como el inmobiliario, teniendo el respaldo de ladrillos y cimentaciones que podemos visitar y palpar en cualquier momento. Cualquier situación de impago, tiene la garantía de la propia obra financiada.
  • Invierte desde la comodidad de tu teclado: Invertir en bienes inmuebles en la era digital no implica movimiento físico alguno. Hoy se pueden hacer recorridos virtuales a las propiedades, revisar avances de obra con mailings, y firmar contratos vía digital. Así, puedes tener en obras de gran envergadura en cualquier parte de la república sin necesidad de visitarlas.
  • Invierte desde cantidades mínimas: El sector inmobiliario se considera elitista al requerir grandes montos de inversión y un periodo largo de recuperación de la misma. Las plataformas de Crowfunding no obstante permiten invertir cantidades pequeñas en grandes proyectos. Tu inversión se suma a la de otros miles de usuarios, que en conjunto serán el motor de construcción de la obra financiada. Esto quiere decir que, aportando una cantidad pequeña, se puede acceder al mundo complejo de las inmobiliarias de manera simple y con atractivos rendimientos.

En México existen algunas opciones de Crowdfunding inmobiliario que muestran procesos transparentes y un historial satisfactorio de casos de éxito. Recomiendo personalmente Expansive, plataforma que genera buenos rendimientos y tiene proyectos muy seguros y bien analizados.

Hay que asegurarse siempre que las plataformas donde se invierte tengan buenos reviews de la gente, proyectos previos fondeados satisfactoriamente, y un mecanismo ágil y transparente para invertir y cobrar.

Así que ya lo sabes: Si ves a un joven convenciendo a su padre de que invertir en internet puede ser seguro y rentable… Tiene razón.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorEl rabino Sergio Bergman de Argentina es el nuevo presidente de la Unión Mundial para el Judaísmo Progresista.
Artículo siguiente‘Es aterrador ser judío’, dice una mujer tras las amenazas de los pro palestinos en Londres
Enrique Presburger es Licenciado en Relaciones Internacionales por el ITESM Santa Fe en y Maestro en Finanzas por la misma institución y la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona; ambos grados con honores. Actualmente es Director General de Factor Exprés SAPI de CV SOFOM ENR, institución financiera dedicada al factoraje a PYMES, y es parte del Consejo Directivo de la ASOFOM (Asociación de Sociedades Financieras de Objeto Múltiple). El autor también fundó y dirige el IPAA (Instituto de Profesionistas y Académicos Autónomos), asociación que diseña planes educativos y de capacitación dentro del sector financiero. Enrique es autor del primer libro de Sociedades Financieras de Objeto Múltiple en México: “SOFOMES ENR: La Puerta a la revolución Financiera en México”. Encuentra más acerca del autor en: www.enrique-presbuger.com.