Descendiente del rey de guerra italiano Victor Emmanuel III. Se disculpó con la comunidad judía del país por el papel de su antepasado en las leyes raciales del dictador Mussolini y en el Holocausto.

«Condeno las leyes raciales de 1938, cuyo peso todavía hoy puedo sentir sobre mis hombros, y conmigo toda la casa real», dijo Emanuele Filiberto, de 48 años, de Saboya sobre su bisabuelo.

Víctor Emmanuel III. Habiendo puesto su firma en un «documento inaceptable», añadió en una carta publicada en Facebook y se disculpó oficialmente en nombre de su familia.

Casi 8.000 judíos italianos fueron deportados del país y asesinados en los campos de exterminio nazis, la mayoría de ellos en Auschwitz.

Además de la carta, Emanuele Filiberto concedió una entrevista televisiva y también elogió el papel positivo que jugó su familia en la unificación de y la concesión de la igualdad a los judíos a partir de 1848.

Varios reyes italianos fueron deportados a los campos de concentración nazis, recordó.

Después de la guerra, Viktor Emanuel III agradeció. En mayo de 1946 y murió en Egipto al año siguiente.

Su hijo Humbert II gobernó apenas un mes antes de ir a Suiza cuando los italianos votaron a favor de una constitución republicana en un referéndum.

El Parlamento solo puso fin a una prohibición constitucional sobre el regreso de los herederos varones de la Casa de Saboya a en 2002 después de que Emanuele Filiberto y su padre Vittorio Emanuele juraron lealtad a la República.

Los dos hombres renunciaron a sus reclamos de indemnización y exigieron 260 millones de euros por el exilio de su familia y la devolución de las propiedades confiscadas de la familia real después de una protesta pública.

FuenteMalviticias

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorClimats, desde Francia a tu mesa
Artículo siguiente"Hay fundamentos para pensar que puede producirse una nueva acción terrorista en Argentina": Mookie Tenembaum