Diario Judío México - Una rara moneda de oro de 1.600 años del emperador bizantino que convirtió a los judíos en ciudadanos de segunda clase en la Tierra de fue descubierta cerca de un nuevo sendero construido en conmemoración del Sanedrín que lo abolió.

Es la primera vez que se encuentra esta moneda en , según un comunicado de prensa difundido hoy por la Autoridad de Antigüedades de .

En febrero, cuatro adolescentes tropezaron con la moneda mientras se orientaban en los campos a lo largo del arroyo Zippori en Galilea.

Los estudiantes de secundaria, Ido Kadosh, Ofir Sigal, Dotan Miller y Harel Grin, inmediatamente se dieron cuenta de que no era una moneda corriente y alertaron a su profesor de geografía e , Zohar Porshyan, quien se puso en contacto con la Autoridad de Antigüedades de (IAA por sus siglas en inglés).

Los estudiantes de noveno grado recibieron un certificado de reconocimiento de la IAA en la Escuela Secundaria Haemeq Hama’aravi en Kibbutz Yifat en el Valle de Jezreel. La moneda ha sido transferida a los tesoros del Estado.

El anverso del solidus, una moneda de oro macizo con un peso de aproximadamente 4,5 gramos que se acuñó en la última época del Imperio Romano / bizantino, representa al emperador Teodosio II; su revés es ilustrado por la diosa Victoria que sostiene el Bastón de la Cruz.

Según la experta en numismática de la IAA Gabriela Bijovsky, “la moneda de oro es un sólido acuñado por el emperador Teodosio II en Constantinopla (ahora Estambul) alrededor de 420–423 dC. Monedas similares se conocen del imperio bizantino del este, pero este es el primero de su tipo descubierto en ”.

El emperador Teodosio II (401-450) comenzó su reinado sobre Bizancio, la parte oriental del Imperio Romano, cuya capital estaba en Constantinopla, a los 7 años de edad. Su nombre está consagrado en el Codex Theodosianus o Theodosian law code, que es un conjunto de leyes publicadas en 438 que recogieron y redactaron las miles de leyes imperiales.

Desafortunadamente para los judíos de la época, que habían disfrutado de relativa libertad, el códice oficialmente degradó su estatus.

Los estudiantes de secundaria mostraron al arqueólogo Nir Distelfeld, el inspector antirrobo de la IAA, donde se descubrió la valiosa moneda.

“Es poco común encontrar monedas de oro individuales ya que eran muy valiosas, y las personas se cuidaron de no perderlas. Felicito a los alumnos y a sus maestros por su buena ciudadanía”, dijo Distelfeld.


SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.