El  Centro de Investigación y Difusión de la () de realizó un homenaje, por el sistema Zoom, al dramaturgo , incorporándolo además como Miembro de Honor a la entidad.

Fue un emotivo acto en cuyo transcurso de mostraron partes de la versión fílmica de  “Mil Años Un día”, que el Teatro Municipal San Martín montó en 1993 en la sala Martín Coronado, dirección de Alejandra Boero y Walter Santa Ana en el papel protagónico, con un sorprendente éxito de público y crítica.

En la imagen aparece en la parte de arriba: Ricardo Halac, Silvina Gesser y Nora Glickman. Abajo: Mario Eduardo Cohen y Graciela Tevah de Ryba.

Presidió el acto el Dr. Mario Eduardo Cohen, presidente del CIDICSEF, entidad lleva décadas estudiando y difundiendo la en el mundo, y que además edita la revista Sefárdica, donde tienen cabida todas las inquietudes relacionadas con la cultura sefardí.  En su intervención, Cohen se refirió a los distintos momentos en que el dramaturgo colaboró con la expresión de la cultura judía. Por ejemplo, en el Congreso Sefarad 92 realizado en el teatro Nacional Cervantes en 1992, cuando Halac era director de ese teatro. Posteriormente recordó el momento en que dirigió en 1993 el Centro Cultural Chagall, de la Fundación Tzedaká, otro inmenso suceso cultural que duró tres años.

Participaron del homenaje las investigadoras Silvina Schammah Gesser, de la Universidad Bar Ilán, de Israel, y Nora Glickmann de la Universidad de Nueva York, que analizaron distintos aspectos de la obra del autor dialogando con él. El evento  se centró especialmente en “Mil Años, Un día”; pero se hizo alusión también a “La Lista”, obra que se estrenó hace tres años en el Espacio Losada, con dirección de Lizardo Laphitz.

“Mil Años, Un día” narra la expulsión de los judíos de España en 1492 y mereció en su momento el premio María Guerrero, que otorgaba la embajada española. “La lista”,  estrenada en 2016,  refiere a la acción de la Inquisición en América, y está centrada en primera lista de sospechosos  que apareció en Buenos Aires, en 1601. La pieza fue galardonada por Argentores como la mejor obra teatral de ese año.

El momento más emotivo de la tarde fue cuando la señora Graciela Tevah de Ryba, en representación de la comisión directiva del CIDICSEF, leyó la resolución por la que se incorporó  a como Miembro de Honor de la entidad. El autor agradeció sus palabras visiblemente emocionado  a toda la comisión directiva del CIDICSEF.

Por último, Cristina Pérsico entonó canciones del rico legado sefardí en español. Sus temas fueron muy aplaudidos por el numeroso público que asistió al acto por vía Zoom.

La dirección técnica de la actividad estuvo a cargo de Ilán Buzny

Debe recordarse que hace un mes, la Universidad Bar Ilan de Israel realizó también un homenaje al dramaturgo argentino.