Diario Judío México - La recibió al Presidente de , Reuven Rivlin el pasado 6 de marzo. Entre las actividades desarrolladas visitó el Laboratorio de Ingeniería de Tejidos y Medicina Regenerativa del Prof. Tal Dvir y el Centro Blavatnik de Desarrollo de Nuevas Drogas con la presencia del Prof. Ehud Gazit. También sostuvo interesantes encuentros con investigadores y estudiantes internacionales.

El Laboratorio de Ingeniería de Tejidos y Medicina Regenerativa dirigido por el Prof. Tal Dvir es conocido internacionalmente por “imprimir corazones” es decir que utilizando una impresora 3D imprimen parches de corazón con los propios tejidos del paciente lo que evita el rechazo del sistema inmunológico.

Entre los temas que está estudiando actualmente se encuentran:

  • Ingeniería de tejidos basada en microfluidos.
  • Recreación de células madre, biorreactores de microfluidos para ingeniería de tejidos.
  • Estrategias nanotecnológicas para ingeniería de tejido cardiaco grueso.
  • Ingeniería de una red neuronal 3D para la regeneración de la médula espinal y el cerebro.
  • Nanoelectrónica
  • Ingeniería de Implantes con tejidos diversos /  ingeniería de tejidos híbrido
  • Desarrollo de sistemas de entrega inteligentes que curan órganos defectuosos mediante células madre
  • Ingeniería de parches cardiacos híbridos con electrónica multifuncional para monitoreo y regulación en línea de la función del tejido

El Centro Blavatnik de Desarrollo de Nuevas Drogas está dedicado exclusivamente a colaborar en la transferencia científica y ayudar a los investigadores de las distintas facultades de la a convertir sus descubrimientos científicos en patentes registradas y el desarrollo  productos farmacéuticos eficaces. Es una instalación con tecnología de punta que proporciona el enlace faltante que puede permitir que muchos descubrimientos científicos evolucionen hacia medicamentos beneficiosos.

“Desarrollar un nuevo medicamento es un proceso muy largo, complejo y costoso”, le explicó al Presidente Rivlin el profesor Ehud Gazit de los Departamentos de Microbiología Molecular y Biotecnología y Ciencia e Ingeniería de Materiales de TAU. “Muchos descubrimientos novedosos realizados en excelentes laboratorios en todo el campus de TAU y en otras instituciones de investigación israelíes pueden proporcionar pistas valiosas hacia terapias médicas innovadoras. Sin embargo, la mayoría de estos avances científicos nunca llegan más allá de la esfera académica. Nuestros investigadores simplemente no tienen las capacidades, en términos de financiamiento, equipo, logística y colaboración científica, para llevar sus ideas un paso más allá. Esta es precisamente la misión del Blavatnik Center for Drug Discovery. Para mí, y para muchos de mis colegas científicos, esta nueva instalación es el motor que hemos estado esperando. Realmente un sueño hecho realidad “

FuenteAmigos de la Universidad de Tel Aviv, Argentina
Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorPiscis
Artículo siguienteJaguar I-PACE gana el premio de Auto Europeo del Año 2019
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.