A raíz de más contagios y las nuevas restricciones por COVID-19 encontrar un rayito de fe cambia la actitud y fortalece el carácter para sobrevivir esta situación.

Diario Judío México - “El sol saldrá mañana, y para que sea mañana, solo falta un día.” Estas son palabras alentadoras de la pequeña Anita, en la obra de Anita la huerfanita. Esta niña, encontraba una manera simple y positiva de darse esperanza para no caer en la angustia o el desamparo, aun cuando la situación no era muy alentadora.

En días difíciles, esta canción ofrece la esperanza necesaria para encontrar una razón para no caer en el desaliento y para mantener la fe, al ver que mañana será un nuevo día y habrá una nueva oportunidad.

Estamos viviendo tiempos complicados e inseguros. La economía está deshecha. La incertidumbre y el dolor por las pérdidas han creado un clima tenso. Cada uno tiene su historia de esta pandemia.

Sin embargo, dentro de estas historias que conllevan dolor y desesperación también se encuentra un rayito de luz. Los científicos ya hablan de la vacuna que está por salir. Los tratamientos médicos avanzaron en pocos meses y ya se cuenta con tratamientos para la mayoría de los casos. Las personas ya aprendimos a ser más conscientes, más precavidas y a vivir con una sana distancia.

El espíritu humano no quebrantó del todo. Hay cuentos de resiliencia extraordinaria. Matrimonios que encontraron una nueva forma de comunicarse y apoyarse. Niños que dejaron de sufrir por el maltrato de sus compañeros y se fortalecieron estando en casa con su familia. El hogar revivo, se convirtió nuevamente en el centro de la vida de la familia.

Así, esta pandemia no ha sido tan mala en algunos aspectos como a parecido. Las familias, se unieron y aprendieron a convivir en un mismo techo sin tener que buscar salidas o escapes.

El espíritu humano se fortaleció. Se formaron sociedades que ayudan a los enfermos, otras, cuidan a los necesitados, se regalan cubrebocas, se hornean pasteles, se regalan comidas y hasta se busca la manera de encontrar techo para las personas que han perdido todo.

Poder sentir que en este tiempo de inestabilidad surge un rayito de luz es un avance. Paciencia, resistencia y esperanza son ingredientes que ayudan a luchar.

En estos días, tener fe y esperanza es una necesidad que no se debe negociar, ya que, de lo contrario, uno puede perder todo. Es la decisión propia de querer sobrevivir y de ver el sol mañana la fuerza que se recrea cada minuto y que hace que el espíritu humano se fortalezca, aún, hoy que la vacuna está por salir, pero no tenemos nada concreto todavía.

El compromiso personal de seguir día tras día es la luz que ilumina el camino de aquellos que no encuentran su camino. Ser la antorcha que alumbra a los demás es una responsabilidad ya que, no se sabe, cuando nosotros también necesitamos esa luz.

LA RECETA

recetas-titulo1

CÓMO ENCONTRAR ESPERANZA EN TIEMPOS INCIERTOS

recetas-titulo2INGREDIENTES

  • Gratitud – aprecio por las cosas pequeñas que se tiene
  • Decisión– compromiso personal para no dejarse caer
  • Confianza – reconocer que todos los días sale el sol y que hay nuevas posibilidades
  • Valor – resistencia y fortaleza para seguir adelante en medio de la crisis y el dolor
  • Actitud positiva – buscar lo bueno, motivarse y tener un ojo noble y positivo

AFIRMACIÓN POSITIVA PARA RECUPERAR LA FE Y ESPERANZA

Elijo tener fe y encontrar esperanza para salir adelante. Cuando me lo propongo puedo encontrar una razón que me ayude a visualizar un mejor futuro. Cultivo diariamente mi paz interior. Agradeciendo lo que tengo aún cuando mis carencias y mis miedos me quieran dominar. Tener esperanza me reanima y me fortalece.

CÓMO ENCONTRAR ESPERANZA EN TIEMPOS INCIERTOS

  1. La fe es un ingrediente innato, que no se puede imponer. Es la decisión propia la acción que permite enconar la fe y esperanza. Cuando la persona quiere tener fe, nadie, ni nada se lo puede impedir.
  2. Cuando se tiene fe, crece y se fortalece la esperanza. En el momento que uno siente y reconoce que hay algo u alguien que lo guía, siente el poder en su interior y encuentra una razón para seguir. Esta no se le olvida, y no se le perderá jamás.
  3. La fe, puede más que el poder y la fuerza. La fe es un ingrediente positivo, nutritivo que otorga paz al alma. Enseña lecciones importantes y transforma un momento difícil en una prueba invaluable. Da sentido, consuelo y compasión.

La fe no es una palabra que da ánimo, es la luz que alumbra al alma cuando la razón no tiene buenas explicaciones.

Recuerda que tenemos sesiones de coaching personal. En estos tiempos difíciles e insertos, una buena guía es lo único que se necesita para recobrar la fe y poder seguir luchando Pide tu cita hoy.
https://www.paypal.com/cgi-bin/webscr?cmd=_s-xclick&hosted_button_id=CBJYD8CFYMFF4

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorPorque si debes estar en la Cumbre 1000 empresas de Mundo Ejecutivo: Arlenne Muñoz
Artículo siguienteSobrevolando la Costa Amalfitana: Belmond Caruso
Becky Krinsky Coach de vida, conferencista, escritora y columnista ganadora de premios internacionales por sus libros de superación personal y transformación. Licenciada en Ciencias de la Educación, con estudios en Desarrollo Humano, y Consejería. Egresada de la Anáhuac, Universidad de México. Fundadora de Recetas Para la Vida © / Recipes for Life © y de la columna Pregúntale a Becky, que contesta preguntas de todas partes del mundo, colaboradora con la revista Mujer actual por mas de 10 años. Con importantes participaciones en plataformas internacionales y nacionales, participa en conferencias presenciales y en línea, transmisiones en la radio y segmentos de televisión semanales. Su mensaje y su concepto único de recetas para la vida, ha servido de gran inspiración, entretenimiento en el mundo hispano alrededor del mundo. El cual tiene como fin ofrecer concientización y responsabilidad para vivir en plenitud, crear una actitud positiva y despertar el sentimiento de gratitud y aceptación ingredientes necesarios para ser feliz y tener una vida emocionalmente nutritiva. Con importantes participaciones en plataformas internacionales y nacionales, en conferencias en vivo, transmisiones en la radio y segmentos de televisión semanal, con el mensaje y su concepto tan único de recetas para la vida, el cual ha servido de gran inspiración, entretenimiento y sobretodo concientización de la importancia de tomar responsabilidad para despertar el sentimiento de gratitud y aceptación ingredientes necesarios para ser feliz y vivir en plenitud. Premios y nominaciones Medalla de oro por sus columnas con el tema del éxito y la superación personal, premio José Martí, a nivel Nacional en EUA. Medallas de plata y bronce por publicaciones de temas relevantes para la comunidad hispana en el mundo. Ganadora del primer lugar en el Latín Book Award por su libro “Como tratar con gente difícil”- en la categoría de auto transformación en español. Nominada y con premio en el latín Book Award por su segundo libro “Mujer actual mujer de valor”- categoría temas de la mujer Reconocida y premiada con excelencia en periodismo del San Diego.