Diario Judío México - El mundo judío cumple hoy, miércoles, el ayuno de Taanit Ester, previo a Purim, una fiesta de alegría, banquetes y disfraces.

Meguilat (pergamino o libro de) Ester cuenta que el primer ministro de Persia, Hamán, un descendiente de amalequitas que odiaba a los judíos, convenció al rey Ajashvérosh (Asuero) de aniquilar a esa comunidad e 13 de adar del año 3405 (1356 A. E. C.), razón por la cual todos ayunaron para cambiar su destino.

Tras el éxito de este accionar se instauró el precepto para todos los años, a modo de preludio a la festividad, pero cuando ésta cae viernes o sábado, la abstinencia se anticipa al jueves, ya que está prohibido hacerlo en el descanso sabático o su víspera.

La historia, que también se encuentra en el apartado de las Escrituras (Ketuvim) del TaNa”J (Biblia hebrea), relata que el presuntuoso funcionario no toleró la negativa a prosternarse ante él de Mordejái, tío de la flamante reina, Hadasa o Ester, quien omitió decir que era judía, y aprovechó para idear un plan de aniquilación de todo su pueblo.

Anoticiado del plan exterminador, éste le informó a su sobrina que todos ayunarían, se arrepentirían de sus pecados y rezarían para revertir el designio y le encomendó que hiciera lo propio y luego tratase de convencer al monarca de cambiar de opinión.

La reina se arriesgó a molestar el descanso de su marido, lo cual podría haberle costado la vida, y lo convenció de organizar una cena para ambos y Hamán, durante la cual le reveló los planes del primer ministro.

Ajashvérosh ordenó que éste fuese ahorcado por querer asesinar a la reina y a su pueblo y autorizó a los judíos a enfrentar a sus enemigos, a los cuales derrotaron.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.