La Colección Estatal de Arte de Dresde (SKD) informó de la restitución a sus legítimos propietarios de una obra del pintor francés Nicolas de Largillière (1656-1746) que formaba parte de los fondos de la Pinacoteca de los Antiguos Maestros y en su día había sido expoliada por los nazis.

Se trata de "Retrato de una dama como Pomona", que muestra a una mujer disfrazada de diosa de los árboles frutales en una escena de "Las Metamorfosis", de Ovidio, y que publicaciones posteriores identifican como la marquesa de Parabère, amante de Felipe II de Orleans.

El cuadro ha sido entregado a los descendientes en la capital francesa de Jules Strauss (1861-1943), banquero judío y conocido coleccionista de arte originario de Fráncfort del Meno, que residía en París y que adquirió la obra en 1928.

Con la ocupación nazi de Francia en junio de 1940 y la persecución a los judíos de ese país, Strauss se vio presionado a vender obras de su colección, entre ellos el cuadro de De Largillière, uno de los principales retratistas franceses de su época.

El Reichsbank adquirió la obra en 1941 en París a través de Margot Jansson como mediadora, al fin de la II Guerra Mundial se encontraba en una caja fuerte del banco central alemán en Berlín y desde allí llegó después a manos de la administración del Ministerio de Finanzas de la República Democrática Alemana (RDA).

En 1953 fue transferida a la Galería Nacional de Berlín, antes de llegar en 1959 a su lugar definitivo en la Pinacoteca de Antiguos Maestros de la SKD.

"Retrato de una dama como Pomona", Nicolas de Largillière Foto: Wikimedia Dominio Público

El cuadro figuraba en la base de datos de obras de arte robadas por los nazis desde que la SKD halló indicios de que podría tratarse de un cuadro expoliado.

Este caso "demuestra nuevamente cuán importante es la investigación sistemática de la procedencia" de obras de arte, como la que desde hace años practica de forma intensa la SKD, declaró la directora general de esta institución, Marion Ackermann.

"La investigación de la procedencia es la base de la identificación de objetos que se encuentran en los fondos de los museos en circunstancias jurídica y moralmente dudosas", dijo.

Pauline Baer de Perignon y Andrew Strauss, bisnietos de Strauss, se mostraron "especialmente contentos" de que los tres nietos aún con vida del coleccionista "tengan la oportunidad ahora de volver a ver el cuadro, después de contemplarlo por última vez de niños hace alrededor de ochenta años en el apartamento parisino de sus abuelos".

Agradecieron a la SKD por su investigación y "diálogo constructivo" que permitió hallar una "solución justa" y dedicaron el regreso de la obra a la memoria de Jules y Marie-Louise Strauss y "a todas las víctimas de persecución", con la esperanza de que esta restitución sea un "símbolo de justicia, perdón y reconciliación".

FuenteAurora Israel

4 COMENTARIOS

  1. Me uno al interés de los demás en contemplar la dicha obra. Quizá puedan exhibirla en una próxima entrega. Es estimulante saber de que también se encuentran personas honestas, en este caso dignos funcionarios, dispuestos a hacer justicia con las obras de arte robadas por los nazis, ¨hobby¨ especial del asesino Goebbels.

  2. Me ha pasado lo mismo. Hubiera querido mirar la imagen de la obra en cuestión. Igualmente gracias por tan valiosa información.

    • Seguro, a nosotros también.. ojalá alguien sepa dónde se puede encontrar ...en un sitio de internet, claro.
      Saludos
      Beatriz

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorUn judío austríaco lega su fortuna al pueblo francés que lo protegió de los nazis
Artículo siguienteLuigi Bosca, vinos de buena madera