Una de las características más singulares del en España es que se mantuvo vigente incluso con la ausencia de judíos durante más de cuatro siglos. Su imagen se convirtió en paradigma de traición y maldad, autor de crímenes rituales y otras atrocidades sin fundamento, pero incrustadas firmemente en el imaginario colectivo. Estos prejuicios tienen orígenes en una intolerancia religiosa afortunadamente superada, aunque con vestigios identificados con el nacionalismo extremo y la derecha política. El odio, no obstante, es una emoción impermeable a la razón y a las ideas políticas, capaz de retorcer la lógica hasta acomodar la realidad a las gafas con que se mira, en lugar de focalizar éstas. Ejemplos hay muchos, pero los de estos últimos días incendian las entrañas.

Ya habíamos “sufrido” los judíos el desprecio del concejal del Ayuntamiento de Madrid que en años pasados pronunciaba su discurso de felicitación de Rosh Hashaná de varios minutos sin “mentar la bicha”, sin pronunciar la palabra judío. Ahora, en un “tuit” que el vicepresidente Pablo Iglesias publicó el Día Oficial de Memoria del Holocausto, se refirió a las “decenas de miles de personas” asesinadas en Auschwitz, completando el mensaje con referencias explícitas a centenares de republicanos, sin utilizar tan siquiera una vez la palabra judío. No sólo hemos pasado del sin judíos a un holocausto de izquierda sin judíos sino que, peor aún, el uso de la expresión “decenas de miles” en lugar de “seis millones” es una manipulación lingüística típica de los negacionistas (de extremísima derecha) que afirman que las cifras millonarias son una exageración judía para obtener en compensación una tierra que no les corresponde (Israel) y que tan sólo murieron unas “decenas de miles” de judíos por razones naturales como enfermedades y otras calamidades comprensibles y perdonables en tiempos de guerra. Esta misma semana, la portavoz en la Asamblea de Madrid del mismo partido que el mentado Iglesias se quejaba de la suspensión de una función teatral sobre la violencia de género por no ser pertinentes en la institución representaciones artísticas, alegando que la semana anterior (en un acto en memoria del Holocausto) también se había celebrado un acto de este tipo no político, ya que se encendieron velas (seis) mientras se tocaba música. ¿Ignorancia, insensibilidad o simple odio inconsciente?

Hace un tiempo escribí que, de no existir Israel, el contundente “¡Nunca más!” que se esculpió en una pared de Auschwitz se hubiera convertido en “¡Una vez más!”. La mención del objeto principal del exterminio es quien lo define: si bien en Auschwitz y otros campos se asesinó también a otros colectivos, el propio concepto y puesta en marcha de la maquinaria de eliminación humana tuvo una meta primaria muy clara, el impronunciable judío.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorIsrael prueba un sistema de propulsión de cohetes desde la base de Palmajim
Artículo siguienteOlvidar Auschwitz
En 1989 empieza a desempeñar labores de redacción y traducción (Inglés, Francés y Hebreo a Español) para diversas publicaciones informáticas: PC Magazine Actual, Personal Computing, Amstrad Magazine, Redes, Sistemas, Tribuna Informática, etc.). De 1992 a 1996 es responsable de las secciones de sonido y vanguardias tecnológicas en la revista de nuevas tecnologías OnOff (Editorial Globus). Realiza proyectos de ediciones técnicas también para las editoriales VNU, Infolaser y Tecnipublicaciones. De 1994 a 1998 trabaja como corrector para temas de informática para la Editorial McGraw-Hill. En 1996 realiza traducciones técnicas para KDC y para CT. *  Desde 1995 a 1999 es Jefe de Redacción en la agencia de comunicación Aleph, encargándose de las Notas de Prensa, Comunicados y Columnas para empresas como Lotus, Autodesk, Acer Computer Ibérica, Pinnacle, BEA, etc. Entre 1999 y mayo de 2000 es nombrado Director de Servicios Especiales de la misma empresa, a cargo de los servicios de traducciones (folletos técnicos, de marketing, anuncios, etc.), boletines (LotusClub, ATC Noticias, BEA News, etc.) y clipping. TRAYECTORIA PROFESIONAL (música) Desde 1989 colabora como redactor para revistas de música (Sociedad Española de Musicología, Guitar Player, Keyboard, etc.) y generales (Avalon, Panama Jack, etc.). En 1990 funda y dirige la revista trimestral de nuevas tendencias musicales MUSICA GLOBAL (Mandala Ediciones), que funciona hasta 1995. Se encarga del apartado de música en la versión española de la enciclopedia en CD-ROM Encarta 97 de Microsoft (para Me&Ta Multimedia). De 1996 a 1999 colabora con Marketing Editorial en varios proyectos para el Club Internacional del Libro (redacción de fascículos de la colección Historia de la Música Deutsche Grammophon y fichas de la colección La Gran Música). Desde 1995 participa en el grupo de música antigua de Eduardo Paniagua, como intérprete de cítola (guitarra medieval) y cantante de música judía sefardí, con los que ha actuado en España, Portugal, Marruecos, Francia, Italia, Suiza, Alemania, Bélgica, Dinamarca, Noruega, Canadá, Costa Rica, Panamá, Honduras, Croacia, Bosnia e Israel. Junto al grupo ha editado los discos “Música de las Tres Culturas” (1998), “Moradas del Corazón” (2003) y “Maimónides” (2004, todos en Pneuma Records). En 2006 forma el grupo Klezmer Sefardí (con CD del mismo nombre para Pneuma Records). TRAYECTORIA LABORAL * Desde junio de 2003 colabora desinteresadamente con la web Musicasdelmundo.org en la redacción de artículos sobre música e instrumentos del mundo. * Desde enero de 2004 y hasta marzo de 2005 colabora como redactor y traductor de la revista Musitec Magazine de F&G. * Desde enero de 2004 y hasta enero de 2005 colabora como traductor y redactor para la agencia de comunicación empresarial Aleph Comunicación. * Desde abril de 2001 y hasta marzo de 2005 colabora como redactor y traductor de las revistas DVD Total y Future Music de LarPress * Desde abril de 2001 y hasta mayo de 2003 colabora como redactor de la web de noticias de Nuevas Tecnologías de Tecnipublicaciones. * Desde junio de 2000 trabaja como traductor y redactor freelance para empresas como DyR, Prensatec, Aqua MassMedia, Aabam, Crimson, iTerracom y Premdan. Desde abril de 2007 trabaja en Radio Sefarad como director musical y desde finales del mismo año y hasta septiembre de 2011 como editor, a cargo de la creación y puesta en marcha de nuevas secciones. Desde octubre de 2011 es el director de Radio Sefarad.