Diario Judío México - El gobierno de honró a , un médico que glorificó al movimiento nazi con un nuevo billete de peso en mayo, lo que provocó duras críticas del embajador de y de los defensores de los derechos humanos.

, el médico pro-nazi, fue el asesor que acompañó al ex presidente Juan Domingo Perón como Secretario de Salud durante sus dos primeros mandatos.

Carillo dio refugio al fugitivo danés y médico del campo de Buchenwald, Carl Peter Vaernet, permitiéndole continuar los experimentos con homosexuales para “curarlos”.

El embajador de en , Galit Ronen, criticó la decisión en Twitter, escribiendo que, “Cuando decimos ‘nunca más’ en referencia al Holocausto, no tiene sentido conmemorar a alguien que simpatiza con esta ideología [nazi]”.

El Dr. Shimon Samuels y Ariel Gelblung, directores de Relaciones Internacionales para América Latina del Centro Wiesenthal, dijeron: “Rechazamos enfáticamente la elección de tal personaje, que manchará a la con su imagen en su billete de mayor denominación”.

Vaernet era un criminal de guerra buscado por los experimentos médicos que realizó con prisioneros homosexuales en los campos de concentración nazis. Sirvió al jefe de la Gestapo, Heinrich Himmler, para encontrar formas de eliminar la homosexualidad.

Peter Tatchell, el activista LGBTQ y defensor de los derechos humanos, dijo a The Jerusalem Post: “Se supone que es una democracia. ¿Por qué honra a un hombre que simpatizó con las ideas nazis de la eugenesia y que refugió y ayudó a un criminal de guerra nazi?”.

“Vaernet llevó a cabo experimentos con prisioneros homosexuales en el campo de concentración de Buchenwald, en un intento de desarrollar procedimientos médicos para borrar la homosexualidad”, continuó. “Actuó con la aprobación personal del jefe de la Gestapo, Heinrich Himmler, que se comprometió a la eliminación total de lo que él denunció como ‘existencia anormal’”.

Tatchell dijo que “ empleó personalmente a Vaernet, según el contrato que firmaron en 1947 para financiar su ‘especialidad científica’, que eran los tratamientos y curas para erradicar la homosexualidad”.

debe haber estado al tanto de las pruebas del crimen de guerra contra Vaernet porque se informó en los medios de comunicación de la época, y hubo llamados a extraditarlo a Europa para enfrentar su enjuiciamiento”, dijo.

A finales del siglo XX, Tatchell libró una larga lucha para exponer los crímenes de guerra de Vaernet y su fuga de la justicia.

El actual ministro de Salud de , Ginés González García, elogió a .

Sin embargo, la comunidad judía en Argentina ha sido cautelosa en hablar sobre el tema con Jorge Knoblovits, el jefe de la organización de la comunidad judía DAIA, diciendo al sitio de noticias AJN que la seriedad de las acusaciones debe ser verificada primero antes de que se pueda hacer un juicio sobre el tema.

El nieto de Vaernet, Cristian Vaernet, quien ha expresado su pesar por las acciones de su abuelo, dijo que “espero que todos los errores cometidos ayuden a nuestra generación y a las del futuro a prevenir los crímenes contra la humanidad y la discriminación o persecución de personas por su religión, color de piel o sexualidad”.