Diario Judío México - Con la salida de las estrellas, el mundo judío comenzará a celebrar , la fiesta de la entrega de la Torá, que en la Diáspora continuará hasta el lunes.

Este año, en el contexto de la pandemia del nuevo coronavirus COVID-19, en la mayoría del mundo no podrán realizarse los encuentros religiosos en las sinagogas, aunque muchas comunidades no ortodoxas los transmitirán por Internet.

Los miembros del Am (Pueblo de) debían llevar sus ofrendas al Beit Hamikdash, el Templo de Jerusalem, en los Shloshet Harregalim, las tres festividades de peregrinación: Pésaj, y Sucot.

La segunda se celebra el 6 de siván y su nombre, el plural de la palabra hebrea “Shavúa” (semana), se debe a que la festividad se celebra exactamente siete semanas después del segundo día de Pésaj, cuando comienza la cuenta del ómer durante 49 jornadas, la anterior a .

Tanto en la Torá como en el Talmud esta festividad también es denominada:

  • Zman Matán Torateinu (Época de la Entrega de Nuestra Torá): Se conmemora la entrega de los Aséret Hadibrot (Diez Mandamientos) por parte del Creador a Am en har (monte) Sinai, hace unos 3.330 años.
  • Jag Habicurim (Fiesta de las Primicias): Por la obligación de los Bnei (Hijos de) de llevar los primeros frutos como ofrendas al Beit Hamikdash.
  • Jag Hakatzir (Fiesta de la Cosecha): En el hemisferio norte, donde está ubicada Éretz , es la época en que se recogen los primeros frutos de la producción agrícola; principalmente, el trigo.
  • Atzéret (Conclusión): Los jajamim (sabios) del Talmud consideraban esta festividad como la conclusión del período iniciado en Pésaj.

Oraciones y lecturas de textos bíblicos en

Las tefilot (oraciones) que se rezan en son las correspondientes a los Shloshet Harregalim, con las especificidades propias de la fecha, de acuerdo a los textos del Sidur (libro ritual de oraciones diarias).

Al concluir Shajarit (la oración matutina) se recita el Halel (conjunto de salmos de alabanza) y, luego de la lectura de la Torá y la haftará (texto especial de los libros proféticos), se reza Musaf (oración especial agregada por la festividad).

Previo a sacar la Torá del Arón Hakódesh (Arca Sagrada), la mayoría de las comunidades leen Meguilat (Libro de) Rut, que narra la historia de esta moabita que acompañó a su suegra, Naomi, cuando fallecieron su esposo e hijos, de regreso a Éretz , donde volvió a casarse, en este caso con Bóaz, propietario de campos en los cuales se cultivaban cereales.

De acuerdo a los textos, el rey David es descendiente de Rut.

Para la lectura de la Torá son llamadas cinco personas y el maftir, quien luego leerá la haftará.

El primer día se lee cómo se preparó Am Israel para Matán Torá y los Aséret Hadibrot, en el maftir se establecen las ofrendas que debían realizarse en Shavuot y en la haftará, el profeta Iejezkel (Ezequiel) describe el mérito de Am Israel por haber presenciado la Revelación del Creador en har Sinai.

En la Diáspora, el segundo día de Shavuot se leen las leyes relacionadas con el diezmo, la shmitá (remisión) de deudas cada siete años, los préstamos a los pobres, los esclavos y los primogénitos machos del ganado, además de referirse a los Shloshet Harregalim.

El maftir es el mismo que el primer día y la haftará corresponde al profeta Jabakuk, quien insta a Am Israel a confiar en el Creador.

Además, el primer día, antes de que el Cohén pronuncie la bendición sacerdotal se recita el piut (poema litúrgico) Hakdamut, compuesto por rabí Meír ben Itzjak (siglo XI, en Worms, Alemania), una alabanza al Creador y loa a Am Israel, que le guarda fidelidad a pesar de todas las dificultades de la Diáspora, mientras anhela la Redención.

El segundo se recita Izcor, para recordar a los familiares fallecidos.

La gran mayoría de esos ritos requiere un Minián (la presencia de diez hombres, según la ortodoxia, o personas cuyo sexo es indistinto, según las ramas más liberales), así que su realización este año dependerá de la aceptación o no de las transmisiones tecnológicas.

Costumbres y tradiciones de Shavuot

Quizá la costumbre más difundida de la festividad de Shavuot es que el primer día se ingieren comidas lácteas por al menos tres razones: el día que D’s le entregó la Torá a todo el pueblo judío le enseñó las leyes relacionadas a la preparación de la carne para que sea casher y la prohibición de mezclarla con leche, pero al ser Shabat, los Bnei Israel no pudieron preparar la carne y se vieron obligados a ingerir comidas lácteas; el rey David falleció en Shavuot y no pudieron enterrarlo sino hasta el anochecer, por ello todo el pueblo estuvo de duelo y no podía comer carne ni beber vino; y se dice que la Torá es como la leche y la miel.

Otra costumbre es el Tikún Leil HaShavuot (Enmienda de la Noche de Shavuot), que surge pues la tradición enseña que Moshé Rabeinu (nuestro maestro) tuvo que despertar a Am Israel la noche del 6 de siván y sacarlo del campamento para que pudiera recibir la Torá.

Con la finalidad de letakén (enmendar) esa situación se acostumbra estudiar toda esa noche una compilación de textos bíblicos y talmúdicos y también escuchar (o leer en casa, este año) disertaciones de rabinos o personas instruidas en los textos tradicionales.

También se acostumbra adornar los Batéi Knéset (sinagogas), Batéi Midrash (casas de estudio) y casas particulares con plantas, en recuerdo de que har Sinai se cubrió de vegetación en el momento en que se recibió la Torá, porque ésta es comparada con un árbol, porque las plantan recuerdan los bicurim que se traían como ofrenda al Beit Hamikdash a partir de Shavuot y porque en esta fecha Iojébed colocó a su hijo Moshé en una cesta hecha de cañas que crecían a orillas del río Nilo.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

2 COMENTARIOS

  1. La palabra מתן (Matan) además de entrega significa don, regalo, dádiva y es en este sentido que decimos זמן מתן תורתנו, es decir, celebramos el tiempo de la entrega del regalo de nuestra Torá, que es el Regalo por antonomasia, el Regalo más extraordinario y preciado que nos entregó H’.
    Tizku leshanim rabbot.

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.