Diario Judío México - El Primer Ministro israelí se someterá a juicio por corrupción el próximo 17 marzo, dos semanas después de las elecciones en . Para ese entonces, Netanyahu podría estar en medio del proceso de formación de coalición para el nuevo gobierno.

La acusación contra el Primer Ministro tiene su base en delitos de fraude, cohecho y abuso de confianza en tres casos separados de corrupción.

En caso de ganar las elecciones, Netanyahu podría tener dificultades para asumir al cargo debido a este juicio que el Tribunal de Jerusalén determinó iniciarse a mediados de marzo. También podría ser un aliciente para formar un gobierno de unidad o que algún partido de serecha se sume a Benny Gantz.

En caso de iniciarse este juicio Netanyahu no podría recibir ningún ministerio a su nombre, sin embargo no le impediría ejercer como primer ministro. A pesar de esto,  Fiscalía y el Tribunal Supremo tendrían que pronunciarse por la legalidad del caso.

El mes pasado, Netanyahu retiró su petición de inmunidad al Parlamento ya que no iba a conseguir su aprobación. Horas más tarde, el fiscal general del Estado, Avijai Mandelblit, formalizó la acusación por corrupción.

En medio de este inicio de juicio, convive con una grieta entre la derecha y la izquierda, entre los que apoyan a Netanyahu y quiénes no.

FuenteAurora Israel
Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorEntrevista a un referente de la exitosa lucha judicial contra elementos antisemitas y pro-BDS en España
Artículo siguiente18 de febrero de 1950: Todos los acusados son declarados inocentes