Diario Judío México - El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, inauguró una nueva colonia en la parte de los que fue anexada y ocupada por , bautizada en hebreo como “Ramat Trump” que significa “colina Trump”; esto en honor al presidente de .

reconoció el 25 de marzo pasado la soberanía de sobre la parte del Golán que el gobierno de este país le quitó a Siria durante la guerra de los Seis Días en 1967, luego anexada en 1981, una decisión que no es reconocida por la comunidad internacional.

“El Golán es israelí y lo seguirá siendo siempre”, declaró Benjamin Netanyahu, tras calificar al presidente Trump como “un gran amigo de , que ha tomado decisiones que no se habían tomado antes”.

Instalado alrededor de una gran mesa, el Consejo de ministros se reunió excepcionalmente en una carpa en el norte de y en presencia del embajador de , David Friedman, votaron para bautizar “Ramat Trump” un asentamiento que se construirá en una localidad que en la actualidad la habitan cuatro familias de colonos.

Afuera del lugar donde se reunieron los ministros, se inauguró un cartel con el nombre de la colonia poco después del anuncio oficial.

“El presidente Trump, una vez más, demuestra su compromiso con la seguridad y el futuro de ”, dijo allí el primer ministro israelí y recordó que el presidente de había transferido la embajada de los de Tel Aviv a Jerusalén en mayo de 2018.

, entre tanto, le agradeció a Netanyahu “el honor” del acto.

La inauguración de una nueva colonia, “que no se ha hecho durante muchos años, impulsará el desarrollo de los ”, agregó Netanyahu, quien prometió inversiones en viviendas y construcción de carreteras, pero también en educación y turismo.

Pero, Vladimir Pelopezkovsky, un residente en la colonia, manifestó sus dudas. “No estoy convencido de que estas promesas traigan un cambio real”, dijo este hombre de 75 años.

Unos 23.000 drusos, minoría religiosa, árabe y musulmana, presentes en igual medida en Siria como en Líbano, viven en la parte del Golán ocupada y anexada por , al igual que 25.000 colonos israelíes que llegaron después de 1967.

Estos drusos son apátridas. Perdieron su nacionalidad siria y muchos han rechazado el carnet de identidad israelí. Se consideran sirios y están radicalmente opuestos a la anexión del territorio por parte de Israel.

Ya en 1949, el gobierno israelí bautizó una localidad como Kfar Truman, la aldea de Truman en hebreo, para agradecer al presidente estadounidense Harry Truman por ser el primero en reconocer la independencia de Israel el 14 de mayo de 1948